La Volvo ya navega los océanos

En la salida de Alicante los equipos sortearon algunos yates de invitados./
En la salida de Alicante los equipos sortearon algunos yates de invitados.

Los siete equipos se dirigen ya hacia Lisboa sorteando la isla de Madeira en la primera de las nueve etapas

LUIS CARBONELL

Alicante se convertía el pasado domingo día 22 de octubre en la capital mundial de la vela de alta competición con la salida de la Vuelta al Mundo - Volvo Ocean Race, considerada la competición por equipos más dura que existe con 45.000 millas de recorrido y ocho meses de competición en los que siete barcos navegarán por los mares más inhóspitos. Una regata tan espectacular como lo fue su misma salida.

Pocas competiciones pueden vivirse de manera más intensa por el espectador que la salida de una regata de estas características. Medio millar de embarcaciones se reunieron primero y escoltaron después a la flota durante sus primeros compases por la bahía de Alicante. Los Mapfre, Vestas, Dongfeng y compañía protagonizaron momentos realmente espectaculares, lanzados a toda velocidad intentando batirse en estas primeras millas mientras esquivaban barcos de espectadores. La lucha fue tan intensa que hubo incluso penalizaciones que el barco español Mapfre y el holandés Brunei tuvieron que cumplir tras una arriesgada maniobra ante el el Dongfeng chino.

Un sprint oceánico

Y es que a pesar de tratarse de una competición tan larga, toda una vuelta al mundo, la igualdad es tal entre los barcos participantes -de hecho, son idénticos- que muchas llegadas se decidirán por minutos e incluso segundos. Como muestra, un botón. Ayer viernes 27, tras cinco días de competición y casi 1.200 millas recorridas, la diferencia entre los dos primeros, el Vestas y el Mapfre, era de menos de 22 millas, y apenas 60 separaban la flota, en un largo sprint final hasta Lisboa, meta de la primera etapa.

Ambos equipos vienen protagonizando una espectacular lucha por el liderato de la flota desde que poco antes de Gibraltar el Vestas, consiguiera unas millas de ventaja que ha conseguido mantener durante varios días incluso a pesar de un gran susto cuando falló una manguera del tanque de lastre y se vertieron 800 litros de agua en la sentina. Un incidente que hizo recordar viejos fantasmas a bordo del barco con bandera americana y danesa, que en la pasada edición sufrió un naufragio tras quedar encallado en mitad del Índico.

España, a la conquista

Tras esta primera etapa, que finaliza este fin de semana en Portugal tras recorrer las primeras 1.450 millas de la Vuelta al Mundo, la flota se lanzará el 5 de noviembre a la primera de sus grandes etapas oceánicas de la presente Volvo Ocean Race. Serán 7.000 millas náuticas, incluido el primero de los cuatro pasos que harán por el ecuador durante los próximos meses, hasta la línea de meta de Ciudad del Cabo en Sudáfrica.

Entre los aspirantes a dominarlo estará el Mapfre, que liderado por el campeón olímpico Xabi Fernández tratará de ofrecer a España el próximo mes de junio uno de los pocos títulos que se le resisten en el mundo del deporte, ya que parten como favoritos.

Fotos

Vídeos