BMW X3, lujo y deportividad

El nuevo X3 ofrece un nivel superior de empaque, eficiencia y máximo placer de conducción en los SUV del segmento medio-alto del mercado

MANU CORTÉS

En el año 2003, BMW creó con el X3 el segmento medio-alto de los SUV de lujo. Desde su aparición en el mercado, se han vendido más de un millón y medio de ejemplares de las dos primeras generaciones del modelo. Esta historia de éxito continúa ahora con el nuevo BMW X3, que ofrece un diseño más dinámico, manteniendo motores de gran potencia y eficiencia y un equipamiento de lujo.

También la tercera generación del BMW X3 combina el diseño robusto de los coches todoterreno con un aspecto deportivo. Sus típicos voladizos de carrocería muy pequeños adelante y atrás, acentúan el equilibrado reparto del peso sobre los ejes en proporción 50/50. La parrilla ovoide doble tridimensional, por primera vez de forma hexagonal en un modelo X de BMW, subrayan las notables cualidades dinámicas del vehículo. La zaga tiene un aspecto que emana potencia, debido a los pilotos posteriores, íntegramente de led y de forma tridimensional, así como el alerón posterior que sobresale del techo y los dobles tubos de escape.

Así como cada una de las tres variantes del modelo del nuevo BMW X3 le concede una expresión específica al exterior, también logra definir un carácter diferente en el habitáculo. En el modelo xLine impera un ambiente purista y elegante. Los asientos deportivos de serie con tapicería combinada de tela y de piel pueden estar opcionalmente tapizados íntegramente de piel con costuras contrastantes y listones interiores de acabado mate.

Diversos acabados

El modelo Luxury Line, por su parte, tiene acabados especialmente nobles, con tapicería de piel, listones interiores de madera con llamativos elementos cromados de brillo perla. El nuevo BMW X3 modelo M Sport es el que más realza sus virtudes dinámicas, con volante deportivo M Sport, asientos deportivos de diseño específico, guarnecido del techo de color antracita, nuevos listones embellecedores interiores de aluminio, además de un kit aerodinámico en el exterior.

En comparación con el modelo anterior, el nuevo BMW X3 puede contar con nuevos equipos opcionales destinados especialmente a elevar el nivel de confort. Entre ellos, por ejemplo, el climatizador de serie de tres zonas de regulación, que además de permitir regular por separado la temperatura en la zona del conductor y en la de su acompañante, ofrece la posibilidad de modificar la temperatura por separado en la parte posterior del habitáculo. Además, el conductor y su acompañante disponen de asientos climatizados tapizados con piel microperforada, que incorpora la función de calefacción para los días fríos y la de ventilación activa para los días calurosos.

Con el fin de mejorar el confort en la parte posterior del habitáculo, la inclinación del respaldo puede regularse de serie en relación de 40/20/40. Opcionalmente, la regulación puede hacerse en varios niveles y para cada segmento por separado, recurriendo a la función de carga. Esta opción incluye, además, la posibilidad de desbloquear los respaldos a distancia, desde el maletero. Así, el volumen estándar del maletero aumenta de 550 a un máximo de 1.600 litros con los asientos traseros abatidos.

Adicionalmente puede elegirse un techo panorámico de cristal de grandes dimensiones. El nuevo BMW X3 puede abrirse y cerrarse opcionalmente con la llave con pantalla Display Key, que incluye funciones, como el nivel de combustible en el depósito, periodos de servicio y mantenimiento pendientes, y también indica si las ventanas y el techo panorámico están cerrados. Con la llave con pantalla BMW puede controlarse, además, la ventilación.

Un SUV muy deportivo

Adoptando numerosas medidas con la finalidad de mejorar el nuevo chasis, se ha logrado mejorar perceptiblemente el dinamismo del coche, su capacidad de mantener su trayectoria en línea recta y las sensaciones que tiene el conductor al volante. Ello significa que el nuevo modelo es más deportivo que el anterior, aunque sin por ello menguar el nivel de confort. Las opciones disponibles de chasis son: la suspensión deportiva M, el control dinámico de la amortiguación, los frenos deportivos M y la dirección variable deportiva.

En la primera fase de lanzamiento al mercado del nuevo BMW X3 o, respectivamente, poco después, se dispondrá de dos motores turbodiésel y tres de gasolina. La serie incluye por primera vez un modelo M Performance con la denominación BMW X3 M40i (desde 70.500 euros), que monta un propulsor de 360 caballos y acredita un consumo medio mínimo de combustible de apenas 8,4 litros a pesar de tratarse de un auténtico SUV deportivo de altas prestaciones. El segundo motor de gasolina es el xDrive 3.0 litros, que tiene una potencia de 252 caballos y un consumo medio de solo 7,4 litros.

Ficha técnica BMW X3 2.0 D / 3.0 D

Combustible:
Gasóleo
Motor:
4 cilindros / 6 cilindros
Cilindrada:
1.995 cm3 / 2.993 cm3
Cambio:
Auto. 8 marchas
Tracción:
X Drive, a las cuatro ruedas
Potencia:
190 caballos / 265 caballos
Velocidad:
213 kms/h. / 240 km/h.
0 a 100 km/h.
8 segundos / 5,8 segundos
Consumo medio:
Desde 5 litros / Desde 5,7 litros
Largo:
4,71 m.
Ancho:
1,89 m.
Alto:
1,67 m.
Maletero:
550 litros
Precio:
Desde 51.000 euros / Desde 59.500 euros

Los dos modelos con motor turbodiésel son el X3 xDrive 2.0 D, que rinde una potencia de 190 CV, con un media de gasto de gasóleo de 5 litros y el X3 xDrive 3.0 D de 265 caballos, con un consumo de 5,7 litros. A estos primeros modelos, les seguirán el modelo X3 2.0i con motor de gasolina de 184 caballos. Todos los motores se combinan de serie con una caja de cambios Steptronic de ocho marchas, específicamente adaptada a las características de cada propulsor.

El nuevo BMW X3 ofrece también múltiples posibilidades para la conducción automatizada parcialmente mediante opciones como la última generación de control de velocidad de crucero activo y con el kit de seguridad Driving Assistant Plus, que incluye sistemas de ayuda la conducción y maniobras de aparcamiento, como el de mantenimiento del carril de circulación, el de cambio de carril y el de protección contra colisiones laterales.

El BMW X3 es un vehículo ampliamente conectado, con el sistema Connected Drive. En su conjunto, esto supone un nuevo concepto digital integrado para la movilidad individual. Recurriendo a una versátil plataforma, el Open Mobility Cloud, a diversos puntos de contacto, tales como teléfonos móviles inteligentes y relojes inteligentes, logra integrar al coche en el mundo digital del usuario. De esta manera es posible transmitir informaciones de relevancia para la movilidad, como pueden ser direcciones o anotaciones que constan en el calendario del “smartphone”. Estos datos se transforman automáticamente en destinos de navegación y se calculan los tiempos óptimos para iniciar el viaje.

Diversas funciones del sistema de navegación, de información y entretenimiento del nuevo BMW X3 pueden controlarse opcionalmente de manera intuitiva simplemente con gestos de la mano o de un dedo. En el caso del asistente de detección de voz, también opcional, basta expresar frases comunes y corrientes para controlar diversos sistemas. Las informaciones de mayor relevancia para la conducción pueden proyectarse en el Head-Up-Display, que ofrece en el campo visual del conductor, con una notable calidad de representación gráfica, gran variedad de contenidos relevantes para una conducción más segura.

Fotos

Vídeos