Ford Mustang, el deportivo más vendido en el mundo

Ford Mustang, el deportivo más vendido en el mundo

El nuevo Mustang es ahora más rápido, con nuevo diseño, motores mejorados y precios imbatibles

MANU CORTÉS

Tres años seguidos lleva el Ford Mustang siendo el coche deportivo más vendido del mundo, gracias a ofrecer unas prestaciones impresionantes, una silueta impactante y con mucho «pedigrí», además de una relación precio-prestaciones sin igual. Como prueba, el precio de salida del nuevo Mustang se sitúa en los 41.300 euros, entre un 30 y un 40 por ciento menos que sus competidores más directos de las marcas alemanas, italianas o japonesas.

El nuevo Mustang, disponible en formato de carrocería cerrada o descapotable, cuenta ahora con aerodinámica más refinada y ha sido mejorado con tecnología de iluminación led, una gama de 11 colores de carrocería y nuevas opciones de llantas de aleación. El motor V8 5.0 litros ofrece ahora 450 CV y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4,3 segundos, con una velocidad máxima de 249 km/hora, acoplado al nuevo cambio de marchas automático de diez velocidades.

El carácter emocionante de la conducción del Mustang se ha optimizado con la nueva y sofisticada suspensión «Magne Ride» y diferentes modos de conducción configurables, incluido el personalizable «My Mode». Un nuevo sistema de escape permite un innovador modo buen vecino para no hacer mucho ruido en conducción nocturna o a primera hora de la mañana en tráfico urbano. También los sistemas de asistencia al conductor, incluidas el asistente precolisión con detección de peatones y la ayuda de mantenimiento de carril, mejoran la experiencia de conducción y permiten una mayor tranquilidad al volante.

Carrocería más estilizada

El exterior cuenta ahora con una apariencia más estilizada, manteniendo el carácter instantáneamente reconocible forjado a lo largo de 50 años de existencia. El perfil del capó es más bajo y con conductos de ventilación integrados, combinados con un diseño de rejilla inferior revisado para obtener un aspecto más afilado y agresivo, a la vez que mejora la aerodinámica.

Al mismo tiempo, se ha reducido el alzado frontal, añadiendo un faldón frontal más grande que incrementa la fuerza descendente para ayudar a mantener la parte delantera más asentada en el suelo y crear una mayor estabilidad. Unos deflectores en la parte de atrás de los pasos de rueda delanteros mejoran el flujo de aire por debajo de la carrocería, reduciendo la resistencia aerodinámica en un 3 %. El diseño trasero se ve mejorado gracias a un paragolpes remodelado y un elemento difusor que dispone de tubos de escape cuádruples para el modelo V8 de 5.0 litros.

El nuevo interior del Mustang ofrece una sensación más lujosa. Los materiales suaves dominan la zona de las puertas y las asas de las puertas están terminadas en aluminio. La consola central cuenta con un tapizado cosido a mano con hilo en color que transmite una sensación más de gama alta. El entorno del panel de instrumentos está disponible en cuatro nuevos acabados de aluminio.

También se ofrece un paquete interior «Carbón Sport» en toda la gama, que incluye insertos de efecto ante «Alcántara» en las puertas y asientos, así como un entorno del panel de instrumentos y palanca de cambio de marchas en fibra de carbono. Los asientos calefactados y refrigerados tapizados en cuero y un volante calefactado también están disponibles en la gama por primera vez.

Ficha técnica Ford Mustang

Modelo:
2.3 Ecoboost / 5.0 V-8
Motor:
4 en línea / 8 en V
Combustible:
Gasolina
Cilindrada:
2.261 cm3 / 5.038 cm3
Potencia:
290 caballos / 450 caballos
Cambio:
Manual 6 v. / Automático 10 v.
Velocidad:
233 km/h. / 249 km/h.
0 a 100 km/h.:
5,8 segundos / 4,3 segundos
Consumo:
9 litros / 12,1 litros
Largo:
4,79 m.
Ancho:
1,91 m.
Alto:
1,38 m.
Precio:
41.300 euros / 52.300 euros

Destaca en el interior el panel de instrumentos LCD personalizable digital de 12 pulgadas, que ofrece información para ajustarse al modo de conducción seleccionado. La configuración del panel cambia automáticamente dependiendo del modo de conducción y puede ser programado por el conductor para mostrar una variedad de indicadores en cada uno de los siete colores disponibles.

Unas elevadas prestaciones y una experiencia de conducción emocionante han sido la base del ADN del Mustang desde el lanzamiento de su primer modelo en 1964. El motor V8 5.0 litros de Ford ha sido desarrollado aún más para ofrecer mayor potencia y un límite de revoluciones más alto que nunca. La potencia máxima de 450 CV y los 529 Newton metro de par motor cuentan con el apoyo del nuevo sistema de inyección de combustible dual y directa de alta presión, que también aumenta el par a bajo régimen.

El propulsor Eco Boost de 2.3 litros de cilindrada es aún más eficiente, y rinde 290 caballos con 440 Newton metro de par junto a consumos de 9 litros, cuando se combina con la caja de cambios manual de seis velocidades. Ambos motores pueden ser equipados con las nuevas transmisiones, automática de diez velocidades y manual de seis velocidades. La tracción es a las ruedas traseras, con diferencial autoblocante.

Ford ha mejorado aún más la dinámica de conducción del Mustang, con la incorporación de amortiguadores recalibrados y una suspensión trasera más rígida, con barras estabilizadoras más gruesas. El nuevo sistema de amortiguación «Magne Ride» puede ofrecer una rápida respuesta a las condiciones cambiantes de la carretera. Un fluido en el interior del amortiguador se activa de manera electrónica para proporcionar una resistencia de amortiguación mayor o menor, dependiendo del entorno de conducción. Los sensores monitorizan las condiciones más de mil veces por segundo para garantizar un rendimiento de conducción óptimo.

Nuevos modos de conducción

Están disponibles nuevos modos de conducción para modificar la configuración del control de estabilidad electrónico, la respuesta de aceleración, los patrones de cambio de marcha automático, la dirección y el escape activo. Además de los modos «Normal», «Sport», «Circuito» y «Nieve-Mojado», el modo «Aceleración» mejora notablemente el rendimiento en arrancadas rápidas.

El Mustang monta por primera vez un control de velocidad de crucero adaptativo y alerta de distancia al coche precedente, así como la ayuda al mantenimiento de carril, que puede actuar automáticamente sobre el volante para volver a dirigir el vehículo en la dirección correcta.

También incorpora el sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3, que permite controlar las funciones de audio, navegación y climatizador, así como los «smartphones» conectados, a través de comandos de voz conversacionales y utilizando gesto de pellizcar y arrastrar en la pantalla. El sistema es compatible con Apple Car Play y Android Auto.

Fotos

Vídeos