lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 16 || Mañana 13 / 16 |
más información sobre el tiempo

horta

Desde Valencia a Fortaleny el trazado discurre a través de Benetússer, Massanassa, Catarroja y Beniparrell, para continuar por Silla en dirección a Sollana y Sueca
09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El camino del arroz
Hoy saldremos de Valencia y nuestro destino será Fortaleny. Esta pequeña población cercana a Sueca ha sido y es tradicional en nuestro calendario.

La salida será por el Camino Real de Madrid (calle San Vicente). Benetússer, Massanassa, Catarroja y Beniparrell son los pueblos por los que pasaremos para llegar al cruce de Cuatro Caminos. Allí giraremos hacia la izquierda y, atravesando Silla, entraremos en la nacional de Alicante, una carretera es buena, con poco tráfico hasta Sollana.

Aunque la altura es poca, vale la pena parar en el primer puente después de Silla. Desde allí se contempla la planicie de arrozales con La Albufera a la izquierda y los naranjos a la derecha.

De Sollana a Sueca la carretera discurre en línea recta, con mucho tráfico y casi siempre con viento lateral, por lo que es conveniente tener mucha precaución y no salirse del arcén.

En el centro de Sueca tomaremos un giro a la derecha; después cruzaremos el río Jucar por su viejo puente y de nuevo dando un giro a la izquierda, llegaremos a Fortaleny donde almorzaremos.

Durante el almuerzo los menos jóvenes dan cuenta del infierno de este recorrido. Ahora es fácil y cómodo, pero durante el siglo pasado, hasta la década de los setenta, el pavimento era de adoquines que, en algunos tramos resultaban de un tamaño exagerado. Estos adoquines, rodeados de arrozales, han sido testigos del sufrimiento de los ciclistas en numerosas carreras que se han disputado por estas carreteras. La afición ciclista ha estado siempre muy arraigada entre las gentes de la Ribera.

En el curso de estas conversaciones los jóvenes sonríen con benevolencia y nos piden que ampliemos el repertorio porque dicen que solamente sabemos contar historietas de la mili y lo duro que era antes el ciclismo.

De regreso a Valencia pasaremos por Riola, Algemesí y Almusafes hasta llegar a Silla. Para demostrar que la dureza la ponen los más jóvenes han puesto un ritmo de 40 kilómetros a la hora. Esto ha supuesto que los más mayores lleguemos resoplando y a ellos esperar 15 minutos para reagruparnos.

Desde Beniparrell a Valencia circularemos por la carretera que discurre paralela a la de Madrid, para evitar atravesar distintas poblaciones. Con 80 kilómetros en las piernas termina esta excursión que nos deja la agradable sensación que siempre produce este recorrido por la Ribera.
lasprovincias.es