Seat Arona, un SUV muy emocional

Seat Arona, un SUV muy emocional

Destaca por su comportamiento dinámico, un amplio y confortable habitáculo y una avanzada tecnología en materia de conectividad y seguridad activa

MANU CORTÉS

El segmento de los SUV urbanos se ha multiplicado por cuatro desde 2015. Sin lugar a duda son los coches de moda por su polivalencia para moverse con agilidad y confort por todo tipo de entornos: ciudad, carretera e incluso por pistas sin asfaltar. El nuevo Arona, es la respuesta de Seat a esta cada vez mayor demanda del mercado.

En cuanto a seguridad pasiva, activa y preventiva, el nuevo Seat Arona marca también un punto de inflexión en el segmento. Dispone de los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción, habituales de segmentos superiores, como el asistente de frenada en ciudad (Front Assist) y el asistente de arranque en pendiente (Hill Hold Control) –ambos de serie en todos los acabados–, detector de fatiga, sensores de lluvia y luces y sistema de frenada multicolisión, sin olvidar que puede añadir alerta de tráfico posterior, detector de ángulo muerto, sistema de aparcamiento asistido Park Assist –que funciona tanto en línea como en batería– y control de crucero adaptativo ACC con función Stop & Go, que hace más llevaderos los atascos y reduce la posibilidad de alcance, permitiendo mantener una distancia automática con el coche precedente, e incluso parar y arrancar el Arona de forma autónoma.

Asimismo, el Arona puede mejorar aún más sus cualidades dinámicas con el sistema Seat Drive Profile, opcional para el acabado Xcellence y de serie para el acabado FR, con tres modos de conducción –Normal, Eco y Sport–, y una cuarta opción configurable a medida –Individual–, mientras que para el acabado FR se ofrece la posibilidad de incluir una suspensión adaptativa con dos definiciones –normal y deportiva–, que también modifica los parámetros de la dirección.

En el equipamiento de conectividad y confort podemos encontrar sistemas de infoentretenimiento, como el sistema de apertura y arranque sin llave, cámara de visión trasera de alta definición, pantalla táctil a color de 20,3 centímetros, cargador inalámbrico del smartphone con amplificador de señal GSM y sistema de sonido Beats Audio.

El nuevo Arona también es un coche plenamente conectado gracias al sistema Full Link, que facilita vincular el teléfono al coche mediante Seat DriveApp y Apple Car Play, Android Auto o Mirror Link. En 2018, el Arona dispondrá de un nuevo cuadro digital, ofreciendo un diseño más funcional, personalizable y vanguardista.

Dimensiones compactas

En cuanto a las dimensiones, el Arona tiene una longitud de 4,14 metros, 1,78 m de anchura y una altura de 1,55 m. Son unas medidas compactas, perfectas para moverse con agilidad por ciudad, carretera o campo consiguiendo, al mismo tiempo, una sorprendente amplitud interior. Se ha puesto especial atención en el confort y la practicidad del nuevo Arona, aspectos que hacen la vida a bordo más fácil como, por ejemplo, el puesto de conducción más alto y orientado al conductor.

También destaca una generosa distancia al suelo (19 cm), que permite una cómoda entrada y salida a su habitáculo y un generoso espacio interior –con una anchura de 143 cm en las plazas delanteras y 140 cm en las traseras–, donde llama la atención un maletero de 400 litros de capacidad, que supera con creces al de los modelos más vendidos en su segmento.

Ficha técnica Arona 1.0 95 / 1.0 115

Combustible: Gasolina

Motor: 3 en línea

Cilindrada: 999 cm3

Potencia: 95 caballos / 115 caballos

Velocidad: 173 km/h. / 182 km/h.

0 a 100: 11,4 segundos / 9,8 segundos

Consumo: Desde 4,9 litros / Desde 4,9 litros

Longitud: 4,14 m.

Anchura: 1,78 m.

Altura: 1,55 m.

Maletero: 400 litros

Precio (*): 17.300 euros / 19.480 euros

(*) Financiando con la marca, hay un descuento de 2.500 euros.

El reducido peso del nuevo Arona es otra de las ventajas clave de este modelo. Es uno de los coches más ligeros de su clase, consiguiendo así mejores prestaciones, menor consumo y con un excelente comportamiento dinámico. El Arona es ágil, seguro y estable, utiliza una cómoda suspensión (20 % más rígido en el acabado FR), y su dirección con asistencia eléctrica resulta rápida y precisa. En resumen, tiene una excelente estabilidad, ayudado por el sistema XDS, que actúa como un diferencial autoblocante electrónico, equipado de serie en los motores de más de 100 caballos de potencia.

