lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 21 || Mañana 14 / 20 |
más información sobre el tiempo

la costera

El Castillo de Xàtiva es uno de los monumentos más emblemáticos del interior de la Comunidad Valenciana. Esta imponente fortaleza desempeñó un decisivo papel en diferentes momentos de la historia de las tierras valencianas, ya que desde sus torreones y murallas se controlaban varias de las principales vías de comunicación que existían ya en tiempos remotos: la célebre Vía Augusta de los romanos y las rutas que enlazaban Xàtiva con Dénia, en dirección este, y con Cocentaina y Alcoy, en dirección sur.
09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El castillo de Xàtiva, eje del camino del Cid
Una de las puertas del Castillo. FOTOS. FRANCISCO GIRONÉS
El castillo de Xàtiva posee una ubicación realmente estratégica, al dominar las abruptas montañas de la sierra Vernissa, al pie de las cuales discurrían los mencionados caminos utilizados tanto por militares y mercaderes como por ganaderos, agricultores y peregrinos. Por eso mismo, no nos debe extrañar que existan numerosos restos arqueológicos pertenecientes a civilizaciones muy diversas, desde los íberos y los romanos hasta los árabes y los cristianos.
Ahora ha perdido su utilidad militar, pero se ha transformado en un recurso turístico de máximo interés. El Ayuntamiento de Xàtiva, que preside Alfonso Rus, está gestionando el castillo, que es propiedad de la Generalitat Valenciana. Y debemos resaltar un hecho objetivo: nos vamos a encontrar con un monumento vivo, ya que recibe muchísimas visitas, atraídas por la celebración de numerosos eventos a lo largo del año. Hace unos días, por ejemplo, pudimos asistir –en el auditorio al aire libre, sito en la parte más elevada del castillo- a un magnífico concierto de música medieval centrado en los poemas del “Cantar del Mío Cid”, que interpretaba el cantautor Emiliano Valdeolivas, con acompañamiento de guitarras y flautas. Fue un concierto de alto nivel, digno del incomparable escenario, enmarcado por las murallas del Castell Menor, que se dibujaban con nitidez al fondo, realzadas por la iluminación nocturna, que permite contemplar desde gran distancia la recortada silueta de la gran fortaleza, que llegó a ser considerada como la más importante de la antigua Corona de Aragón. El consorcio del “Camino del Cid” -integrado por ocho diputaciones provinciales, entre ellas las de Alicante, Valencia y Castellón- seleccionó para dicho concierto uno de los lugares míticos, el castillo que fue conquistado por Rodrigo Díaz de Vivar durante la segunda mitad del siglo XI. Ahora, cuando se ha creado el itinerario turístico-cultural “El Camino del Cid”, el castillo de Xàtiva vuelve a tener un destacado protagonismo, al ser uno de los núcleos fundamentales del itinerario. Por una parte, el eje principal del mismo se dirige desde Valencia hacia el sur, rumbo a Ontinyent, superando el obstáculo orográfico de la Serra Grossa por “l’Estret de les Aigües” (entre Genovés y Bellús, siguiendo el curso del río Albaida, a los pies de la Cova Negra). Después de Ontinyent se alcanza Bocairent, por un sendero muy pintoresco que ya utilizaron íberos y romanos, y que concluye en las inmediaciones de la ermita de Sant Antoni Abat. Ya en la provincia de Alicante, el “Camino del Cid”, desde Banyeres de Mariola (población presidida por un castillo árabe), sigue el curso del río Vinalopó, pasando por otras localidades que también crecieron en torno a una fortaleza (Biar, Villena, Sax, etc.) hasta alcanzar el Mediterráneo, en Elx y Orihuela.
Desde Xàtiva parte también otro ramal del “Camino del Cid”, que conecta las actuales comarcas de la Costera, la Vall d’Albaida y la Sabor y que discurre en parte por la sierra del Benicadell, en donde existió el castillo denominado “de Peña Cadiella” en “El Cantar del Mío Cid” (entre los actuales términos municipales de Otos y de Beniatjar). En ese tramo del “Camino del Cid” comprendido entre Xàtiva y Dénia, encontraremos también otros castillos árabes, como el de Xío (en Llutxent), el de Borró (en Rótova), el de Alfauir, el de Palma de Gandia y, en las laderas del Montdúver, el de Bayrén, en el actual término municipal de Gandia. Los itinerarios mencionados poseen un elevado interés paisajístico y medioambiental, pero tienen además un especial atractivo desde el punto de vista del patrimonio histórico-artístico, debido precisamente a la existencia de castillos y de torreones, aunque ninguno alcanza la trascendencia del de Xàtiva.
