Tecnología y calidad premium

Este X3 es el más atractivo de la saga de modelos de este nombre, con muchos detalles de alta calidad./
Este X3 es el más atractivo de la saga de modelos de este nombre, con muchos detalles de alta calidad.
Presentación | BMW X3

El nuevo BMW X3 crece en tamaño, innovación y calidad para convertirse en el SUV de referencia entre los modelos de lujo más dinámicos

CARLOS PANADERO MADRID

En 2003 BMW sorprendía al mundo con el lanzamiento del X3, un todocamino de dimensiones contenidas que gustaba por su diseño, tecnología y sensaciones de conducción. Ahora, la tercera generación del SUV premium mantiene los estándares de la marca alemana y regresa al mercado con nuevo diseño, más capacidad interior y, sobre todo, una mayor dotación tecnológica que aumenta el confort y permite al X3 obtener una conducción semiautónoma.

Fabricado en Estados Unidos, el nuevo X3 cuenta con los acabados X Line, M Sport y Luxury, que amplían su oferta para clientes más exigentes. El precio de lanzamiento es de 50.300 euros, contracción total y cambio automático en toda la gama, dejando para 2018 las versiones más asequibles.

Mucho más atractivo

El BMW X3 ha dado un salto cualitativo en cuanto a diseño se refiere. Ahora, es mucho más atractivo gracias a unas proporciones más robustas y a nuevos elementos que lo distinguen de la saga. En el frontal, encontramos faros led, faldones más robustos, llantas de 18 a 21 pulgadas y una calandra de nuevo diseño que aumenta su tamaño para conseguir mayor aerodinámica y una mejor refrigeración del motor. En la zaga, los cambios son más palpables, con faros con tecnología led, portón de apertura y cierre automático, y un escape con salida en ambos lados.

Llega con tracción total, caja automática y motores entre 190 y 360 CV con precios desde 51.000 euros

Por su parte, el interior gana en espacio, sobre todo en las plazas traseras, pero también tiene mejores calidades, climatizador de tres zonas, instrumentación proyectada en el parabrisas 'head up display' -que incluye la navegación y la lectura de señales de tráfico- y una pantalla central táctil que incluye el sensor de movimiento para manejarla mediante gestos. Con todo esto, el nuevo X3 se pone al día en materia de confort y tecnología.

De 190 a 360 CV

El nuevo X3 presenta una gama de motores con dos versiones diesel y tres gasolina. Por primera vez, incluye un modelo M Performance con el BMW X3 M40i, que tiene un motor seis cilindros turbo de 360 CV. La segunda opción de gasolina es X3 xDrive30i que tiene una potencia de 252 CV con un consumo combinado de 7,4 litros. El último en llegar será el xDrive20i con motor de gasolina de 184 CV, y se podrá elegir entre una versión con tracción total y otra con tracción trasera.

Para las versiones diesel, BMW mantiene el xDrive20d con 190 CV y un consumo medio de 5,4 litros y el xDrive30d que aumenta la potencia hasta los 265 CV y cuyo consumo es de 5,7 litros cada cien kilómetros.

Cuenta con una tecnología similar a los Serie 5 o Serie 7 en conectividad y ayudas al conductor

Gracias a la tecnología desarrollada por BMW, el nuevo X3 cuenta con sistemas de seguridad que permiten una conducción semiautónoma. Muchas de ellas son opcionales, pero merecen la pena si lo que se busca es aumentar el confort y la seguridad en marcha. La nueva generación del BMW X3 puede contar con la última generación de control de velocidad activo, el asistente de maniobras de aparcamiento, aviso de cambio involuntario de carril con protección contra colisiones laterales. Con esta gran variedad de sistemas de asistencia, el nuevo BMW X3 es uno de los líderes en esta materia en su segmento.

A prueba

Para conocer en profundidad los cambios realizados por la marca en el nuevo X3, BMW nos cita en la Finca el Chaparral, a las afueras de Madrid, adonde llegamos después de atravesar las sinuosas carreteras del puerto de la Cruz Verde, que une la capital con Ávila y es muy frecuentado por motoristas. Antes de subirnos a la versión con motor diesel de 190 CV, nos paramos a contemplar los cambios estéticos introducidos por la marca. Hay que decir que el X3 ha cambiado mucho, parece más robusto y deportivo, ofreciendo una silueta más atractiva.

Subidos a los mandos la percepción de calidad se palpa desde el primer momento, y ofrece un tacto muy agradable. Comenzamos el test activando el modo confort para los primeros kilómetros por autovía, y el rendimiento es bueno. La insonorización del vehículo es excelente, la dirección precisa y el cambio automático muy eficiente, aunque las ocho marchas tal vez sean excesivas cuando se busca un plus en la conducción deportiva. Llegamos a la zona más revirada del test y, conectando el modo sport, el X3 cambia por completo. Ahora la respuesta del acelerador es más rápida y contundente, ofreciendo un comportamiento digno del emblema alemán.

A pesar de su peso, más de 1.800 kilos, el BMW X3 adelgaza 55 kilos gracias al mayor empleo del aluminio. Con un reparto de pesos equilibrado, la conducción del todocamino es más que eficiente, con un agarre por encima de la media y dando la sensación de que llevamos un modelo deportivo. Eso se debe al gran trabajo en el chasis realizado por la marca. Con precios desde 50.300 euros y packs de equipamiento completos, el X3 ha subido un peldaño respecto a su predecesor, dando un gran salto tecnológico.

Conclusión

BMW acierta con los cambios introducidos en el nuevo X3La tercera generación es más madura gracias al nuevo diseño, mejores calidades y un repunte tecnológico al alcance de pocos modelos en el mercado.

Fotos

Vídeos