Subaru XV, muy seguro y divertido de conducir

Esta segunda generación se renueva a fondo con nuevos sistemas de asistencia a la conducción, tracción total, motores de gasolina y cambios automáticos

MANU CORTÉS

Aunque en principio pudiera parecer un simple cambio de imagen, lo cierto es que el nuevo Subaru XV se renueva por completo, ofrece un comportamiento mejorado y claramente superior al anterior. Como es habitual en la marca, equipa de serie tracción total y motor de gasolina tipo bóxer (disposición horizontal de los cilindros, opuestos dos a dos) y se vende solo con cambio automático. Los precios parten desde 21.900 euros para el 1.600 con equipamiento Sport y motor de 114 caballos de potencia; por 26.200 euros se ofrece el modelo con el propulsor de dos litros de cilindrada de 156 caballos, pero con el acabado Sport Plus más completo.

El nuevo SUV compacto Subaru XV -que también puede adquirirse a través del programa multiopción de Subaru, desde 199 euros al mes-, incluye de serie, en todas sus versiones, la tracción integral permanente simétrica con el sistema X-Mode, el dispositivo de seguridad preventiva “Eye Sight” y la transmisión automática Lineartronic.

La seguridad es uno de los puntos fuertes del nuevo modelo de la marca japonesa. Respaldado con la nota más alta de cinco estrellas que otorga el organismo de seguridad Euro NCAP, los pasajeros van más protegidos por el empleo de acero más resistente que hace que se disperse la energía de un golpe frontal de manera mucho más eficiente.

Habitáculo más amplio

Con la nueva carrocería, la distancia entre ejes crece en 30 milímetros y la longitud es ahora de 4,46 metros (15 mm más), es decir, se gana más espacio para el habitáculo con mayor sitio para los pasajeros de las plazas traseras y el maletero admite algo más de espacio para equipajes con una boca de carga más ancha; además, la cubierta inferior de la banqueta de los asientos delanteros es un poco más corta, para facilitar la entrada o salida del vehículo. La capacidad del maletero alcanza los 385 litros. El respaldo de los asientos traseros es abatible por mitades asimétricas 60/40 y queda un piso del maletero plano sin irregularidades.

En el exterior, el diseño del nuevo Subaru XV aporta mayor dinamismo. La parrilla hexagonal, las líneas más afiladas y las protecciones en los pasos de rueda o en los paragolpes enfatizan un aspecto más llamativo y actual. Los nuevos códigos de estilo se reflejan en el lateral que atraviesa todo el perfil para acentuar la sensación de solidez y se ha mejorado la parte inferior del paragolpes delantero y las luces antiniebla. Los faros delanteros cuentan con un diseño más afilado y el tono negro en los detalles del frontal proporciona mayor deportividad.

Visto por detrás, se ha rediseñado el paragolpes, los bordes de los pilotos traseros son más afilados y el apéndice aerodinámico en negro y los laterales de la luna trasera resaltan el volumen trasero. Las llantas de aluminio, disponibles en 17 o 18 pulgadas, son de nuevo diseño. El interior es más refinado con materiales de mejor calidad, detalles más prácticos y asientos más cómodos. El puesto de conducción se ha organizado con mandos, instrumentos, relojes y pantallas fáciles de usar e intuitivas. Mejora la visibilidad desde el puesto del conductor al reducir el grosor de los montantes de la carrocería y es nuevo el diseño de los retrovisores exteriores.

Dos motores de gasolina

Los dos nuevos motores de esta segunda generación del Subaru XV son de gasolina de cuatro cilindros y, como es normal en el fabricante, son de configuración bóxer longitudinal. Más ligeros, producen menos vibraciones con un nivel sonoro inferior y ambos disponen del sistema de parada y arranque automático para un menor consumo y emisiones.

