Ford Focus: Tecnología universal

La versión ST Line sigue siendo una de las referencias deportivas de Ford./
La versión ST Line sigue siendo una de las referencias deportivas de Ford.
FORD FOCUS

Ford lanzará en julio un renovado Focus con un impresionante salto en seguridad y equipamiento con precios muy competitivos

ALEX ADALID LONDRES

La marca del óvalo no se ha dejado nada en el tintero para su 'niño mimado' de la gama europea, un coche global que se fabricará en Europa y China, pero que se venderá en los cinco continentes con la misma configuración estética y técnica, y que ha sido diseñado fundamentalmente en la sede alemana de Ford. El nuevo modelo no sólo supone un gran salto frente a su antecesor, como es lógico, sino que se sitúa a la vanguardia del segmento en prácticamente todos los campos: tecnología de seguridad, conducción semi-autónoma, conectividad y gama de versiones lideran el segmento compacto. También es el coche más tecnológico de Ford en su historia y el que dará pie, en el futuro, a una nueva generación del Ford Kuga o del C-Max entre otros.

Diseño con personalidad

Empezamos por lo que se ve, y es que el diseño no es una evolución del actual, sino una línea completamente nueva que resulta algo más largo, ancho y bajo, pero que mantiene las proporciones del modelo actual con algún detalle de otros modelos superventas. No parece un Ford, y ese es un riesgo que la marca quiere asumir para que el Focus tenga personalidad propia en la familia Ford. Además, a la gama habitual, compuesta por los acabados Trend y Titanium, se suman tres versiones que cambian bastante su diseño y configuración interior. Se trata del deportivo ST Line, el lujoso Vignale y el aventurero Active. Todos ellos se ofrecerán en versiones cinco puertas y familiar, y todos llegan con su propia puesta punto en chasis, más allá de su diferente diseño estético.

Llegará al mercado en el mes de julio, con un rápido despliegue de la gama y precios que serán atractivos Farley, vicepresidente de Ford: «El Focus es el enlace tecnológico entre los coches de hoy y los del futuro»

El ST Line es deportivo y muy atractivo, con suspensiones más cortas y duras y un aspecto en el que parrilla, paragolpes, alerón o taloneras le dan un aire de 'pequeño RS'. El Vignale es nuevo en la gama Focus y es muy lujoso, pero con un toque más deportivo que en los Mondeo o el Kuga Vignale. Muchos cromados y detalles como cristales laterales dobles, colores específicos o amplio equipamiento se suman a la que será la versión 'premium' de la gama. La sorpresa es el Focus Active, con suspensiones más altas y protecciones de carrocería y que se ubica como un crossover compacto con estilo aventurero. Se ofrecerá como familiar o cinco puertas, y destaca por su puesto de conducción más alto.

Hasta doce mecánicas

Técnicamente todos los Focus son de tracción delantera y tienen caja manual de seis marchas o automática de ocho velocidades. Este último es un cambio de tecnología convencional que sustituye al actual Ford 'powershift' de doble embrague y seis marchas. Hay cuatro motores, dos gasolina y dos diesel, con diferentes potencias. Los de gasolina son de tres cilindros con filtro de partículas y desconexión de un cilindro cuando no hay alta demanda de potencia. La versión 1.0 se vende con 85, 100 o 125 CV y el 1.5 con 150 o 180 CV. Los diesel, de cuatro cilindros, llegan en versión 1.5 litros con 95 o 120 CV y 2.0 con 170 CV. Cuatro versiones tendrán cambio automático opcional, y en el futuro llegarán los más deportivos ST y también un nuevo RS. A falta de los datos finales, los consumos se reducen un diez por ciento y las emisiones se sitúan entre los 91 gramos de CO2 de las mejores versiones y los 122 de las más potentes.

Sorprende que no aparezcan versiones híbridas, híbridas enchufables o eléctricas, pero Ford prepara 26 coches con mecánica eléctrica de algún tipo para los próximos cinco años, y la marca ya tiene preparadas versiones con 'micro-hibridación' del Focus

Tecnología y espacio

El interior es más amplio, sobre todo en las plazas traseras, donde se gana sitio para rodillas y hombros sin perder en altura. El maletero también se amplía, con 375 litros para el cinco puertas y 605 en el familiar, que estrena detalles como portón eléctrico, bandeja enrrollable que se puede transportar bajo el piso o respaldos que se pliegan con un tirador.

La tecnología de seguridad es soberbia. El Focus equipa casi todo lo que conocemos en el mercado y algunas cosas inéditas en el sector. Hay un sistema de auto-evasión de accidentes por medio de volantazo, parking completamente automatizado en el que el coche acelera, frena, gira y retrocede mientras solo pulsamos un botón; luces que se anticipan a las curvas, mantenimiento de carril con frenado automático en atascos, instrumentación reflejada en el parabrisas 'head-up display', radar anti-colisión y antiatropello con reconocimiento de ciclistas, una cámara de mantenimiento de carril que puede actuar incluso en carreteras sin marcas o caminos, cámara trasera con detección de obstáculos y frenado... la lista es enorme, y será el coche con todo este equipamiento más accesible del mercado.

En cuanto a dinámica, se ha reducido el peso del coche en 88 kilogramos trabajando a fondo en todos los campos. Uno de ellos es las suspensiones, donde el eje multibrazo que siempre ha tenido el Focus se mantiene en las versiones más potentes, pero en las más sencillas aparece un eje trasero más sencillo y económico. A cambio, se incorporan modos de conducción y suspensión de dureza regulable a un chasis que es más rígido y silencioso.

En julio en España

El coche iniciará su producción en Alemania y en julio llegarán las primeras unidades a España, momento en el que conocemos la gama nacional y los precios para nuestro mercado.

La cuarta generación del Focus se convierte en un coche muy atractivo gracias a su amplia gama de versiones, con un gran salto en tecnología y con precios que serán, como siempre en Ford, muy competitivos.

Fotos

Vídeos