lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 16 || Mañana 13 / 16 |
más información sobre el tiempo

ALTO VINALOPÓ

Ocho municipios de la zona noroeste del interior de la provincia de Alicante están promoviendo la “Ruta de los Castillos del Alto Vinalopó”, un itinerario turístico basado en la historia, el arte y la cultura, pero también en el respeto al medio ambiente.

La ruta de los castillos

Foto: Rafael Cebrián.
09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar

La actuación está siendo coordinada por la “Asociación para el Desarrollo del Alto Vinalopó” y afecta a Banyeres de Mariola, Beneixama, Biar, Camp de Mirra, Canyada, Salinas, Sax y Villena, contando con la colaboración de la Generalitat Valenciana y de la Unión Europea. La Diputación de Alicante también respalda esta ruta.

La “Ruta de los Castillos del Alto Vinalopó” permite conocer algunas de las poblaciones que se crearon y crecieron en torno a una fortaleza (casi siempre construida por los árabes durante los siglos XI, XII y XIII), que adquirieron una gran importancia durante la Edad Media, especialmente durante los periodos bélicos de la Reconquista cristiana. Eran tierras fronterizas y desde esos castillos se controlaban caminos de gran importancia estratégica, como los que unían el litoral alicantino con el interior de la Península (por donde ahora discurre la autovía y el ferrocarril Alicante-Albacete-Madrid) y las que conectaban importantes localidades murcianas (Yecla o Jumilla, por ejemplo) con poblaciones valencianas (Biar, Banyeres, Bocairent, Ontinyent, Alcoy, la Font de la Figuera, etc.). Por todo ello, se puede afirmar que la visita a las fortalezas del Alto Vinalopó nos posibilita efectuar un recorrido por la historia.

Destacan los castillos de Villena, Biar, Banyeres de Mariola y Sax, aunque no debemos olvidar la existencia en los demás municipios de restos de otros baluartes y torres, como los de Beneixama y Camp de Mirra. Conviene recordar que, precisamente en el Camp de Mirra, se firmó en el siglo XIII el Tratado de Almizrra, entre el rey Jaime I de Aragón (poco después de que creara el Reino de Valencia) y Alfonso de Castilla, y en virtud del cual se delimitaban las fronteras entre los territorios dependientes de las coronas de Aragón y de Castilla. Durante las fiestas locales de San Bartolomé (del 22 al 26 de agosto) se representa en la principal vía pública de Camp de Mirra el “Tractat d’Almizrra”, precedido por el “Pregó anunciador” de la escenificación de la efemérides. Un espectáculo que merece la pena presenciar, por la ambientación tan conseguida, por el interés de los textos y por la buena interpretación de los actores, todos ellos aficionados.

El Castillo de Villena es de origen árabe, aunque fue ampliado después de la conquista cristiana por los señores feudales, entre los que resaltan el Infante Don Juan Manuel y la familia de los Pacheco, que dominaban el extenso Marquesado de Villena. En el casco antiguo aconsejamos visitar las bellísimas iglesias góticas de Santiago y de Santa María, así como el Palacio Municipal y el Museo Arqueológico “José María Soler”, en donde se exhibe el famoso Tesoro de Villena, una fabulosa colección de objetos artísticos realizados en oro miles de años antes de Cristo. El Castillo de Sax, situado en lo alto de una cresta rocosa, cuenta con dos torres: la más antigua, del siglo XII (época almohade), y la más grande, la Torre del Homenaje, del siglo XIV. El Castillo de Biar (declarado monumento nacional en 1931) conserva en el interior de su torre principal una interesante bóveda de crucería realizada por los almohades durante el siglo XII. En el centro histórico de Biar no debemos olvidarnos de visitar la bellísima iglesia parroquial y, en los alrededores de la población, el Santuario de Nuestra Señora de Gracia y el acueducto medieval.

EMBAJADA MORA EN EL CASTILLO DE BANYERES


En el castillo árabe de Banyeres –situado a 830 metros de altitud, en el centro de la población- destaca la gran Torre del Homenaje (o “Torre Major”), que adquiere gran importancia durante las fiestas de Moros y Cristianos que, en honor al patrón Sant Jordi, se celebran desde hace varios siglos del 22 al 25 de abril. Concretamente, el próximo domingo, 24 de abril, al mediodía, el Castillo de Banyeres será escenario, un año más, de la Embajada Mora, que concluye con la rendición de las tropas cristianas, encerradas en la fortaleza. En el Castillo de Banyeres se halla también el “Museu Fester” y, junto al paseo de la Font del Cavaller, se encuentran otros dos interesantes museos: el Arqueológico (en la torre medieval de la Font Bona) y el “Museu Valencià del Paper”. En Banyeres de Mariola se ha creado la “Ruta dels Molins”, que recorre los molinos situados junto al río Vinalopó y que hasta el pasado siglo estuvieron dedicados a la fabricación de papel: “Molí del Partidor”, “Molí l’Ombria”, “Molí Sans”, “Molí Roig”, etc.

