BMW se pone las pilas

El Serie 2 cuenta con 40 kilómetros de autonomía eléctrica./
El Serie 2 cuenta con 40 kilómetros de autonomía eléctrica.
Presentación | Gama BMW y Mini eléctricos e híbridos

La marca presenta la mayor gama electrificada entre las firmas premium, con modelos del deportivo i8 al SUV Mini Countryman enchufable

A. ADALID MADRID

La marca alemana fue una de las primeras en anticiparse al 'boom' de los vehículos eléctricos que se producirá en los próximos años. Un éxito que estará provocado, en gran medida, por las normativas anticontaminación, que a partir de 2020, requerirán un promedio de emisiones tan bajo que sólo se podrá conseguir por parte de los fabricantes añadiendo coches eléctricos en su gama. Si a ello sumamos el 'run-run' de muchas grandes ciudades contra los motores diesel, es fácil adivinar que, a día de hoy, adquirir un eléctrico o un híbrido es una compra inteligente y recomendable, aunque aún sean más caros que los modelos convencionales.

Una amplia gama 'eco'

BMW ofrece para esta movilidad 'electrificada' como gusta llamarlos en la marca, varios frentes, con modelos puramente eléctricos como el i3 con autonomía de 300 kilómetros, y modelos híbridos enchufables como las berlinas de la Serie 3, Serie 5 y Serie 7, monovolúmenes como el Serie 2 Tourer o el SUV de gran tamaño X5, todos con una autonomía eléctrica homologada entre 30 y 40 kilómetros. La gama se completa con el i8, un deportivo híbrido enchufable con carrocería de carbono.

Diez modelos componen la gama eléctrica del grupo BMW, con opciones para todos los gustos

Mini sólo tiene un modelo, el Countryman híbrido enchufable que, por su diseño y por el diferente tipo de cliente al que va dirigido, ya se vende más que todos los BMW electrificados juntos.

Empecemos por los híbridos enchufables. Todos tienen etiqueta cero, lo que permite que, en ciudades como Madrid, por ejemplo, no paguen aparcamiento en zona azul. En Valencia ciudad tienen bonificado el 75 por ciento del impuesto de circulación municipal -unos 90 euros menos al año-. Todos ellos combinan motor de gasolina con uno eléctrico alimentado por unas baterías que permiten autonomías entre 30 y 40 kilómetros. El más económico es el Serie 2 Active Tourer, disponible desde 37.900 euros. Tiene un motor gasolina turbo de 136 CV para las ruedas delanteras y uno eléctrico de 88 CV para las ruedas traseras. Suman 224 CV, y aunque el Serie 2 no quiere ser un modelo deportivo, acelera de 0 a 100 en menos de siete segundos. Su batería de 7,7 kilovatios homologa una autonomía de 41 kilómetros, por lo que serán uno 30 km. en 'uso real'.

El híbrido, desde 35.200 euros, es el más económico y atractivo de la familia 'eco'

De ahí pasamos al Serie 3 híbrido, a la venta desde 47.300 euros. Tiene un motor gasolina de dos litros y 184 CV y el mismo motor eléctrico de 88 CV y batería que el Serie 2, aunque es de tracción trasera. El Serie 3 es 'más coche', con un porte y dinamismo de auténtico premium, aunque, como en el Serie 2, se agradecería algún detalle exterior que evidenciara su condición de ecológico, importante para los que desean un coche de cero emisiones como un elemento de imagen o aspiracional.

El Serie 5, desde 61.650 euros, comparte la mecánica del Serie 3, pero en un formato de mayor tamaño y un soberbio lujo que justifica el 'salto' de precio frente a su 'hermano menor'. En cuanto a la gama más alta, BMW presenta el Serie 7 híbrido -103.350 euros-, con un motor gasolina de 252 CV y otro eléctrico de 112 CV que impulsan de tal modo las prestaciones que el modelo acelera de 0 a 100 en sólo 5,4 segundos. Por último, el BMW X5 se sitúa entre el Serie 5 y el 7, ya que está a la venta por 75.650 euros, con un tren dinámico similar al Serie 7, ya que suma 313 CV.

La autonomía, eso sí, se resiente con el peso y la tracción total, y el X5 sólo homologa 30 kilómetros en modo 'cero emisiones', que serán algunos menos en uso real, limitando su potencial ahorro.

Totalmente eléctricos

La gama BMW eléctrica cuenta con los modelos i. El i3 ha avanzado en capacidad de batería desde los 190 km. iniciales hasta los 300 que tiene su evolución actual. Además, si encargamos el i3 ahora, recibiremos la versión 2018, que destaca por un diseño más atractivo y una versión S más potente. Está a la venta desde 38.200 euros, y su principal pega es que, por plazas traseras y maletero, no es un coche familiar, sino más bien urbano e interurbano. Eso sí, conducirlo es un placer, y diríamos que es el eléctrico más divertido y el coche con mejor respuesta al acelerador desde baja velocidad del mercado, sea o no eléctrico.

Muy diferente es el i8 -desde 139.000 euros-, un deportivo de gama alta que comparte con el i3 el tipo de construcción, ya que ambos tienen chasis de fibra de carbono. El i3 equipa un motor tres cilindros turbo de 231 CV y uno eléctrico de 131 CV, de modo que suman 362 y convierten al i8 en uno de los coches más veloces en aceleración, con 4,4 segundos para alcanzar los 100 por hora. Aunque su aspecto es de prototipo, y el interior nos transporta al futuro, el modo eléctrico homologa sólo 30 kilómetros, por lo que, en uso real, a partir de 20 kilómetros se activa el motor de gasolina. En cualquier caso, es uno de los coches con los que disfrutar de altas prestaciones con un consumo comedido. La gama BMW se completa con el scooter eléctrico C-Evolution, que ahora tiene una versión con 190 km. de autonomía desde 14.500 euros que está teniendo gran aceptación por parte de policías locales y otras instituciones públicas. BMW también cuenta con una amplia gama de bicicletas eléctricas á a la venta desde 3.115 euros, un precio muy competitivo para unas bicis con una calidad similar al del resto de los productos BMW.

En resumen, una gama completa entre la que elegir la mejor opción para cada cliente, a la que sumarán más modelos de todas las clases en próximos años.

Conclusión

BMW ha sido la primera marca premium en proponer un coche eléctrico y en 'electrificar' su gama, lleva delantera, aunque los híbridos enchufables deberían tener más batería.

Fotos

Vídeos