lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 16 || Mañana 13 / 16 |
más información sobre el tiempo

Chelva

Chelva es uno de los destinos turísticos del interior de la provincia de Valencia que más podemos recomendar a nuestros lectores. Principalmente aconsejaremos visitar la capital de la comarca de la Serranía del Turia a quienes busquen parajes naturales de gran belleza.
09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La Ruta del Agua
Puente Mozaira
Principalmente aconsejaremos visitar la capital de la comarca de la Serranía del Turia (conocida indistintamente con el nombre de Los Serranos) a quienes busquen parajes naturales de gran belleza. Y estas personas se quedarán encantadas con la Ruta del Agua.

Pero también se sorprenderán gratamente quienes acudan a Chelva y comprueben personalmente la importancia de su patrimonio histórico- artístico, que incluye monumentos singulares, como el acueducto romano de Peña Cortada y, en su casco antiguo, un barrio árabe y otro judío.

La Ruta del Agua

La Ruta del Agua es una de las últimas novedades turísticas de la Comunidad Valenciana. Ha sido creado conjuntamente por la Agencia Valenciana de Turismo y por el Ayuntamiento de Chelva, que se está esforzando por potenciar el aprovechamiento de sus ricos recursos naturales.

Y en este sentido, la corporación municipal que preside José Cervera Hernández tomó conciencia de la importancia que podía tener para la imagen turística de la población la abundancia de agua, desde el río Turia hasta numerosos manantiales, así como las fuentes situadas en el propio casco urbano. Y los técnicos de la Agencia Valenciana de Turismo diseñaron una singular Ruta del Agua, financiando asimismo el gobierno autonómico la recuperación de antiguos caminos rurales, que han sido acondicionados para facilitar el itinerario.

El Arrabal

La Ruta del Agua parte del centro histórico de Chelva, concretamente desde la plaza del Arrabal, en donde antiguamente se celebraba mercado, y que era el punto de encuentro entre los barrios judío, árabe y cristiano. Al pasar por el barrio árabe del Arrabal podemos visitar la antigua mezquita de Benaeca, que mantiene toda su estructura arquitectónica original, con tres naves separadas por arcos perpendiculares a la fachada, habiendo sido utilizada como templo cristiano (ermita de la Santa Cruz) desde el siglo XVI.

La Ruta del Agua pasa por la "Fábrica de la Luz", la primera central hidroeléctrica que funcionó en la Serranía del Turia. Las primeras instalaciones se ubicaron en el "Molino del Peludo", cerca de "la Playeta", remontándose hacia 1920 la construcción de la central de "Luz y Fuerza de Chelva", que se complementó porteriormente con un canal que conducía el agua desde el paraje de Olinches, junto a "la Playeta", hasta el salto excavado de en la roca.


La Playeta es uno de los parajes más bellos del río Chelva (afluente del Turia). Sus remansos y cascadas, junto a la abundancia de arena, convierten a esta zona, durante el verano, en un lugar preferente para los excursionistas que quieren darse un buen baño. En las riberas del río Chelva abunda la vegetación frondosa, sobre todo chopos y baladres. Allí nos encontramos con el "Molino Puerto", topónimo que indica claramente la existencia antaño de molinos harineros de origen árabe.

Las mejores vistas panorámicas las podemos contemplar desde las "Cuevas del Montecico", unas curiosas formaciones calcáreas, con cavidades excavadas en las paredes, y que estuvieron habitadas desde los tiempos prehistóricos hasta finales de la dominación árabe (siglo XIII).

El concejal de turismo de Chelva nos destaca "la importancia de esta ruta, que integra el pueblo con su entorno, compatibilizando la naturaleza con el arte y la historia..."

Iglesia arciprestal
El monumento más representativo de Chelva es su iglesia arciprestal de Nuestra Señora de los Ángeles, que recae a la espaciosa Plaza Mayor.

El templo es de grandes proporciones y comenzó a construirse en 1626. Tiene planta de cruz latina, con una gran nave cubierta por bóveda de cañón y con una gran cúpula sobre el crucero. La fachada del templo, considerado con un buen ejemplo del barroco, es lo más llamativo de este edificio. Consta de cuatro cuerpos, cada uno de ellos con columnas correspondientes a los órdenes dórico, jónico, corintio y compuesto. Lamentablemente, las imágenes que ocupaban las hornacinas de tan hermosa fachada fueron arrancadas en 1936.

A la derecha de la iglesia se eleva una robusta torre-campanario, que incluye un reloj que marca hora, día y mes.

En la Plaza Mayor también se encuentra el Ayuntamiento, que ocupa el antiguo palacio de los Condes de Chelva.

Vale la pena recorrer el centro histórico de Chelva, cuyas calles estrechas y retorcidas recuerdan tiempos medievales, por la estructura que imponían en sus pueblos los moros y los judíos y cristianos repobladores. Los barrios que integran el casco antiguo son los de Benacacira, el Arrabal y la Judería (o barrio Judío).

Fuente de la Gitana

Uno de los parajes más típicos de Chelva es la fuente de la Gitana, con más de 20 caños que vierten continuamente frescas aguas. La plaza de toros se halla en el inicio de la carretera que conduce a la aldea de Ahíllas y tiene una capacidad para unos 5.000 espectadores.

A escasamente un kilómetro de Chelva se conserva un torreón -la Torrecilla es su nombre popular- que ocupaba una estratégica situación, dominando el valle y las huertas de Chelva, por lo que jugó un importante papel durante las guerras carlistas.

Virgen del Remedio

Más alejado está el Santuario de la Virgen del Remedio, situado en la vertiente sur del pico del mismo nombre, que alcanza los 1.054 de altitud, constituyendo una inmejorable atalaya desde la que se dominan varias comarcas y desde la que se contempla un amplísimo anfiteatro de montañas.

Para llegar al santuario se debe seguir desde Chelva, a la altura de la plaza de toros, la carretera que conduce a Ahíllas. En el templo, que dispone de hospedería, se venera a la patrona de Chelva.

Acueducto romano

Muy aconsejable resulta la visita al acueducto romano de Peña Cortada, situado entre los términos municipales de Chelva y de Calles.

Entre los varios tramos, discontinuos, que todavía se conservan de esta gran obra de ingeniería hidráulica, destaca un gran puente que salva el barranco de la cueva del Gato, con dos gruesos pilares de 27 metros de altura y dos enorme muros apoyados en los flancos del barranco, sobre los que se apoyan tres arcos de medio punto por encima de los que discurre el canal.

La Peña Cortada propiamente dicha es un profundo tajo excavado en la roca, de 22 metros de altura por 26 de longitud, abierto por los romanos para dar paso al canal que conducía las aguas, posiblemente, desde Chelva hacia la actual Llíria.

Para la construcción del canal tuvieron que ser construidos un total de 11 túneles, excavados a pico en la roca, que suman unos 300 metros de longitud, con una altura media de 1,80 metros y una anchura de unos 80 cm, con ventanal abiertos en las paredes de roca de tramo en tramo.

Otro hermoso rincón que bien merece una visita es el de las Caídas de Barchel, próximo a Benagéber pero situado en término municipal de Chelva.


Datos de interés

Ayuntamiento
Tel: 96 2100011

Hotel "La Posada"
Tel: 96 2100104

Restaurante "Rincón de los Pacos"

Tel: 96 2109212

Restaurante Neutral
Tel: 96 2100034

Tourist Info Alto Turia (Tuéjar)
Tel: 96 1635084

Fotografía

La localidad de Chelva en Los Serranos
lasprovincias.es