UNA SEMANA MOVIDITA

La actualidad de los últimos siete días ha sido mucho más movidita de lo habitual, tanto que no podríamos dedicar todo este artículo a un único tema, así que ahí va nuestro resumen. La primera alegría nos la dio Fernando Alonso, que ha fichado por el equipo Toyota no sólo para las 24 Horas de Le Mans, sino para todo el campeonato de resistencia, que compaginará con McLaren-Renault en F1. Esto no es sólo fruto del empeño del asturiano y de la marca japonesa, sino de los nuevos dueños de la Fórmula 1, Liberty Media. Cuando Bernie Eclestone dirigía el 'circo' siempre hacía coincidir una carrera de F1 con Le Mans para evitar tentaciones.

Precisamente Liberty Media ha dado otra de las noticias de la semana, al anunciar, con muy poco estilo por cierto, que prescinde de las tradicionales azafatas para la Fórmula 1. Hubiera sido más sencillo imponer un vestuario para toda la temporada o, tal y como se hizo en las carreras de F1 celebradas en Valencia, apostar por chicas y chicos como modelos en la parrilla. Ciertamente a los aficionados a la F1 lo que nos importa es un buen espectáculo, pero seguro que muchas azafatas de todo tipo no ven con buenos ojos estas normas.

Tampoco vemos nosotros con buenos ojos que el alcalde de Valencia diga que la culpa de todo la tiene el automóvil. ¿Qué culpa tendremos los ciudadanos en tener que desplazarnos cada día al trabajo y no encontrar mejor alternativa que el coche? 'Recuperar' espacios urbanos para los peatones está en manos del alcalde, la plaza del Ayuntamiento sigue sin peatonalizar y sin planes para hacerlo, y después de tres años lo único que han presentado es un libro.

Los ciudadanos necesitamos acciones, no intenciones y se puede mejorar la ciudad sin machacar a los automovilistas. En lugar de solucionar la peatonalización de áreas del centro, el Ayuntamiento ha decidido quitar las pasarelas de la avenida del Cid, generando un problema donde no lo había. Esperemos que no haya que lamentarlo.

Fotos

Vídeos