lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 13 / 16 || Mañana 13 / 16 |
más información sobre el tiempo

ALT VINALOPÓ

En la provincia de Alicante, el turismo interior está experimentando un importante auge. Parques naturales como los de la Font Roja y la Sierra Mariola y otros espacios de elevado interés medioambiental (el Maigmó o las sierras de Salinas, de Fontanella o de Biar y de Onil) atraen cada vez a más visitantes.

Castillos y fogones en el camino del Cid del Vinalopó
Castillo de Banyeres. / Rafael Cebrián
09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
También se han transformado en recursos turísticos de primer nivel los castillos y una serie de iglesias, ermitas, palacios y museos que conforman una oferta cultural realmente importante. Paralelamente se ha ido creando una tentadora red de restaurantes que destacan por su calidad, tanto en lo que se refiere a la innovación como a la exquisita atención que le dedican a la cocina regional tradicional
Un ejemplo claro de la acertada combinación entre naturaleza, cultura, arte, historia y buena gastronomía lo tenemos en el entorno del río Vinalopó, que sirve de eje vertebrador de la ruta turístico-cultural “El Camino del Cid”, creada por las diputaciones provinciales de Alicante, Valencia, Castellón, Teruel, Zaragoza, Soria, Burgos y Guadalajara. Dicho itinerario penetra en la provincia de Alicante por el término municipal de Banyeres de Mariola, procedente de Bocairent, Ontinyent y Xàtiva. Desde Banyeres de Mariola prosigue hacia Elx, pasando por Beneixama, la Canyada, Biar, Villena, Sax, Petrer, Elda, Novelda, Monforte del Cid, etc. Casi todas estas poblaciones poseen fortalezas árabes que presiden sus cascos antiguos y que justifican sobradamente una detenida visita, ya que desde sus respectivas torres del homenaje o torre mayor se contemplan espléndidas vistas panorámicas. La mayor parte de estos castillos ya existían a finales del siglo XI, cuando Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, recorrió estas tierras del Vinalopó hasta llegar a Elx (donde está documentado que permaneció cierto tiempo) y Orihuela. Resulta muy lógico, por ello, que las diputaciones provinciales de Alicante y de Valencia estén colaborando estrechamente para promocionar el “Camino del Cid”, que, al mismo tiempo, es una atractiva “Ruta de los Castillos” y un itinerario jalonado por buenos restaurantes.
El “Camino del Cid” por los valles del Vinalopó podemos iniciarlo en Bocairent, en cuyo término municipal nace el mencionado río, en pleno Parque Natural de la Sierra Mariola y a tres kilómetros escasos de Banyeres. Como hemos indicado en varias ocasiones, el barrio medieval de Bocairent (conjunto histórico-artístico del máximo interés) y “les Covetes dels Moros” merecen una detenida visita, al igual que resulta recomendable recorrer el camino ibérico, romano y medieval comprendido entre Ontinyent y la ermita de Sant Antoni Abad. En Bocairent ya han comenzado algunos empresarios turísticos a valorar la importancia que puede tener en un futuro próximo el “Camino del Cid”. Uno de los empresarios más emprendedores, Joaquín Piedra, organizó a finales del pasado mes de octubre, en el prestigioso restaurante “El Cancell”, una cuidadísima cena mozárabe inspirada en el “Camino del Cid”. Dicho restaurante ganó el primer premio de postres del Concurso de Cocina Antigua Valenciana por sus “pastissos de les monges valencianes”.
