Cuando te lo ofrecen todo

La imagen tiene empaque, y el Sorento es un SUV de gama alta 
con los detalles de diseño habituales en Kia, muy atractivos./
La imagen tiene empaque, y el Sorento es un SUV de gama alta con los detalles de diseño habituales en Kia, muy atractivos.

El Kia Sorento es atractivo, amplio, cómodo, potente, está muy bien equipado y tiene un precio ajustado. ¿Se puede pedir más?KIA SORENTO 2.2 CRDI 4X4 7 PLAZAS AUTO.

ALEX ADALID

Tras una primera semana con visita a Bocairent en familia, el Sorento ha realizado un par de viajes más, uno de ellos a Madrid, en un ida y vuelta exprés en los que un coche como este, que no parece el más adecuado para un viaje en solitario, se ha comportado a la perfección.

El Sorento es el tope de gama de la familia SUV de Kia y, como tal, no le falta de nada. Nuestra unidad va cargadita de extras, con asientos de cuero calefactables, siete plazas, cámaras de visión periférica, parking automático, portón eléctrico, climatizador para las plazas de la tercera fila de asientos... absolutamente a tope. Pero el Sorento es, además, un coche bien pensado y diseñado. Los asientos traseros se mueven longitudinalmente y se regulan en inclinación, hay cortinillas en las puertas para tapar el sol a los niños y, en el maletero, la bandeja se puede plegar y guardar en un compartimento para poder cargarlo sin llevar la bandeja suelta.

Típicamente Kia

El diseño es atractivo. Termina de recibir las nuevas luces antiniebla tipo 'cubos de hielo', como les llaman en la marca, y con una parrilla con relieve con la que el coche gana en diseño. La trasera, con luces led, también es llamativa, y recurre a unas llantas de tamaño moderado para mantener el confort.

El motor diesel de 200 CV, único disponible en la gama, responde bien, aunque es ruidoso en aceleración. La caja de seis marchas lo mueve a la perfección, pero el consumo, es algo alto y, si vamos ligeros, ronda los nueve litros. La solución ya está en marcha, porque el Sorento en edición 2018 incorpora una caja automática de ocho velocidades que reduce el consumo, que de todos modos no es alto para un SUV con tracción 4x4 y cambio automático de este tamaño y casi dos toneladas de peso total.

En marcha el Kia parece más compacto de lo que es, pero hay que saber lo que llevamos entre manos, y frenar bien el coche antes de una rotonda o curva. Así evitamos inclinaciones en curvas lentas, ya que la suspensión es blanda y cómoda. En vías rápidas se sujeta a la perfección a cualquier velocidad, y destaca por su precisión.

Los caminos son pan comido para el Sorento, pero el paragolpes es un poco bajo y puede rozar en algún sitio. Se nota que los SUV no son para estas lides, pero en un camino de tierra se puede ir a buen ritmo sin pegas.

Del resto del coche destaca su confort y la facilidad con la que funciona todo. Freno de manos eléctrico, varios sistemas de seguridad como el mantenimiento de carril, un completo equipo multimedia... el Sorento tiene de todo.

También tiene un precio, casi 45.000 euros, alto para un siete plazas de una marca popular, pero no para un coche con el contenido de este Kia. La gama está a la venta desde algo más de 29.000, por lo que es fácil suponer que para el modelo más caro también tiene que haber ofertas.

Nosotros, hemos cumplido nuestro viaje a la capital con un confort y aplomo fuera de dudas, y con un ritmo más alto del recomendable sin que el coche se inmute. Y es que bajo esta apariencia SUV, el Sorento tiene mucho de turismo: comodidad, mecánica o equipamiento son de berlina tope de gama, no de coche campero, aunque su diseño SUV y el espacio que conlleva sea lo que más cautiva.

Fotos

Vídeos