SOLIDARIDAD AL VOLANTE

En una productiva jornada de pruebas de neumáticos de la marca alemana Continental, la firma profundizó en su proyecto 'visionZero', con el que pretende acercarnos cada vez más a las cero víctimas en accidentes de tráfico, objetivo que, en el caso de España, se logró sólo en 17 de los 365 días del 2016.

El expiloto de Fórmula 1 Emilio de Villota es el 'embajador' de la marca para esta iniciativa, y, en el transcurso de la jornada, dio una charla sobre actitudes al volante que recibió el aplauso de los allí presentes, y cuyas conclusiones intentaremos transmitir en pocas líneas. Como promotor de una escuela de pilotos desde los años ochenta, escuela por la que han pasado todos los grandes ases del volante de nuestro país, Villota y su equipo, en el que su hija María tenía un papel protagonista, desarrollaron las cualidades de un buen piloto: anticipación, concentración o autocontrol entre ellas, superadas sólo por la actitud al volante. Una buena actitud es aquélla que nos permite dejar pasar a alguien que se incorpora a la marcha, no cabrearnos cuando alguien nos hace, con o sin intención, una maniobra que perjudica nuestro camino, circular con menos estrés y anticipar lo que tenemos por delante. María de Villota lo llamó 'solidaridad al volante', y para practicarla, la mejor receta es, salir un poco antes, sin prisas y circular con una gran sonrisa.

La tecnología sigue reduciendo los accidentes, pero si tenemos en cuenta que en más del 90 por ciento de los mismos el factor humano es clave, debemos 'solidarizarnos' con los demás y con nosotros mismos. Seguramente conducir es la única actividad cotidiana que puede acabar con nuestras vidas y, en un país donde el año pasado fallecieron 1.160 personas en accidentes, haríamos bien en hacer caso de las recomendaciones de auténticos expertos. Por tanto, cuando tomemos el volante, menos prisas, mejor actitud y más solidaridad son la receta para poder llegar a tiempo y seguros a nuestro destino de cada día.

Fotos

Vídeos