Desde Bocairent, el “Camino del Cid” sigue por la sierra de la Solana, pasando por el “Mas de Giner (la finca que el tenista Juan Carlos Ferrero ha convertido en un complejo hostelero de lujo que se inaugurará próximamente) y por el puente romano existente en sus inmediaciones. Después, la ruta cruza la carretera CV 81 (Ontinyent-Villena) para dirigirse hacia Banyeres de Mariola, después de pasar por el nacimiento del río Clariano y por la ermita de Sant Antoni de Papua. En Banyeres de Mariola se sugiere visitar el Museu Valencià del Paper (junto al passeig de la Font del Cavaller), el Museo Arqueològic (situado en la torre medieval de la Font Bona), el castillo árabe y la ermita del Santo Cristo, desde donde se vislumbran magníficas vistas panorámicas. El pasado jueves, 23 de noviembre, Banyeres de Mariola fue, durante unas horas, la capital de la buena cocina alicantina. La popular “Venta el Borrego” (que fue fundada hace más de cien años por Juan Bautista Calabuig y Dolores Belda y que es ahora un gran complejo hostelero) acogió en su salón “Sant Jordi” la IV gala de la Asociación Gastronómica “Parlant i Menjant-Muntanya d’Alalcant”, que preside Luis Miguel Paya, propietario de otro acreditado restaurante local, “Pirámide”. Durante la velada se distinguieron, como “Comensales de Honor”, a tres destacados personajes de la vida cultural, económica y deportiva de las comarcas de l’Alcoià y el Comtat: la escritora alcoyana residente en Barcelona Isabel Clara Simó, Enrique Rico Ferrer, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Alcoy, y el campeón de voleibol José Luis Moltó, nacido en Cocentaina. Al término de la espléndida cena, la alcaldesa de Banyeres de Mariola, Encarna Francés, y el presidente de las Cortes Valencianas, Julio de España, coincidieron al resaltar la importancia que el turismo puede alcanzar en estas tierras del interior alicantino. Por nuestra parte, debemos dejar constancia de la gran labor que está desarrollando desde hace más de diez años la asociación “Parlant i Menjant”, de la que forman parte actualmente restaurante de Alcoy (“Lolo” y “La Llum”), Cocentaina (“L’Escaleta”, incluida en la guía “Michelín”, y “Laurel”), Muro de Alcoy (“Casa Víctor” y “Casa Calvo”), Agres (“Mariola”), Banyeres de Mariola (“Venta el Borrego” y “Pirámide”), Biar (“Fuente el Pájaro” y “l’Escalonet”), Castalla (“Casa Paqui” y “La Cassana”), Ibi (“Ricardo”) y Tollos (“L’Antiga Escola”).
Desde Banyeres de Mariola (en donde se recomienda también visitar el Centro de Información e Interpretación del Parque Natural de la Sierra Mariola, ubicado en la Masía “Ull de Canals”, sede de la fundación “Llar de Mariola”) se desciende hasta el cauce del río Vinalopó, en donde se halla el Molí l’Ombria, antiguo molino de papel rodeado de una frondosa vegetación y de un agradable área recreativa. Muy cerca del Molí l’Ombria, junto a la carretera que enlaza Banyeres de Mariola con Biar, se halla “l’Alqueria del Pilar”, otro restaurante que nos atrevemos a recomendar a nuestros lectores y que abrió sus puertas el pasado mes de septiembre, sobresaliendo entre sus especialidades el “caldero marinero al estilo de Campello”, que elabora con esmero Francisco José Castillo, “Curro”, el cocinero, así como el cochinillo al modo del famoso “Cándido” segoviano. El trayecto entre Banyeres de Mariola y Beneixama sigue aproximadamente la “Ruta dels Molins de Paper” (Molí Roig, Molí Sans, Molí Sol, etc), hasta llegar al caserío de Salze, ya en término de Beneixama. El itinerario directo comprendido entre Banyeres de Mariola y Biar es muy bello, pues discurre por las laderas de la Serra Fontanella (o sierra de Biar), considerada por el prestigioso botánico Cavanilles y por los más acreditados biólogos y geógrafos como parte natural e indisoluble de la Sierra Mariola. Biar es otra población bella y en donde brillan con luz propia el monumental castillo musulmán, la iglesia de la Asunción y la ermita de la Virgen de Gracia.
Villena es el final de estas etapas del río Vinalopó, con monumentos que exigen una visita minuciosa, desde el castillo de la Atalaya y las hermosísimas iglesias de Santiago y Santa María hasta el palacio municipal (con el Museo Arqueológico que alberga el famoso Tesoro de Villena) y el Santuario de las Virtudes.