El menos potente es un 1.6 litros de 114 CV (la misma cifra que el modelo precedente), pero transmite una respuesta más agradable desde bajas vueltas. Con esta mecánica, el coche acelera de 0 a 100 km/h en 13,9 segundos con un consumo medio de 6,4 litros. En el caso de la versión más potente, el cambio más significativo es el sistema de inyección, ahora directa, y desarrolla una potencia de 154 CV. La velocidad máxima es de 194 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos; el consumo medio es de 6,9 litros.

Ficha técnica Subaru XV 1.6 litros / 2.0 litros

Combustible:
Gasolina
Motor:
4 cilindros opuestos
Cilindrada:
1.600 cm3 / 1.995 cm3
Cambio:
Automático
Tracción:
A las cuatro ruedas
Potencia:
114 caballos / 156 caballos
Velocidad:
175 km/h. / 194 km/h.
0 a 100 km/h.
13,9 seg. / 10,4 seg.
Consumo medio:
6,4 litros / 6,9 litros
Largo:
4,46 m.
Ancho:
1,80 m.
Alto:
1,59 m.
Maletero:
385 litros
Precio (desde):
21.900 euros / 26.200 euros

Los dos propulsores van unidos al cambio automático de variador continuo CVT Lineartronic que es de siete relaciones, modificado para que la aceleración sea más brillante, recupere mejor, por ejemplo, a la hora de realizar un adelantamiento y sea más eficiente en consumo de combustible. Como ya es tradicional, el nuevo XV monta la eficaz tracción integral simétrica, una tecnología que Subaru lleva desarrollando desde 1972.

Además, se añade el sistema X-Mode, de serie en toda la gama. Un dispositivo que mejora el comportamiento todoterreno al optimizar la respuesta del motor y los frenos. El X-Mode analiza la adherencia de cada rueda para que el par llegue a una o varias ruedas y de esta forma salir con seguridad de una situación complicada. Al seleccionar X-Mode también se activa el control de descenso que mantiene constante la velocidad del vehículo en bajadas muy pronunciadas y con el suelo muy deslizante.

Otro de los dispositivos electrónicos que mejoran el comportamiento en cualquier terreno es el Active Torque Vectoring (ATV), un sistema que frena en curva las ruedas interiores y reduce la entrega de potencia, al tiempo que aumenta el envío de potencia a las ruedas exteriores. Así, ayuda a trazar mejor las curvas y prácticamente se elimina el subviraje o tendencia del vehículo a “irse de morro”.

Sin necesidad de las antiguas marchas reductores, que antes llevaban los "auténticos" todoterrenos, el comportamiento del XV en campo no tiene nada que envidiar, beneficiado también por una considerable altura libre al suelo de 221 mm y unos ángulos de ataque y salida que hacen que la conducción fuera del asfalto resulte de lo más sencillo. En la prueba que realizamos durante la presentación del modelo pudimos comprobar la eficacia de los sistemas electrónicos, incluso con el dibujo y relieve de las ruedas completamente cegado por un auténtico ovillo de barro alrededor de estas.

El nuevo Subaru XV lleva de serie el denominado “Eye Sight”, dos cámaras HD que previenen las consecuencias de un posible accidente ante eventuales distracciones y reconoce objetos tales como vehículos, peatones y ciclistas. El dispositivo, solo después de avisar al conductor previamente, actúa en conjunto sobre el motor, la transmisión y los frenos en el caso de que se realice una acción evasiva o no aplique la fuerza de frenado suficiente o simplemente no se accione el pedal del freno.

El XV de Subaru se ofrece con cuatro niveles de acabado: Sport, Sport Plus y Executive para el 1.6 litros y Sport Plus y Executive Plus, para el 2.0 litros. El completo equipamiento de serie en todas las versiones incluye climatizador automático, siete airbags, asientos delanteros calefactables, sistema de información compatible con Apple Car Play y Android Auto, conexión Bluetooth, reconocimiento por voz, control de crucero adaptativo, freno de mano eléctrico con ayuda al arranque en cuesta, volante multifunción, sensores de luces y de lluvia, conectores USB y auxiliar y ordenador para controlar los sistemas del vehículo.

Fotos

Vídeos