Perfecto para viajar en familia

Perfil familiar, aunque con 4,5 metros es más corto que la mayoría de las berlinas.
Perfil familiar, aunque con 4,5 metros es más corto que la mayoría de las berlinas.
#CrossoverLifeStyle

Las escapadas de fin de semana son el terreno ideal para que el Kia Sportage demuestre todas sus cualidades

REDACCIÓN MOTOR

Las semanas pasan con rapidez a bordo del Kia Sportage. A sus mandos vivimos una de las mayores pruebas de fuego a las que se enfrenta un coche hoy en día: aparcar en la puerta del colegio. En nuestro caso, badenes, baches y algún charco acompañan el ilustre 'descampado' en el que, cada mañana, decenas de padres y, sobre todo, madres, maniobran con una celeridad que ya quisieran para sí los bombarderos de la OTAN. Con una cantidad de SUVs que va en aumento, casi todos ellos muestran una capacidad de organización importante para marcar un nuevo récord en el deporte de dejar a los niños en la puerta del cole, y el Sportage es de los que saca mejor nota.

Muy maniobrable

Bromas aparte, a los mandos del Sportage vamos más altos, lo que permite mejor visión, el coche es compacto y de fácil manejo, y sus grandes puertas y alto asientos permiten que los pequeños puedan subir y bajar con mejor ayuda por parte de los padres. La cámara de marcha atrás se refleja en una enorme pantalla, y los sensores de parking -traseros, pero no delanteros- ayudan a hacer una maniobra limpia.

De casa al colegio, al trabajo, de compras o de fin de semana, el Sportage está dispuesto a todo

Muy polivalente

Tras la consabida tertulia y algunos lloros de los más pequeños, prosigue la jornada: trabajo, compras y viajes al centro de la ciudad nos descubren un interior silencioso, con materiales de alta calidad y un refinamiento de marcha elevado. La iluminación interior es por leds, y se atenúa suavemente al cerrar las puertas, y algunos detalles, como los anclajes Isofix para las sillitas, están resueltos con facilidad para acoplarlas a los asientos.

En marcha no podemos evitar notar el rumor del motor diesel, aunque las vibraciones están muy atenuadas y el buen uso el cambio hace que su respuesta sea excelente en todo momento. El consumo es moderado. Hay rivales que tienen alguna cifra mejor, pero estamos hablando de uno o dos depósitos más o menos al año, muy poco respecto al valor general del usode un coche. El consumo estará entre los 6 y los 7 litros depende de nuestra conducción.

Alto de gama

El acabado GT Line cada vez nos gusta más porque, sin variar ni un ápice el confort, le da un aspecto exterior que algunos califican de «cercano a un Porsche». Es un poco exagerado, pero la gran parrilla y las luces antinieblas con cuatro LED si se asemejan a los SUV de la marca alemana. La trasera es atractiva y nuestro modelo tiene portón trasero automático, más confortable para subir y bajar bultos.

En autovía destaca lo bien que funcionan las ayudas a la conducción, con un mantenimiento de carril con frenada de emergencia que hace que poner el control de velocidad sea todo un descanso. El radar en ocasiones nos avisa cuando no es necesario, pero es en pocas ocasiones y los avisos no son 'extremos'.

Nuestro fin de semana incluye rutas por el campo, curvas y mucha carretera, y al final no espera el mayor de los premios: regresar a casa e iniciar una semana de trabajo tras disfrutar de la montaña ¿Un coche completo? Sin ninguna duda. El precio del Sportage con este acabado y configuración alto de gama supera por muy poco los 30.000 euros, menor a competidores con más 'marca'.

Fotos

Vídeos