En el interior del Arona, el concepto de diseño de “consola alta” hace que ésta tenga una mayor presencia e incide en una mejor seguridad y ergonomía, ya que todos los elementos están dispuestos de manera que el conductor apenas tenga que apartar la vista cuando circula. En cuanto a los asientos, son envolventes y confortables, con tejidos, tonos y colores exclusivos del Arona, cuyo interior también destaca por las posibilidades de personalización en cuanto a colores y acabados. El Arona permite utilizar una pintura bicolor: la parte baja de la carrocería, por un lado, y el techo más los pilares de la carrocería, por el otro. El techo puede ser gris, naranja, negro o del mismo color que la carrocería.

Motores: gasolina, diésel e híbrido GNC

Los motores disponibles en la gama del nuevo Seat Arona tienen inyección directa, turbocompresor y cuentan con sistema Start & Stop. En gasolina hay tres propulsores diferentes para elegir, todos con bloque de aluminio. El primero es el tres cilindros 1.0 TSI de 95 CV, asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades. Se ofrece también este mismo bloque, en su versión de 115 CV, ya con un cambio manual de seis marchas o con caja automática DSG de doble embrague y siete velocidades. En la primera fase de comercialización del nuevo Arona estarán disponibles estas tres variantes (1.0 TSI 95 CV, 1.0 TSI 115 CV manual y 1.0 TSI 115 CV con cambio automático “doble embrague”.

Para más adelante está prevista la llegada del tercer motor de gasolina: el nuevo 1.5 TSI EVO de cuatro cilindros con 150 CV –con tecnología de desconexión activa de cilindros (ACT) –en exclusiva para el acabado FR y con el cambio manual de seis marchas. Con este motor, el Arona anuncia un consumo medio de tan solo 5,1 l/100 km con unas emisiones CO2 de 118 g/km y unas prestaciones de 205 km/h de velocidad punta y 8,0 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h.

Por su parte, la oferta diésel con el motor 1.6 TDI, estará disponible con potencias de 95 y 115 CV. La versión de 95 CV se puede escoger con cambio manual de cinco velocidades o DSG de siete. El consumo medio que obtienen estos dos motores es de 4 litros; cifra que también coincide con el consumo medio del motor 1.6 TDI de 115 CV, que se venderá exclusivamente con cambio manual de seis relaciones. Por último, como opción más ecológica y económica, a mediados de 2018 llegará a la gama Arona el motor híbrido 1.0 TGI de 90 CV, alimentado por gasolina y Gas Natural Comprimido (GNC).

Como en el León, el Ateca y el Ibiza, los acabados disponibles en el nuevo Seat Arona son Reference, Style, Xcellence y FR. El de acceso a la gama denominado Reference incluye: seis airbags (frontal de conductor y pasajero, dos laterales y dos de cortina –con desconexión del airbag del pasajero–), ESC, asistente de frenada en ciudad Front Assist, asistente de arranque en pendiente, limitador de velocidad, sensor de presión de neumáticos, anclajes ISOFIX y Top Tether en asientos traseros, recordatorio de abrochado del cinturón de seguridad, inmovilizador electrónico, luces antiniebla traseras, ordenador, Radio Media System Touch (con pantalla táctil de 12,7 cm (5’’), USB, Aux-In, SD Slot, cuatro altavoces y Bluetooth), aire acondicionado con filtro de polvo y polen, elevalunas delanteros y traseros eléctricos, cierre centralizado con control a distancia, llantas de acero de 41 cm (16’’), kit repara pinchazos, suspensión Confort, faros delanteros dobles halógenos con luz diurna halógena, retrovisores exteriores ajustables eléctricamente, asiento del conductor con ajuste en altura, doble fondo del maletero, asientos traseros plegables, volante multifunción, luz led para matrícula, parachoques con molduras protectoras, barras de techo negras, marco de las ventanas en negro con logo Crossover en negro, tapicería en tela negra, manetas y retrovisores en negro, tres reposacabezas traseros y parasoles delanteros con portatarjetas para el conductor.

Acabado deportivo FR

El acabado deportivo FR dispone de diferencial electrónico XDS, que actúa conjuntamente con el selector de los modos de conducción Seat Drive Profile, suspensión específica, frenos de disco traseros, sensor de lluvia y luces, función Coming & Leaving Home, retrovisor interior electro cromático, cámara de visión trasera, Full Link, Radio Media System Plus (con pantalla táctil a color de 20,3 cm (8’’), USB, radio con CD, Aux-In, SD Slot, seis altavoces y Bluetooth), llantas de aleación de 43 cm (17’’), kit reparapinchazos, climatizador automático bizona, parachoques delantero y trasero específicos FR, retrovisores exteriores calefactados, ajustables y plegables eléctricamente, en el mismo color del techo, sensor de aparcamiento delantero y trasero con asistente de aparcamiento automático (Park Assist), asiento del conductor y pasajero regulables en altura, bolsas en parte trasera de los asientos delanteros, asientos delanteros deportivos FR, estriberas de las puertas con logo FR, carrocería bicolor, doble salida de tubo de escape, barras de techo cromadas, marcos de las ventanas cromados con logo Crossover, techo interior en negro, cristales traseros oscurecidos e iluminación en la zona de los pies.

Fotos

Vídeos