Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Escapadas

Estás en: Las Provincias > Ocio > Escapadas
VALL D' UIXO
Las cuevas de Sant Josep y otras grutas castellonenses
Proseguimos esta semana hablando de grutas, de esos tesoros ocultos que se conservan en las entrañas de la Comunidad Valenciana. La pasada semana nos referíamos a las cavidades alicantinas, especialmente a las que están acondicionadas para su visita turística, como las situadas en Benidoleig, Busot y la Vall d’Ebo.
Las cuevas de Sant Josep y otras grutas castellonenses

Grutas de San José (La Vall d'Uixó). /PATRONATO PROVINCIAL DE TURISMO DE CASTELLÓN.
09.10.07 - 10:18 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Ahora nos centramos en la provincia de Castellón, en donde se hallan 34 de las 122 cavidades incluidas en el primer “Catálogo de Cuevas de la Comunidad Valenciana”, que ha sido elaborado por la Conselleria de Territorio y Vivienda de la Generalitat Valenciana. El objetivo del gobierno autonómico es el de aplicar medidas especiales de defensa de las cuevas y simas, más allá de las normas ya incluidas en la Ley de Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Valenciana. A la mayoría de las cuevas existentes en la provincia de Castellón únicamente pueden acceder los especialistas en espeleología, personas preparadas para penetrar en las entrañas de la tierra, para lo cual se necesitan no sólo cuerdas, escaleras, linternas y, a veces, botellas de oxígeno y equipos de buceo, sino que también han de dominar todo tipo de técnicas montañeras y deben poseer igualmente unas características psicológicas que les permita desenvolverse con tranquilidad en situaciones en donde la soledad es más absoluta, domina el silencio y la luz natural queda a centenares de metros de distancia. Por ello resulta tan importante la formación de buenos espeleólogos, que ya llevan a cabo la Federación Valenciana de Montañismo, los Centros Excursionistas y grupos especializados. La difusión de la variedad y cantidad de las cuevas existentes en la Comunidad Valenciana debe estimular la promoción de una modalidad de turismo activo: el espeleológico.

La Balma de Zorita y la Cueva Santa de Altura
En la provincia de Castellón se hallan las “Cuevas de Sant Josep” –en la Vall d’Uixó, la Plana Baixa”-, que han alcanzado fama internacional por la existencia en gran parte de sus tramos visitables de un río subterráneo. Resulta una experiencia inolvidable poder navegar en barca por el interior del laberíntico conjunto de grutas, adecuadamente iluminadas. Pero, además, en la provincia de Castellón existen otras dos cuevas que han alcanzado gran renombre, aunque por motivos muy distintos, vinculados directamente con la religión y con las tradiciones populares. Se trata de “La Balma” (en Zorita del Maestrazgo, en Els Ports) y de la “Cueva Santa” (en Altura, Alto Palencia). En “La Balma” existe un santuario ubicado en el interior de una gruta situada junto al cauce del río Bergantes, y que dispone también, en otras cavidades contiguas, de hospedería y restaurante. La “Cueva Santa”, situada cerca de la carretera que une la población castellonense de Altura con la localidad valenciana de Alcublas, es famosa en toda España porque en el interior de una gran ruta se venera a la Virgen de la Cueva, que fue proclamada patrona de los espeleólogos.

Otras importantes cavidades existentes en la provincia de Castellón son las siguientes, agrupadas por comarcas: en la Plana Alta, Cabanes (“Avenc d’En Serengue”, “Avenc d’En Soria” y “Ullal de Miravet”), Castelló de la Plana (“Cova de les Meravelles”), Coves de Vinromà (“Cova del Mas d’Abat”), Oropesa del Mar (“Avenc de l’Indi”, “Forat d’En Ferràs” y “Avenc de Bellver”) y Vilafamés (“Tossal de la Font”).. En la Plana Baixa destaca la presencia de cuevas en los siguientes municipios: Aín (“Cova de l’Ereta”, “Cova de l’Ondera” y “La Covatilla”), Eslida (“Cova Matilde”) y Alcudia de Veo (“Cueva del Toro”). En el Baix Maestrat, Sant Mateu (“Cova dels Encenalls”), Xert (“Cova del Molinar”) y Cálig (“Avenc del Pla de Litrago”). En l’Alt Maestrat: Ares del Maestre (“Cova de Cantallops”), Pobla de Benifassà (“Cova de la Mestra” y “Cova Puntassa”). En el Alto Mijares: Artana (“Mina Virgen del Amparo”), Fanzara (“Avenc del Turio”), Montán (“Cueva de Cirat”) y Montanejos (“Cueva Negra”). En el Alto Palancia: Caudiel (“Sima de la Higuera”), Pina de Montalgrao (“Cueva Cerdaña”). Y en l’Alcalatén: Lucena del Cid (“Cova de l’Ocre”) y Atzeneta del Maestrat (“La Cova Oscura”).
Las cuevas de Sant Josep y otras grutas castellonenses

