Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Ocio

GPS

Los cruceros ganan adeptos entre quienes desean veranear sin salir del agua y, a la vez, recorrer mundo
18.06.10 - 01:04 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Para aquellos a los que no les basta con un chapuzón en la playa, se han inventado los cruceros. Y van viento en popa. Si en el año 2000 fueron 90.000 las personas que los escogieron en España, se calcula que en 2010 serán 700.000 los pasajes vendidos en la península. A bordo se disfruta intensamente del mar, pero también de un completo programa de actividades que garantizan descanso, relax y momentos inolvidables. Al llegar a cada puerto, además, es como si se estrenara un nuevo viaje.
Las opciones para elegir son muchas en función de las preferencias y experiencias que se quieran vivir. En los cruceros de Royal Caribbean, invitan a patinar en hielo hasta Roma, escalar en alta mar rumbo a Ibiza, disfrutar de un masaje en cubierta camino de Florencia o jugar al golf en el puerto de Cannes. Todo ello, además, acompañado de un servicio personalizado capaz de hacer sentir a los pasajeros en un hotel de cinco estrellas y, a la vez, tan cómodos como si estuvieran en casa.
Los mismos alicientes buscan las navieras competidoras. Con más de sesenta años surcando los mares, Costa Cruceros se presenta como el primer operador de cruceros en Europa y brinda una flota de quince barcos dotados con spas, cine 4D, simuladores de Fórmula 1, piscinas cubiertas... La tripulación habla cinco idiomas, incluido el español, lo que, sin duda, hace que las atenciones resulten todavía más gratificantes y más placentera la navegación por cualquiera de las rutas que Costa Cruceros opera por todo el mundo. Para los más aventureros, llega incluso a los Emiratos Árabes o al Lejano Oriente.
Si lo que se quiere es echar la casa por la ventana y dar la vuelta al mundo, una buena opción es Cunard, la compañía naviera más famosa del mundo gracias a sus míticos 'Queen Mary 2' y el 'Queen Victoria', a los que pronto se unirá el nuevo Queen Elizabeth. Desde 1.000 euros, es posible recorrer una semana los fiordos noruegos. Y por 50.000, darse el lujo de conocer la costa de Canadá y Estados Unidos durante veinte días en una suite de 200 metros cuadrados del 'Queen Mary 2'.
El buque era en el momento de su botadura, en 2004, el mayor que surcaba los oceános del mundo y con mayores comodidades: cinco piscinas, el Club SPA Canyon Ranch, uno de los más famosos centros de salud de Estados Unidos; más casino, teatro, sala de informática y el primer planetario que se instaló en un crucero. Añádase a todo ello una colección de arte valorada en cinco millones de dólares, un museo sobre la historia marítima, servicio de niñera o la mayor sala de baile de un barco de recreo.
Vuelta al mundo
Más de una quincena de buques forman la flota de Princess Cruises. Prometen experiencias únicas, destinos exclusivos, incluso un sistema de turno libre, que permite cenar con quien el pasajero desee a la hora que le convenga. Alaska, Asia, Hawai... o, ya puestos, la vuelta al mundo a lo largo de más de cien días y con parada en unos cuarenta puertos. Se necesitan, eso sí, por lo menos 18.000 euros y más de 30.000 si se quiere hacerlo con las máximas comodidades y atenciones.
A diferencia de otros cruceros en los que pueden viajar entre dos y tres mil personas, el Pacific Princess sólo admite 670 aventureros para recorrer el globo. Cabaret, piscina, casino, biblioteca, sala de cartas, golf, gimansio... ayudarán a pasar tres meses la mar de bien.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS