QUERIDOS REYES MAGOS

Aprovechamos la coincidencia de salir a la calle el mismo día 6 de enero para entregar, a sus majestades de Oriente, nuestra misiva para 2018. Para empezar nos gustaría un año con menos accidentes de tráfico y con menos fallecidos en carretera, tras el repunte de los últimos ejercicios. Dice la DGT que uno de cada cuatro fallecidos no llevaba puesto el cinturón de seguridad, así que debemos apelar a la conciencia de cada uno para respetar las mínimas exigencias del tráfico, como es el caso del cinturón, pero también evitar las distracciones al volante.

A las autoridades les pedimos más inversión en carreteras y seguridad y menos en radares y multas o, al menos, que estas tengan la misma cuantía que en Europa, donde son mucho más económicas.

A nuestros alcaldes, y en especial al de Valencia, les pediríamos que tengan en cuenta a la movilidad eléctrica, haciendo discriminación positiva con los coches que menos contaminan, facilitando su uso y aparcamiento, permitiendo que las empresas de uso compartido se implanten y haciendo que el coche conviva con el resto de medios de transporte. No estaría de más una regulación de la EMT o del taxi similar a la de Madrid, donde desde 2018 ya no se pueden matricular ni autobuses ni taxis con motor diesel, ya que todos ganaríamos.

A los fabricantes de coches, les pediríamos que incorporen de serie todas las medidas de seguridad y anticontaminación que tienen en su catálogo. Sí, los coches serían algo más caros, pero también más limpios y seguros y, con el tiempo, todos terminaríamos ganando. Ya lo hacen, pero deberían aplicarse un poquito más en la materia.

Y, sobre todo, a sus majestades les pedimos que llenen de juguetes, diversión e ilusión a los más pequeños, casi todos habrán recibido algún coche, cochecito o garaje en estas fiestas, también bicis y patinetes, ahora toca cuidarlos como se merecen y, a los padres, sacar tiempo para jugar con ellos y compartir la afición por el automóvil.

Fotos

Vídeos