Suzuki se pone en forma con el nuevo Swift Sport

La gran parrilla delantera toma protagonismo en el Swift./
La gran parrilla delantera toma protagonismo en el Swift.
SUZUKI SWIFT SPORT

El nuevo Swift Sport se convierte en uno de los urbanos más atractivos con su combinación de potencia y diseño

MARIO ESCAT MADRID

El Suzuki Swift siempre ha tenido versiones deportivas en su gama, llamadas GTI en sus inicios y Sport en los últimos años. En cambio, la manera de afrontar estas versiones deportivas por parte de la marca no ha sido la de buscar la mayor potencia y las más altas prestaciones, sino peso ligero, gran agilidad y sensaciones al volante.

Esta fórmula se repite en el nuevo Swift, que tiene un chasis de poco más de mil kilogramos de peso y un motor 1.4 litros turbo con 140 CV. Esos mil kilos hacen que sea hasta 300 kilogramos más ligero que alguno de sus rivales, que rondan ya los 200 CV. Es decir, en otros coches es como si lleváramos dentro cuatro pasajeros de 80 kilos cada uno, por lo que la menor potencia se nota, pero no de forma exagerada. De hecho este Swift acelera de cero a cien en ocho segundos.

Control de calorías

Motor 1.4 turbo de 140 CV y sólo 1.050 kilos de peso para uno de los deportivos más ligeros del mercadoSe pone a la venta por menos de 20.000 euros y Suzuki espera vender más de 400 unidades cada año

Esta ligereza no sólo produce mejores sensaciones al volante, sino que elSuzuki Swift Sport es un coche que consume poco combustible y también pocos frenos, ruedas o desgaste mecánico, dado que tiene que trabajar con menores inercias.

En su imagen externa aparecen nuevos faros con led, paragolpes con aberturas más grandes, pasos de rueda ampliados, taloneras, una nueva parrilla hexagonal y alerón trasero. Algunos de estos elementos van pintados en color negro o en símil de fibra de carbono, con salida de escape doble y llantas de 17 pulgadas. Su imagen respira juventud y deportividad.

También el interior varía, con asientos de tipo 'bacquet' con reposacabezas integrado, tapicería negra y pespuntes en rojo y la inscripción Sport en el respaldo. La instrumentación es exclusiva, con una esfera grande del cuentarrevoluciones en rojo, y en la que aparecen, por vez primera, los indicadores de temperatura de aceite y presión de sobrealimentación del turbo en una pantalla de 4,2 pulgadas. Completa el conjunto una precisa palanca de cambios y un agradable volante. En la consola destaca una pantalla multimedia de 7 pulgadas, que integra el navegador 3D y el sistema de conectividad por Bluetooth, con Apple CarPlay, Android Auto y MirrorLink. Por su parte, el equipamiento de seguridad es bastante amplio y competitivo: alerta por cambio de carril, servofreno de emergencia y control de velocidad con radar.

Herencia de rallyes

Amortiguadores, muelles y estabilizadoras son nuevas en el chasis, y en cuanto a colores, destaca el amarillo con el que Suzuki competía en el Mundial de Rallyes Junior. Tras la explicación nos ponemos al volante. Su interior es vistoso y alegre, con mucha luminosidad, y adoptar una buena posición para conducir es sencillo, gracias a las buenas regulaciones de volante y asiento, con todos los testigos y mandos muy a la vista y a la mano y con una sujeción excelente.

Ya en marcha, el sonido que nos llega del escape denota que estamos al volante del Swift más deportivo de la gama, y las aceleraciones son muy progresivas, tanto que no nos da la impresión de manejar un coche turboalimentado. El escalonamiento y el accionamiento de las marchas de la caja de cambios es bueno, aunque, tal vez, unas marchas más cortas colaborarían a que las prestaciones puras se incrementaran. La suspensión es dura, pero eficaz y necesaria para un coche de prestaciones altas. En tramos de carretera sinuosos observamos el excelente comportamiento de la nueva barra estabilizadora y la mayor rigidez del chasis, con unas reacciones nobles y mostrando un gran aplomo. Los frenos tienen muy buen tacto, con una fácil parada gracias a su peso ligero.

Con respecto al consumo, no pudimos sacar conclusiones exactas por la brevedad del recorrido. Homologa menos de seis litros, por lo que en uso real debe rondar los ocho litros cada 100 kilómetros. Aunque, tal vez la escasa capacidad del depósito de combustible -37 litros- nos obligue a repostar más veces de lo deseado.

Desde 19.370 euros

El precio de venta, con descuento inicial de 2.000 euros es de 19.370 euros y ofrece una garantía de 5 años. La marca espera comercializar en España 400 unidades al año, lo que supondría uno de cada cinco Swift. Si buscamos un coche deportivo, con la fiabilidad de las mecánicas japonesas y con un precio razonable, el Swift Sport debe estar entre la lista de candidatos. El empuje del motor turbo y su brillante chasis lo convertirán en el favorito para los tramos de montaña.

El Suzuki Swift Sport se sitúa como una más que interesante opción de compra para quien busque un coche pequeño, deportivo y divertido. Por menos de veinte mil euros tenemos diversión y economía.

Fotos

Vídeos