lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 17 / 23 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo

valle de ayora

Vamos a continuar refiriéndonos a los castillos valencianos. Si la pasada semana tratábamos en estas páginas de la “Ruta de los Castillos del Alto Vinalopó” (Banyeres de Mariola, Biar, Castalla, Villena y Sax), hoy escribiremos de las fortalezas existentes en las montañas del antiguo Reino.

Chirel. La gran fortaleza del Júcar

Foto: Rafael Cebrián


09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
“Chirel transmite en su silencioso aislamiento una de las más impresionantes imágenes de nuestros castillos de montaña, alzado entre precipicios sobre el Júcar, en la soledad de los intrincados montes y alejado de lugares habitados. Su emplazamiento a 659 metros sobre el nivel del mar, aprovecha el abrupto relieve de una moleta rocosa elevada sobre la profunda hendedura del río, un aliado natural en la estrategia defensiva, inexpugnable al asalto. Es el prototipo del baluarte que solamente se rendía ante el prolongado asedio...”.
“Dos robustas torres, muros del doble recinto, dependencias varias y elementos defensivos agrupados en un magnífico conjunto arquitectónico, configuran uno de los castillos mejor conservados de nuestra Comunidad...”

Rafael Cebrián Gimeno
. “Castillos de montaña de la Comunidad Valenciana”.
Vamos a continuar refiriéndonos a los castillos valencianos. Si la pasada semana tratábamos en estas páginas de la “Ruta de los Castillos del Alto Vinalopó” (Banyeres de Mariola, Biar, Castalla, Villena y Sax), hoy escribiremos de las fortalezas existentes en las montañas del antiguo Reino. El motivo por el que nos centramos, durante dos semanas seguidas, en temas relacionados con el patrimonio histórico-artístico utilizado como atractivo turístico, tiene una explicación muy clara: por una parte, el pasado viernes día 22 de abril, se celebró el “Día de los Castillos”. Y la Asociación de Amigos de los Castillos de Valencia, presidida por Miguel Aparici Navarro, conmemoró dicha efemérides en Morella, villa abrazada a los pies de una impresionante fortaleza, y cuyo bellísimo casco antiguo está todavía protegido por unas sólidas murallas medievales. La mencionada asociación inicia una etapa nueva, en el transcurso de la cual pretende difundir al máximo la situación real de los castillos, torres y baluartes de todo tipo existentes a lo largo y ancho de la Comunidad Valenciana.

Y, por otra parte, anteayer, miércoles, 27 de abril, se presentaba públicamente en el Centro Excursionista de Valencia, un magnífico libro, que podemos considerar como imprescindible para la biblioteca de los ciudadanos amantes de nuestra cultura y de nuestra historia. Se trata del volumen primero de la serie “Castillos de montaña de la Comunidad Valenciana”, cuyo autor es Rafael Cebrián Gimeno, activo miembro de la Asociación Valenciana de Periodistas y Escritores de Turismo, caminante incansable y minucioso observador de nuestros paisajes, sobre todo si se contemplan desde las cumbres de nuestras montañas.

Este libro puede considerarse como una auténtica guía turística y, al mismo tiempo, como una seria y solvente aportación al conocimiento de nuestros monumentos más ignorados, porque se hallan ubicados en lugares recónditos, con acceso difícil. Cuando lees este magnífico libro, sientes un irrefrenable deseo de seguir las precisas indicaciones de Rafael Cebrián, caminando por los senderos que él recomienda hasta llegar a los recintos fortificados, en lugares caracterizados por su orografía complicada, pero también por las espléndidas vistas panorámicas que desde allí se contemplan. El libro ha sido prologado por Manuel Muñoz Ibáñez, Director General de Patrimonio Cultural de la Generalitat Valenciana, y que fue presentado públicamente por Miguel Aparici Navarro.

Cebrián, insigne discípulo del gran viajero valenciano del siglo XVIII, el botánico Cavanilles, nos propone la visita de nueve castillos. Tres de ellos están situados en la provincia de Castellón: los de Alcalà de Xivert y Santa Magdalena de Pulpis (en el Parque Natural de la Serra d’Irta” y el de Castro (en Alfondeguilla, en el Parque Natural de la Serra d’Espadà). Otros tres se encuentran en la provincia de Valencia: el de Chirel (en Cortes de Pallás), el de Alfandec o de la Reina Mora (en Benifairó de la Valldigna) y el de Xío (en Llutxent). Los tres castillos restantes se hallan en la provincia de Alicante, dos de ellos en la comarca de la Marina Alta (Benissili, en la Vall de Gallinera, y Serrella, en Castell de Castells) y otro en la comarca de la Marina Baixa (el de Confrides).

