Cuando todo sale perfecto

El Ateca FR estrena una estética más deportiva, incluyendo nuevos motores y tracción integral. /
El Ateca FR estrena una estética más deportiva, incluyendo nuevos motores y tracción integral.
Presentación | Seat Ateca FR

Seat está en racha, y el nuevo Ateca FR, con acabado deportivo y motores de 150 y 190 CV, se convierte en un atractivo tope de gama

ALEX ADALID

Con el viento del mercado a favor, Seat es una de las marcas que más está aprovechando la bonanza económica para aumentar sus ventas año tras año. En lo que llevamos de 2017 la marca ha aumentado sus registros en un 13 por ciento hasta las 246.000 unidades, cifra que en España alcanza las 54.000 unidades, un incremento del 21 por ciento. Los motivos son que el compacto León ha recibido una ligera pero efectiva puesta al día, y la marca está lanzando la quinta generación del Ibiza, pero el verdadero crecimiento llega de la mano del Ateca, un modelo que antes no existía en la gama y que, en pocos meses, se sitúa como uno de los preferidos en su sector. El resultado es que el objetivo de ventas del SUV, de 17.300 unidades para este año en España, se está cumpliendo al dedillo.

Diseño muy deportivo

Más tecnología y una estética deportiva marcan al nuevo Ateca FR, a la venta desde 27.840 euros

Con el modelo ya en marcha, llega la hora de añadir versiones de mayor atractivo, y el FR se convierte en una de las variantes tipo 'sport' más llamativas del mercado. Al ya de por sí acertado diseño del Ateca llegan novedades. En el FR todas las protecciones de tono negro son ahora del color de la carrocería, la parrilla tiene un diseño tipo panal de abeja más grande, los paragolpes también reciben pintura integral y las llantas, de 18 o de 19 pulgadas, son de nuevo diseño, como el alerón trasero, de mayor tamaño y con 'flaps' laterales. El resultado es un SUV monocolor que se destaca fácilmente del resto.

Por dentro el acabado es totalmente negro, con volante y cambio en cuero con costuras en rojo, pedalier de aluminio, asientos de ante y logotipos FR en volante o perfil de entrada de las puertas. A nivel de equipamiento el FR incorpora de serie los faros Full LED, el control de velocidad activo con radar, las cámaras con visión periférica, la ayuda activa al aparcamiento, el portón trasero de apertura automática, el sistema de conectividad 'full link' con carga de móviles inalámbrica y la pantalla central de 8 pulgadas. Se incorporan nuevas opciones como la suspensión de dureza regulable DCC -unos 700 euros, sólo para las versiones 4x4- y se mantienen las habituales de techo panorámico, llantas de 19 pulgadas o asientos calefactables.

Versiones gasolina y diesel de 150 ó 190 CV, con tracción delantera o 4x4 y cambio manual o DSG

Con cuatro motores

Seat ofrece cuatro motores, el ya conocido 1.4 turbo de 150 CV, con tracción delantera o 4x4 y versión manual o automática, el nuevo 2.0 turbo de 190 CV con tracción total y cambio automático y los diesel de 150 y 190 CV, los dos con tracción total, llamada en Seat '4-Drive', el primero con caja manual y el segundo, sólo automático.

Conducimos la novedad de la gama Ateca: el motor turbo de 190 CV. Es una mecánica que corre mucho y suena aún mejor. Con levas al volante para el cambio se mejora su manejo, y la suspensión activa permite sujetar mejor el coche en las curvas, ya que reduce la altura en un centímetro. El coche vuela en velocidad, pero sin avasallar al conductor o a los pasajeros, que disfrutan de un amplio espacio, confort y buen maletero, aunque detrás se echan en falta mesitas como las que tenía el Altea o cortinillas en las puertas para evitar que el sol moleste a los pasajeros.

El consumo, aun yendo ligeros, se queda por debajo de los 9 litros gracias al sistema de desconexión de dos cilindros en carretera. El más modesto 1.4 de 150 CV es un motor que mueve muy bien al Ateca, un coche ligero a pesar de su tamaño. De andar más tranquilo, consume algo menos y se combina bien tanto en versión manual como con tracción total y caja de cambios automática.

Probamos también el diesel en una sorprendente ruta 4x4 preparada por Seat en la finca de Segovia en la que transcurre la presentación. Con 17 centímetros de altura entre el chasis y el suelo, el Ateca no es el SUV más preparado para los caminos, pero sorprende su capacidad para ascender cuestas, afrontar bajadas con el control de descenso automático -no hay que activar botón alguno, sólo el modo off-road- y su tradicional buen hacer, vinculado a la alta tecnología que este modelo comparte con el grupo Volkswagen. Si el uso habitual va a ser en pistas, nieve o barro, es conveniente utilizar neumáticos todo tiempo M+S (barro y nieve), y no los de carretera de serie.

Desde 27.840 euros

El Ateca se pone a la venta desde 31.350 euros que, con ofertas vinculadas a la financiación con la marca, se quedan en 27.840 euros para la versión 1.4 150 CV de tracción delantera y caja manual. Por 300 euros más se incluyen las revisiones de 4 años, dos más de garantía y 4 de asistencia en carretera, y por 200 euros más el seguro a todo riesgo.

Al final, entre 28.000 y 37.000 euros -con descuentos- el tope de gama de la familia Ateca es una excelente oferta con la que la marca espera acaparar el 20 por ciento de las ventas de la gama, con el gasolina como líder de ventas entre los FR.

Seat está en racha, y ahora que los modelos tipo 'sport' están de moda incluso en el sector SUV, su tradicional gama FR tiene más sentido que nunca. El Ateca sube su status y precio, pero con un equipo muy completo.

Más

Fotos

Vídeos