El renacer de Volvo

El Volvo XC40, presentado a la red comercial en Alicante, ya se puede encargar, con entregas en diciembre./
El Volvo XC40, presentado a la red comercial en Alicante, ya se puede encargar, con entregas en diciembre.
Presentación | Volvo XC40

La marca ha abierto tres fábricas para duplicar sus ventas, la futura gama será eléctrica o híbrida e inicia las ventas del nuevo

ALEX ADALID ALICANTE

La visita a la salida de la Volvo Ocean Race, la vuelta al mundo a vela que, desde hace cuatro ediciones, inicia su periplo en Alicante, nos sirvió para mantener un contacto directo con la cúpula nacional y mundial de la marca sueca y conocer mejor su futuro inmediato. La presentación del nuevo SUV compacto XC40, y a la exposición de los planes de futuro por los altos ejecutivos de la compañía confirman que Volvo está en uno de los mejores momentos, sino el mejor, de su historia.

El primer punto de encuentro es con el nuevo XC40. Más que el 'hermano pequeño' de los XC90 y XC60, la marca lo considera el 'primo rebelde' de aquéllos. Comparte motores y tecnología con el resto de la gama, pero su plataforma es nueva y el diseño es francamente innovador.

Un coche vanguardista

El XC40 está a la venta desde 42.200 euros, y en 2018 llegarán versiones desde 30.000 euros

Con 4,5 metros de largo, cinco puertas, cinco plazas y un maletero de 460 litros, se pone a la venta en España desde 42.220 euros en versiones diesel de 190 CV, gasolina de 245 CV, tracción 4x4 y caja automática, aunque en 2018 llegarán las versiones con tracción delantera, cambio manual, y precios entorno a los 30.000 euros.

El XC40 no sólo tiene un diseño sorprendente, también hace cosas insólitas. Se puede abrir desde una aplicación del móvil que podemos compartir con familia y amigos para prestar el coche, los repartidores de paquetería podrán abrir el maletero para dejar nuestros pedidos, e incluso podemos comprarlo mediante renting personal por 699 euros al mes que incluyen el seguro o el servicio de 'conserje' online. La filial española quiere vender 5.000 unidades, y el equipo de Germán López Madrid, director general de volvo en España, lo tiene tan claro que no paran de pedir más producción a la fábrica, que de momento ha adjudicado 4.000 unidades a España.

Cada vez más rentable

El siguiente coloquio estuvo a cargo del direrctor de comunicación mundial de Volvo, David Ibison, un periodista americano con carrera en el Financial Times que habló alto y claro sobre las expectativas y realidades de la marca. Ford compró la marca a Volvo Trucks en 1999 por 6.500 millones de dólares, y la puso a la venta en el 2008, cuando Ford dejó sus marcas premium en Europa -también vendió Land Rover, Jaguar y Aston Martin-. La marca encontró un comprador en China, el desconocido grupo Geely, que pagó 1.500 millones de dólares por Volvo en 2010. Cuando se hizo público que la marca estaba en manos chinas, muchos pensaron que el nuevo propietario se haría con la tecnología, trasladaría la producción a su país de origen y, en pocos años, adiós Volvo. En su lugar Geely puso dinero en la caja, avaló los créditos para las inversiones y dejó que los directivos suecos marcaran el rumbo.

A partir de 2020 la marca sólo lanzará coches eléctricos e híbridos, con una seguridad de primera

Entre 2010 y 2017 Volvo ha pasado de ser una compañía con dudas sobre su viabilidad económica, a multiplicar su valor en Bolsa, abrir dos fábricas en China, tener prevista otra más en Norteamérica -no en México- para 2018 y alcanzar ventas de 550.000 unidades frente a las 400.000 de inicio, con el objetivo puesto en las 800.000 unidades para el año 2020.

Tecnología y movilidad

La tercera cita es con Germán López Madrid, el legendario ejecutivo de Volvo España, y con Hakan Samuelsson, director general de la marca a nivel mundial. España es uno de los mercados que mejor han funcionado para la marca sueca, y López Madrid desveló algunas pinceladas del éxito de la compañía. Liderazgo en seguridad y en tecnología, grandes planes en híbridos y eléctricos, movilidad del futuro, rentabilidad de la red de concesionarios y una gama de productos en plena expansión. Todo suma para que Volvo siga ganando en atractivo.

La ronda de preguntas con el CEO de la marca, Hakan Samuelsson -que veranea en España y está enamorado de nuestro mediterráneo- despeja algunas incógnitas y dota a la marca de gran personalidad. Volvo ya fabrica su berlina S90 únicamente en China, desde donde se exporta a todo el mundo, eliminando cualquier temor sobre un producto 'made in China', ya que es su tope de gama. La marca estrenará la planta de Carolina de Sur en 2018 con la producción de los nuevos Volvo S60 y V60, que se fabricarán, allí, de nuevo, para todo el mundo, incluida Europa. A partir de 2020 todos sus nuevos coches serán eléctricos o híbridos enchufables, y se esperan versiones eléctricas de los XC40 o los futuros S60.

La gama actual ya tiene versiones híbridas enchufables que, por ejemplo, suponen en España el 12 por ciento de las ventas del XC90.

Un rumbo muy definido

Volvo está viviendo un buen momento, pero estamos en tiempo de bonanza, así que lo interesante es que Volvo tiene sus planes claros. No renovará sus motores diesel, la gama será híbrida o eléctrica, lanzará coches autónomos cuando sean totalmente seguros y estrena sistema de compra por suscripción. Muchas realidades para un futuro lleno de retos.

Fotos

Vídeos