Hemos realizado, guiados por este superpráctico libro, una visita interesantísima al castillo de Chirel, ubicado en el término municipal de Cortes de Pallás. Nos había impactado la presencia de esta gran fortaleza cuando navegábamos por el embalse de Cortes, en el curso del río Júcar. Desde la embarcación que recorre desde el pasado verano de 2004 el embalse comprendido entre Cofrentes y Cortes de Pallás (unos 14 kilómetros de recorrido), contemplamos con admiración la imponente silueta del castillo de Chirel. Y quisimos acercarnos hasta la fortaleza, que va a ser objeto de una profunda rehabilitación, promovida por el ayuntamiento de Cortes, que ha conseguido que el Gobierno de España financie las obras. La fortaleza está situada a 654 metros de altitud sobre el nivel del mar, en lo más elevado de una montaña, desde donde se domina uno de los principales caminos que, desde tiempos remotos, enlazaban Valencia y sus llanuras litorales próximas, con las serranías del valle de Cofrentes y Ayora y con la meseta castellana, siguiendo las inmediaciones del cauce del río Júcar.


Chirel. La gran fortaleza del Júcar
Foto: Rafael Cebrián
En el castillo de Chirel destacan sus dos robustas torres y el doble recinto amurallado. Según Rafael Cebrián, “es de origen musulmán, con restos íberos y romanos”, destacando “la recia arquitectura gótica del siglo XV y la belleza del conjunto”. Rafael Cebrián considera que “es uno de los castillos mejor conservados de nuestra Comunidad Valenciana, sobre todo entre los de montaña; conservación excepcional que permite la contemplación de un baluarte medieval en la totalidad de su contexto...”. El Ayuntamiento de Cortes de Pallás, presidido hasta 2004 por el inolvidable José Gras (fallecido hace casi un año), logró que la administración central del Estado financiara la restauración de la fortaleza. El actual alcalde, José Moltó Navarro, y la concejala de Turismo, María Jesús Briz, nos indican que para estas obras, que se iniciaron el pasado mes de enero, se ha conseguido hasta la fecha una financiación de en torno a 650.000 euros, estimándose que finalizarán en 2007. María Jesús Briz nos manifiesta que “en esta actuación, el ayuntamiento pone de relieve su apuesta por el turismo y por el desarrollo sostenible, basado en la protección del patrimonio arquitectónico y la defensa del medio ambiente”. Esta acertada iniciativa del ayuntamiento deberá ser completada por la actuación de los empresarios privados, ya que la importancia del castillo de Chirel, unida a las grandes posibilidades que tiene el embalse de Cortes en lo relativo a su aprovechamiento deportivo y recreativo, ponen de relieve la necesidad de disponer de una adecuada oferta de alojamientos turísticos.

El castillo de Chirel es un lugar de visita recomendable y, sobre todo, va a adquirir un protagonismo excepcional dentro de cuatro años, en 2009. Porque ese año se conmemorará el cuarto centenario de la expulsión de los moriscos de España. El castillo de Chirel fue la principal base de operaciones del ejército real que luchó contra los moriscos que se refugiaron en lo alto de la Muela de Cortes y que, tras sangrientos combates, fueron derrotados. Actualmente, se puede llegar en automóvil desde la aldea de El Oro hasta una zona situada en las faldas del gran promontorio rocoso sobre el que se alza la fortaleza. Desde el lugar donde se deja el vehículo hasta el castillo existe una senda que tiene un desnivel de 130 metros, pudiéndose realizar el ascenso en unos 45 minutos. Compensa el esfuerzo, al poder disfrutar desde el castillo de Chirel admirando unas espléndidas vistas panorámicas de la Muela de Cortes y del gran embalse que almacena aguas del río Júcar, que puede recorrerse actualmente en un barco que enlaza Cofrentes con Cortes de Pallás. Chirel y el embalse del Júcar, dos sólidos pilares para garantizar un prometedor futuro turístico de Cortes de Pallás.

DATOS PRÁCTICOS
Ayuntamiento de Cortes de Pallás. Tel: 96 2511701
Oficina de Turismo de Cofrentes. Tel: 96 1894316
Tourist Info Diputación de Valencia Tel: 96 3514907
Reservas ruta fluvial Cofrentes-Cortes. Tel: 620185988
Fonda- restaurante Fortunato (Cortes de Pallás). Tel: 96 2517026
Hotel- Balneario “Los Hervideros de Cofrentes”. Tel: 96 1894025
lasprovincias.es