El castillo de Xàtiva, eje del camino del Cid
El ayuntamiento de Xàtiva ha creado dos rutas turísticas para visitar la fortaleza. La ruta principal es la que incluye el recorrido por las dos partes del castillo: el “Castell Major” y el “Castell Menor”. La segunda de las rutas turísticas diseñadas por la empresa de servicios turísticos “Quatre Fulles” incluye un detenido recorrido por la “Costa del Castell”, desde la Porta Ferrisa y la “Cova dels Llenos” hasta la iglesia de Sant Feliu, la ermita de Sant Joseph y el complejo arqueológico (frente a Sant Feliu) donde estuvo ubicada la población romana de Saetabis.
Como indicábamos al principio, el castillo de Xàtiva está cada vez más de actualidad. Porque, además de concluir allí, a las puertas del “Castell Major”, el recorrido que realiza el tren turístico por el monumental casco antiguo de la ciudad de Xàtiva, el recinto fortificado se solicita con frecuencia para la celebración de actos culturales y sociales, desde conciertos, recitales y representaciones teatrales hasta bodas y banquetes. Hace unos pocos días, por ejemplo, se presentó en el castillo de Xàtiva la nueva edición del diario “LAS PROVINCIAS” para las comarcas de la Vall d’Albaida, de la Costera y de la Canal de Navarrés, un acto que presidió el alcalde, Alfonso Rus, el presidente del consejo de administración de este diario, Guillermo Zarranz, y su director, Pedro Ortiz, y al que asistió una selecta representación de los ámbitos sociales, culturales y empresariales de estas entrañables tierras. Unas semanas antes asistimos también a la presentación de la “Guía de Casas Rurales de la Comunidad Valenciana”, presidida por la Consellera de Turismo de la Generalitat Valenciana, Milagrosa Martínez, por el Director General de Turismo Interior, Emilio Llopis, y por el alcalde Rus. Recordaremos, además, que el auditorio al aire libre de esta formidable fortaleza sirve de escenario, desde hace varios años, guante el mes de julio, a “Les Nits al Castell”, un interesante festival que incluye espectáculos teatrales y musicales de muy diversas características.
Para concluir, debemos referirnos a la gastronomía, ya que, desde hace poco tiempo, este recinto amurallado cuenta con una interesante oferta hostelera. En el propio “Castell Major” abrió sus puertas hace casi cuatro años el restaurante “El Mirador del Castell”, situado en lo que fue residencia particular de Gregorio Molina, el empresario de Banyeres (Alicante) que creó en Xàtiva la industria “La Papelera de San Jorge” y fue el propietario del castillo durante muchos años. Junto a la antigua residencia familiar, acondicionada ahora como restaurante, se halla la capilla de San Jorge Mártir, patrón de Banyeres, y cuyo nombre ostentaba la que fue, durante décadas, la principal fábrica setabense. “El Mirador del Castell” fue escenario de la primera cena medieval celebrada en la fortaleza, en esta etapa de uso público vinculado con el turismo cultural. La cena estaba ambientada en los tiempos del Cid, en línea con el “Camino del Cid”, al que hemos aludido anteriormente, y resultó muy original, ya que Quique Gandía había investigado sobre la cocina de aquél lejano siglo XI, tanto la castellana que aportaron los burgaleses paisanos de Rodrigo Díaz de Vivar, como la musulmana que ofrecían en esa época las ciudades y pueblos dominados por los árabes. El cordero en distintas versiones, las verduras y los quesos, fueron los grandes protagonistas de la velada gastronómica, rematada por la típica “almoixàvena” setabense.
Quique Gandía, el arqueólogo e historiador que dirige el restaurante, aporta al cliente los buenos resultados de sus profundos estudios sobre la cocina autóctona popular, como “les tarongetes de Xàtiva” y “les orelletes”, así como el sabroso “arròs al forn”. Debemos recordar a nuestros lectors que también se halla en las inmediaciones de la ermita de Sant Joseph, un prestigioso establecimiento turístico: la “Hostería del Mont Sant”, un afamado hotel rodeado de jardines y con un restaurante y salón de banquetes. Xàtiva y su castillo, atractivo turístico durante las 24 horas del día, los 365 días del año…
DATOS PRÁCTICOS
- Tourist Info de Xàtiva Alameda de Jaume I, 50 Tel: 96 2273346.
Página web: www.ayto-xativa.org/
-Tourist Info Diputación de Valencia. Tel: 96 3514907
-Restaurante “El Mirador del Castell”. Tel: 96 2283824
-Restaurante “Hostería de Mont Sant.” Tel: 96 2275081
lasprovincias.es