Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Viernes, 19 septiembre 2014

Escapadas

Estás en: Las Provincias > Ocio > Escapadas
LA MARINA ALTA
Benitatxell. La ruta de los acantilados de La Marina
En el centro del litoral de la comarca de la Marina Alta se encuentra Benitatxell, un pueblo que cuenta actualmente con 3.425 habitantes, y que también se ha transformado en un municipio turístico, al igual que sus vecinos Teulada y Xàbia. Benitatxell ofrece al visitante, como principal atractivo, su estratégica ubicación, ya que desde sus montes y acantilados se pueden contemplar algunas de las vistas panorámicas más hermosas de toda la Costa Blanca alicantina.

Benitatxell. La ruta de los acantilados de La Marina
Vista de la costa de Benitatxell. / AYUNTAMIENTO DE BENITATXELL
09.10.07 - 10:24 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
“Benitachell es el pueblo que se encuentra subiendo hacia el sudoeste desde el barranco y ensenada de la granadilla; la cuesta es áspera y el sendero, único camino en aquellas breñas, sumamente difícil entre pinos y maleza, el cual conduce a la falda del Puig y antes de llegar a la mayor altura de este monte se descubren otros. Montgó cae al norte, y el noroeste Segarria y las montañas de Valldigna, sobresaliendo allí Mondúber: al sur y sudoeste en la costa del mar los cabos Hifac, Toix y Albir; y últimamente al noroeste del cabo Toix la cordillera de montes que empieza en este cabo y sigue con los nombres de Bérnia y Serrella, precedidos de la Solana de Benisa y Carrascal de Parsént...”

Antonio José Cavanilles. “Observaciones sobre la historia natural, geografía, agricultura, población y frutos del Reyno de Valencia” (1795).


Además, junto al mar se hallan pequeñas calas de aguas cristalinas, como la cala Moraig, la cala Llebeig o la cala dels Testos. La cumbre más elevada del término municipal es la del “Puig de la Llorença”, que se encuentra a 445 metros de altitud sobre el nivel del mar, y que puede considerarse como una de las principales atalayas de la comarca de la Marina Alta, tal y como pudo comprobar perfectamente hace poco más de dos siglos el gran viajero valenciano, el botánico Cavanilles.

Hemos comenzado este artículo con una hermosa y minuciosa descripción, la realizada hace más de dos siglos por el ilustre viajero que se recorrió de punta a punta el territorio del antiguo Reino de Valencia, lo cual tenía un mérito indudable, por la desastrosa red de comunicaciones que había a finales del siglo XVIII. Pues bien, ya vemos cómo le llamó la atención al botánico Cavanilles la estratégica situación de Benitatxell –en pleno corazón de la Marina Alta– y las bellas panorámicas que se contemplaban desde los parajes más elevados de su término municipal, en especial desde el Puig, unas veces apellidado como “de la Llorença” y otras como “de Benitatxell”, cuya cumbre se sitúa a 445 metros de altitud sobre el nivel del mar, pero a muy escasa distancia de él. No es de extrañar, pues, que mucho tiempo después, esta espléndida atalaya de la Marina siguiera seduciendo, aunque por motivaciones muy diversas, a pintores y a fotógrafos, a montañeros y a naturalistas, a promotores y constructores.

El Ayuntamiento de Benitatxell ha querido basar su promoción turística en la divulgación de sus paisajes, de alto valor medioambiental. Y para ello ha creado dos rutas senderistas, francamente interesantes. La primera de ellas se denomina “la Ruta de los Acantilados” y permite recorrer, en unas dos horas (entre la ida y la vuelta) los lugares más impactantes del abrupto litoral del término municipal. La ruta se inicia cerca de la carretera que baja hacia la cala del Moraig, y pasa por la “Cova de les Morretes” y el “Racó de l’Illot”, desde donde se puede contemplar la Punta de Moraira. La senda discurre casi siempre arrimada al vertiginoso alcantilado y pasa después por la “Cova del Tío Domingo l’Abiar”, por la “Cova de Pepet del Morret” y por la “Cova de Toni el Senyalat” y “El Bufit del Bou”.
Benitatxell. La ruta de los acantilados de La Marina


La otra ruta turística es la que sigue el curso del “Barranc dels Testos”. Ofrece bastante dificultad, por lo que puede situarse en el ámbito de los deportes de aventura o de riesgo, ya que combina la práctica del barranquismo con algún tramo de escalada, aunque tiene la ventaja de permitir concluir el itinerario con un buen baño en las transparentes aguas del Mediterráneo. Uno de los tramos más gratificantes de esta ruta es el que posibilita contemplar el “Morro Falquí”, un espolón rocoso que se eleva más de cien metros sobre el nivel del mar.

Ambas rutas nos permitirán contemplar de cerca algunas de las antiguas “pesqueres”, que eran una especie de habitáculos muy elementales construidos en los acantilados con piedra, madera y esparto por algunos vecinos de Benitatxell para, desde allí, practicar la pesca. A principios del siglo XX, Francisco Figueras Pacheco, en la Geografía General del Reino de Valencia, describía detalladamente esta atrevida actividad pesquera.: “Los naturales de Benitachell demuestran gran serenidad y valor, dedicando a un trabajo arriesgadísimo que merece mencionarse especialmente y que además constituye un caso interesante de derecho consuetudinario. La costa vecina es sumamente quebrada y peñascosa, pero siendo el mar que la baña rico en pesca, estas gentes han ideado y ponen en práctica un medio original y atrevidísimo de dedicarse a la industria pesquera. En la base de los acantilados batidos por las olas, y hasta la cual no parece pueda llegarse por medio alguno, han abierto cuevas, a las que bajan desde lo alto de la costa, descolgándose con el auxilio de fuertes sogas, pero con grave riesgo de perder su vida, cuando van a buscar el modo de ganarla. Una vez colocados en tan singulares parajes lanzan sus redes al mar, manejándolas desde sus arriesgadas posiciones, y obteniendo abundante pesca que les produce grandes rendimientos. Calcúlase en más de cien familias las que se dedican a la explotación de esta peligrosa industria pesquera. El caso de derecho consuetudinario consiste en que la propiedad de las cuevas pasa de padres a hijos como cualquier otro bien del patrimonio familiar, sin que nadie se permita discutir este derecho emanado de la moral natural y respetado por la costumbre, ni aprovecharse de una cueva ajena sin especial consentimiento de su poseedor...”

“Les Morres de Benitatxell” se extienden a lo largo de unos cinco kilómetros entre la cala Granadella (en Xàbia) y el “Cap d’Almoraira” (en término municipal de Teulada, muy cerca del núcleo turístico de Moraira). Estos espectaculares acantilados constituyen la fachada marítima del “Puig de la Llorença” y son uno de los espacios naturales menos conocidos del litoral alicantino, debido a la dificultad de accesos. Al mismo tiempo, estos acantilados merecen ser protegidos de alguna manera, para salvaguardar su rico paisajístico y medioambiental.

DATOS PRÁCTICOS

- Ayuntamiento de Benitatxell. Tel: 96 649 33 69 / 29.
- Página web:www.benitatxell.com
- Tourist Info Benitatxell. Tel: 96 649 3546
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS