El poder de la deportividad

Ligeros retoques en la línea han actualizado la imagen de la berlina XF, también disponible como familiar./
Ligeros retoques en la línea han actualizado la imagen de la berlina XF, también disponible como familiar.
Prueba | Jaguar XF i4 R-Sport

Jaguar estrena motor gasolina de 200 CV en la gama XF para dotar su elegante berlina de mayor dinamismo sin perder confort

A. ADALID

Jaguar ha sido una de las marcas que ha cerrado con más éxito el 2017, y empieza el 2018 con la llegada de un nuevo SUV, el E-Pace, y de la versión familiar del XF, llamada Sportbreak. Un buen momento para probar uno de los modelos que conforman el corazón de su gama, la berlina XF, equipada ahora con un renovado motor turbo de 200 CV.

Hasta ahora los motores gasolina de cuatro cilindros de Jaguar se fabricaban en... Almussafes, y es que el anterior propietario de la marca, Ford, mantenía el suministro de las mecánicas 'made in Valencia'. Ahora los motores son cien por cien Jaguar, ya que la marca ha abierto una nueva factoría para producir una generación de propulsores que destacan no sólo por el brillante rendimiento, sino por su bajo consumo y emisiones.

La llegada de los nuevos motores gasolina y la versión familiar 'Sportbreak' impulsan la gama XF

Prestaciones y suavidad

El XF equipa un motor dos litros de 200 CV que, combinado con el cambio automático y la tracción trasera, permite superar los 230 por hora, alcanzar los cien por hora en 7,5 segundos y lograr un consumo promedio inferior a los siete litros.

El nuevo familiar combina la elegancia con más espacio y un toque más deportivo

Pero antes de hablar a fondo de su mecánica, es conveniente conocer el coche. El XF es una berlina de casi cinco metros de largo del sector ejecutivo. Tiene una altísima calidad, y es que el punto de mira puesto en las berlinas premium alemanas, a las que sólo oponen competencia Jaguar y algunas marcas japonesas. La británica lo hace con clase, con una línea atractiva y duradera que, en este acabado R Sport, elimina los cromados, amplía los detalles en negro brillante -parrilla, marcos laterales, salidas de aire- y presenta unas bonitas llantas, además de los logotipos en color rojo. Su línea resulta elegante y personal, y nos gusta.

El interior es bastante amplio y resulta muy cómodo. Al volante apreciamos líneas horizontales en las que se integran la gran pantalla digital, renovada con los últimos 'gadgets' del mercado, instrumentación en el parabrisas o un completo equipamiento que se puede mejorar con las también numerosas opciones y packs. Lo más relevante es su amplitud, aunque es un coche en el que cuatro viajarán mejor que cinco, debido al túnel central de la transmisión. El maletero es muy amplio y de fácil acceso, con puerta automática en este caso.

Alto confort de marcha

Nada más arrancar apreciamos la gran suavidad. El XF se mueve como la seda, sin apenas un ruido no sólo de la mecánica, sino también del entorno, gracias al sensacional aislamiento exterior. Gana velocidad con fuerza si así lo requerimos, pero la suavidad es su tarjeta de visita, y en pocos minutos estamos en la autovía devorando kilómetros mientras las suspensiones filtran perfectamente lo que ocurre en el asfalto.

Con el acabado R-Sport esperamos una respuesta más deportiva, así que situamos el mando de modos de conducción en modo sport y elegimos la versión más deportiva de los programas disponibles. El motor suena con más fuerza, se apuran más las marchas y entrega su potencia de forma constante. El XF avanza con prestaciones propias de deportivo, y su capacidad de aceleración es tan notable que cualquier momento es bueno para acelerar y perder de vista lo que sucede detrás de nosotros. El consumo en nuestra prueba ha sido de 8,7 litros a un ritmo rápido, por lo que el consumo real debe rondar los ocho litros cada 100 kilómetros, realmente contenido para un coche de esta potencia y peso.

El precio de esta versión es de 54.000 euros, pero con una gama que se inicia en 43.000 es fácil encontrar la versión más indicada, con motores de cuatro cilindros y V6 gasolina y diesel, tracción trasera o total y carrocería berlina o familiar.

Desde 299 euros al mes

Además, Jaguar ha iniciado en Valencia una interesante oferta de financiación con unidades muy equipadas y precios que incluyen el mantenimiento, lo que permite acceder a un XF diesel de 180 CV desde 299 euros al mes, una cifra muy competitiva que sitúa al XF como uno de los modelos más atractivos de su clase, y con toda la exclusividad británica.

Conclusión

El XF es un excelente automóvil, y aunque el mercado ahora apunta a los modelos tipo SUV como el Jaguar F-Pace, esta berlina permite cubrir kilómetros con confort, razonables consumos, máxima suavidad y gran carácter, una buena alternativa a la popular competencia alemana.

Fotos

Vídeos