Al realizar la visita a las poblaciones citadas, comprende el viajero perfectamente que las fiestas mayores de los municipios del Alto Vinalopó son las de Moros y Cristianos, ya que los hechos históricos que las fundamentan todavía parecen permanecer relativamente cercanos, ayudando a la conservación de la memoria colectiva la existencia de las fortalezas árabes en lo alto de las diferentes poblaciones. Tomen nota, amigos lectores, de estas fechas: cuando concluyan las fiestas de Moros y Cristianos de Banyeres de Mariola (22-25 de abril) llegan las de Biar (10 al 13 de mayo) y, a principios de septiembre, Banyeres vuelve a celebrar Moros y Cristianos en conmemoración de la llegada, hace más de doscientos años, de la reliquia de Sant Jordi (primer fin de semana de septiembre), llegando las fiestas a Beneixama (del 6 al 11) y a Villena (del 4 al 9). Sax ya ha festejado a San Blas (del 1 al 5 de febrero), al mismo tiempo que Bocairent.

La ruta de los castillos

Foto: Luis Calvente.
Una gran parte de esta “Ruta de los Castillos del Alto Vinalopó” puede recorrerse mediante una singular vía verde: la “del Xixarra”. Dicha vía verde utiliza la explanación de un ferrocarril de vía estrecha que comenzó a funcionar en 1884 (entre Villena y Banyeres), que enlazaba Yecla con Muro de Alcoy y que fue suprimido hacia 1970. Se puede seguir sin apenas problemas el trayecto que seguían el popular tren de vapor conocido popularmente como “El Xixarra” y “el Autovía” (automotor para viajeros, de tracción diesel), partiendo de Villena y continuando por Biar, Beneixama y el caserío de “el Salze” hasta llegar a Banyeres de Mariola, desde donde se puede proseguir hasta Bocairent, Alfafara, Agres y Muro de Alcoy.

DESARROLLO SOSTENIBLE,

PLAN EÓLICO Y CENTRAL TÉRMICO

En algunos municipios comprendidos en la “Ruta de los Castillos del Alto Vinalopó” hemos detectado una gran preocupación por la posible ejecución de dos proyectos que repercutirían muy negativamente en el esperanzador inicio de una apuesta por el turismo, basada imprescindiblemente en el desarrollo sostenible. Por una parte, en Biar, Banyeres de Mariola y Beneixama están alarmados por el Plan Eólico, que proyecta ubicar decenas de aerogeneradores en las montañas de la Sierra Mariola que no están incluidas en el ámbito del parque natural, concretamente en las sierras conocidas indistintamente con los nombres de “Serra de Biar”, “Serra de la Fontanella” o “Penya la Blasca”, así como en la Sierra de Onil o de “l’Alt de la Barcella”. No se trata de una oposición visceral a la energía eólica, sino a la ubicación concreta de los gigantescos molinos (y a la correspondiente trama de pistas de acceso) en montañas cubiertas de densa vegetación y en donde todavía existe una fauna importante. Al elevado valor paisajístico y medioambiental de dichas montañas –parte imprescindible de la Sierra Mariola- se debe añadir la existencia (sobre todo en Biar) de una red de alojamientos turísticos rurales cada vez más importante, así como la existencia en la masía “Ull de Canals” (Banyeres) del Centro de Interpretación e Información de la Sierra Mariola, y de diversas áreas recreativas, como la del “Molí l’Ombria” (Banyeres, en plena “Ruta dels Molins de Paper”) o las de Biar (Reconco, Nuestra Señora de Gracia, etc.).

A la inquietud creada por la posible instalación de los aerogeneradores, que disminuiría el atractivo turístico de la zona, se ha sumado recientemente otra grave preocupación: el anuncio deL proyecto de construcción de una central térmica entre los términos municipales de Beneixama y Banyeres de Mariola, que utilizaría gas natural y de forma accesoria gasóleo. La gran cantidad de residuos contaminantes que arrojarían a la atmósfera las chimeneas de la central térmica, afectaría negativamente a un amplio número de poblaciones, desde Villena, Biar, Beneixama, Canyada y el Camp de Mirra, hasta Banyeres, Alcoy y Bocairent. Además, los perjuicios alcanzarían también a diversas actividades agrícolas tradicionales del Alto Vinalopó, desde los viñedos de Villena y Beneixama, los aceites de oliva virgen de Villena, Sax, Biar, Beneixama, Canyada, Bocairent y Banyeres, las manzanas de Beneixama, etc. Confiamos todavía en que la Generalitat Valenciana impida que el futuro del Alto Vinalopó se vea seriamente perjudicado al instalarse aerogeneradores en los parajes naturales más emblemáticos. La oposición popular es casi unánime, al igual que sucederá si sigue adelante el proyecto de central térmica, absolutamente incompatible con el desarrollo sostenible de una de las escasas zonas de la provincia de Alicante que conservan lugares de elevado interés medioambiental.


Datos prácticos
Tourist Info Villena. 965803804
Tourist Info Biar. Tel: 965811177
Ayuntamiento de Banyeres. Tel: 96 6567315
Ayuntamiento de Beneixama. Tel. 96 5822101
Hotel-restaurante “Vila de Biar”. Tel: 96 5811304
Hotel-restaurante “Venta el Borrego” (Banyeres) 96 6567457
lasprovincias.es