Solución para todos los viajes

El modelo luce un diseño de gran atractivo, una de sus grandes bazas.
#CrossoverLifeStyle | Peugeot 5008

Con siete plazas y un amplio maletero, no es extraño que el 5008 sea un coche muy solicitado cada fin de semana

REDACCIÓN MOTOR

Llega el verano, y con él la época de viajes, compromisos, algún que otro porte a la segunda residencia... las llaves del 5008 podrían ir de mano en mano si atendiéramos todas las peticiones que nos llegan relativas a un coche grande, cómodo y que, además, no consuma. ¡Lo queremos para nosotros solos!

Eso no evita que el 5008 se vaya de escapada a Moraira. La costa alicantina es uno de los destinos predilectos no sólo por los valencianos, también del resto de españoles, alemanes, holandeses, ingleses, belgas... no en vano es una de las más afortunadas en cuanto a climatología, playas y calas. Así que allí nos vamos de fin de semana, con 5+1 ocupantes que viajan con bastante confort y que dejan aun mucho espacio para los bultos. Está claro que el 'sexto pasajero' va con un poco más de agobio, no por espacio, sino porque a su lado van las bolsas con comida y la tentación de 'picar algo' es grande.

Coche para todo

El pasajero 'extra' aguanta bien el viaje en autopista de peaje, que siempre permite ir algo más ligero, y 'el último de la fila' apenas se queja. El coche va bien sujeto, el ruido es escaso -quizá más sonido de rodadura del esperado- y la climatización alcanza bien todo el coche. Además, los pasajeros de la segunda fila han recorrido sus asientos hacia adelante y se ha ganado espacio detrás.

Ya estamos en Moraira, y, después de madrugar un poco -o al menos las 9 es un madrugón cuando se trata del fin de semana- empezamos a pensar algunos portes. ¿Y si, aprovechando que tenemos este coche, vamos a comprar todo lo que tenemos pendiente? Dicho y hecho enfilamos un centro comercial cercano. Tumbamos todos los asientos y empiezan a entrar en el maletero no sólo la mesa de terraza prevista, sino maceteros, dos taburetes, algunas sillas de plástico... por suerte el 5008 parece un furgón por dentro y esconde bien la mercancía desde fuera, gracias a unos cristales muy tintados que provocan discreción y que nos alejan del calor.

Listo para excursiones

Aprovechando que sólo hace falta un coche para mover siete personas, es momento de visitar ese restaurante en Alicante que teníamos pendiente... y es que un coche como el 5008 vale para todo. Nos preguntan si es mejor éste o el 3008 de cinco plazas. Va por gustos, el 5008 es más útil y tiene un precio sólo un poco más alto -unos 1.200 euros- pero tendremos que tener las llaves a buen recaudo o se puede convertir en el bus y furgón de toda la familia. Alguien nos comenta que, al tener un coche con siete plazas, nos tocará hacer la mayoría de los viajes en familia queramos o no. Momento de sacar un argumento extra: los dos últimos asientos se pueden desmontar -tienen incluso asa de transporte- y dejarlos en casa. Consumo y mecánica nos siguen sorprendiendo.

Fotos

Vídeos