La “Ruta del Vinalopó” concluye en Elx, donde desemboca el río nacido en la Sierra Mariola. En la capital de la comarca del Baix Vinalopó no debemos perdernos una serie de visitas: el Museo Arqueológico e Histórico de Elx (situado en el Palau d’Altamira), la Basílica de Santa María y el Museo de la Festa (dedicado al Misteri y ubicado en la ermita de Sant Joan), el yacimiento arqueológico de l’Alcudia y el Palmeral, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, al igual que “el Misteri”, drama sacro en valenciano, de excepcional valor artístico y cultural.
En varias de las poblaciones situadas en las proximidades del río Vinalopó hallaremos monumentos y museos de interés. Pero, además, en esta ruta turístico-cultural del Vinalopó, que coincide en gran parte con el “Camino del Cid” por tierras de Alicante, hallaremos restaurantes de gran nivel. En este sentido, nos vamos a referir a la selección de los mejores establecimientos hosteleros realizada por Antonio Vergara, Lluis Ruiz Soler y Antoni Albalat, en el “Anuario Gastronómico de la Comunidad Valenciana 2007”, editado por “Gratacels” y que se ha publicado recientemente en los valles del Vinalopó figuran varios de los restaurantes de más categoría de toda la Comunidad Valenciana, desde el punto de vista de los expertos en buena cocina: en Petrer, “La Sirena”; en Monóver, “Xira”; y en Elx, “La Finca” y “El Granaíno”. En Orihuela (punto final del “Camino del Cid”) se encuentra otro restaurante destacado: “Casa Alfonso”. Los mencionados críticos gastronómicos aconsejan también otros restaurantes de estas comarcas alicantinas: “Paco Gandía”, de el Pinós, por su famoso arroz con conejo y caracoles; “Casa Paqui” (Castalla) y “Elías” (Monòver), por sus gazpachos serranos o de monte, y “Casa Joaquín” (Santa Pola), por su “arroz al caldero”. En la capital alicantina, los restaurantes seleccionados son “Nou Manolín”, “Piripi”, “Casa Cantó”, “Puerto”, “Dársena” y “Emilio” (en Vistahermosa).
Completando las referencias de restaurantes alicantinos del indicado Anuario Gastronómico, señalaremos a nuestros lectores que el restaurante que lidera la lista de 55 es “El Poblet”, de Dénia, dirigido por Quique Dacosta, que alcanza una puntuación de 9’25. “La Sirena” (de Elx), ocupa el tercer lugar de la clasificación, con 7’75, la misma puntuación obtenida por “L’Escaleta” (Cocentaina), que ocupa el cuarto lugar, figurando en quinto lugar “La Finca” (Elx), con 7’25, y en undécimo lugar, “Nou Manolín” (Alicante), con 7 puntos. Estos datos sitúan en una privilegiada posición a los restaurantes alicantinos: cuatro de los cinco mejor calificados (“Ca Sento”, de Valencia, ocupa el segundo lugar). Y, como hemos señalado antes, cinco de los mejores restaurantes se hallan en el itinerario alicantino del “Camino del Cid”, concretamente en Petrer, Monóvar, Elx y Orihuela. Sólidos argumentos tenemos para combinar la visita a castillos, palacios, iglesias y museos, con la degustación de la más exquisita cocina en algunos de los templos gastronómicos de la Comunidad Valenciana, los que están incluidos ya en las listas elaboradas por los críticos y los que poseen méritos suficientes para ser recomendados….”.
DATOS PRÁCTICOS
-Asociación Gastronómica “Parlant i Menjant”. Página web: www.parlantimenjant.com e-mail: info@parlantimenjant.com
-Restaurante-Hotel “Venta el Borrego” (Banyeres de Mariola). Tel: 96 6567457
-Restaurante “Pirámide” (Banyeres de Mariola). Tel: 96 5566471
-Restaurante “La Alquería del Pilar” (Banyeres de Mariola). Tel: 96 6567250.
-Restaurante “El Cancell” (Bocairent). Tel: 96 2355038
-Restaurante “L’Escaleta” (Cocentaina). Tel: 96 5592100 / 5591359
-Restaurante “Casa Paqui” (Castalla). Tel: 96 5560528
-Restaurante “Fuente el Pájaro” (Biar). Tel: 96 5810902
-Restaurante “L’Escalonet” (Biar). Tel: 96 5810240 / 695367504
lasprovincias.es