Algunas de las cuevas mencionadas figuran entre las más grandes de la Comunidad Valenciana. Por ejemplo, la “Sala Gran” de la denominada “Mina de la Virgen del Amparo” (en Artana), tiene una superficie de más de 4.000 metros cuadrados, mientras que la “Sima de la Higuera” (Caudiel) tiene una superficie de 2.600 metros cuadrados. La “Cueva Negra” (Montanejos) supera los 2.300 metros cuadrados y la “Cueva Cerdaña” (Pina de Montalgrao) rebasa los 2.000 metros cuadrados. En lo que respecta a las cavidades más profundas de la Comunidad Valenciana, destacan dos de la provincia de Castellón: el “Avenc del Turio” (en Fanzara), con un desnivel superior a los doscientos metros, y la “Sima Virgen del Amparo” (en Artana), en donde se superan los 220 metros de desnivel.

Recomendamos a nuestros lectores visitar, en la Vall d’Uixó, las cuevas de Sant Josep, que incluyen el recorrido por el río subterráneo. El río subterráneo de San José, situado en el interior de las cuevas del mismo nombre, se halla en el término municipal de la Vall d'Uixó, población situada a unos veinticinco kilómetros al sur de Castellón de la Plana, capital de la provincia. La entrada a la cueva, ubicada a un par de kilómetros del casco urbano de la Vall d’Uixó, se localiza en la ladera de una colina (en lo alto de la cual existe una ermita, la de la Sagrada Familia), en la orilla izquierda del río Belcaire, que nace en la Sierra de Espadán. Previamente a la visita de las cuevas de San José y de su río subterráneo se sugiere recoger datos en el Centro de Información del paraje, situado junto a la ermita de la Sagrada Familia. Se han cuidado mucho los aspectos pedagógicos de la visita, habiéndose creado cuatro mascotas para hacer más amena la explicación de las peculiaridades de las distintas dependencias de las cuevas.

Una serie de barcas impulsadas a remo nos van a permitir recorrer, en grupos guiados, el río subterráneo. Al entrar se pasa por un gran corredor, que discurre entre grandes bloques de piedra, hasta llegar al embarcadero. Aguas arriba, se visita primero la “Sala de los Murciélagos”, que cuenta con una pequeña playa de finísimas arenas. Luego se llega a la “Boca del Forn” y al “Lago de Diana”. Más adelante, el “Paso de los Sifones” permite alcanzar el “Estanque Azul”, la “Sala del Peñón”, el “Lago del Diablo”, “Las Cañadas”, la “Sala del Perro”, etc. Conviene recordar, para los que no somos expertos en geología ni en espeleología, las características de las magníficas formaciones rocosas de las Cuevas de San José. Así, las estalactitas cuelgan del techo, tienen casi siempre una forma cónica y se forman por la filtración del agua que, gota a gota y a través de las distintas capas de tierra y roca, van depositando residuos cálcicos o salinos. Por otra parte, las estalagmitas se encuentran siempre en el suelo, debajo de las estalactitas, y se forman lentamente, cuando de las estalactitas situadas encima se desprenden gotas de agua mezcladas con residuos cálcicos o salinos. Cuando una estalactita se junta con una estalagmita se forma lo que se llama columna, que con el transcurso de los tiempos se va ensanchando. En el “Lago de Diana” hay una curiosa estalactita con forma de medusa y que constituye un caso único en Europa. Hasta la fecha se pueden recorrer en barca, a través de una visita guiada, ochocientos treinta metros de ida y otros tantos de vuelta, a los que hay que sumar los que se realizan a pie a través de la galería seca, entre la “Galería de los Sirves” y la “Sala del Perro”, con unos doscientos cincuenta y cinco metros de longitud. La visita tiene una duración de unos cuarenta minutos, en su mayor parte en barca.

DATOS PRÁCTICOS
- Río Subterráneo San José y Centro Didáctico del Río Subterráneo Paraje San José s/n Información y Reservas Tel: 964 690576 / 964 696761
- Ayuntamiento de la Vall d’Uixó. Tel: 964 690064
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS