Peugeot 508, apuesta contundente

Peugeot 508, apuesta contundente

Renovación completa de la berlina prémium con una imagen más deportiva

Peugeot cambia por completo el 508. Incluso un poco más corto que el modelo anterior, la nueva carrocería es más baja pero también un poco más ancha, que en combinación con el diseño exterior afilado transmite una imagen dinámica y de ir más pegado a la carretera. Nuevos motores, amplio equipamiento tecnológico y un salto en materia de calidad son otros de sus principales atributos.

El objetivo de los diseñadores era olvidarse de la silueta clásica de cuatro puertas con maletero independiente del 508 precedente y crear una configuración entre berlina y cupé de cinco puertas. El resultado ha sido un nuevo modelo de estilo más deportivo, con voladizos más cortos para acentuar el dinamismo y una altura de poco más de 1,40 metros. La longitud es ahora de 4,75 metros, (ocho centímetros más corto) pero la distancia entre ejes solo se ha recortado en 2,4 cm, para garantizar una buena habitabilidad en las plazas posteriores.

Sí gana en anchura, que con una cifra de 1,84 metros, supone dos centímetros más respecto a la generación precedente. Llama la atención una altura de solo 1,403 metros, seis cm menos, que ha sido posible gracias a las puertas sin marcos, aunque no sacrifica el espacio a la altura de la cabeza en las plazas traseras. Otro detalle a tener en cuenta es el menor radio de giro con un diámetro entre aceras de 10,8 metros lo que se traduce en una mejor maniobrabilidad.

Plataforma más ligera

El «responsable» de las nuevas dimensiones es el chasis EMP2, más ligero (70 kilos menos de media respecto a la anterior), lo que conlleva un menor consumo y un aumento de la seguridad pasiva, el comportamiento y las prestaciones. También la carrocería es más rígida y hay toda una evolución para rebajar los valores acústicos con nuevos materiales aislantes y la mejora en las filtraciones de las irregularidades de la carretera al habitáculo.

En el aspecto mecánico, el coche monta un eje trasero multibrazo si se elige la suspensión con amortiguación variable, que es de serie en el acabado GT y en todas las versiones con motores de gasolina. Hay un reglaje específico para la dirección asistida eléctrica, en beneficio de mayor suavidad en maniobras a poca velocidad y firmeza en carretera, y la transmisión automática más moderna de ocho velocidades EAT8, asociada a un mando eléctrico, es de serie en todos los nuevos 508 excepto en la variante diésel menos potente de la gama.

En cuanto al maletero, admite un volumen de 487 litros, y lleva un portón accesible por manos libres; el umbral de carga está a menor altura y es más ancho. A pesar de ese estilo cupé, sigue siendo funcional y la banqueta trasera es abatible por mitades asimétricas; además, cuenta con un apoyabrazos central con una trampilla para esquíes. Con los asientos abatidos, el maletero alcanza 1.537 litros hasta el techo.

El frontal es más agresivo, con una calandra más fina y detalles ajedrezados cromados. Los grupos ópticos son Full led, derivados del último prototipo de la marca, el Peugeot Exalt. Con el león en el centro de la parrilla y el logo 508 justo encima en la punta del capó, la firma luminosa vertical de las luces diurnas de led opalescentes proporciona una identidad característica y enlaza los faros delanteros con la parte baja de la carrocería.

Puertas sin marco

Visto de perfil, el nuevo Peugeot 508 destaca por la línea de techo baja, con superficies acristaladas de menor tamaño y, sobre todo, por las puertas sin marco sin montante en la ventanilla. Detrás, la banda horizontal enmarcada por las luces, es ya una constante de los últimos lanzamientos de la marca. Los faros traseros son Full led tridimensionales, iluminados con una intensidad que se adapta al entorno.

Si por fuera el nuevo 508 sorprende por su diseño, por dentro lo hace aún más. De nuevo se apuesta por la forma del Peugeot i-Cockpit, con un puesto de conducción más espectacular y en cierto modo futurista, con un volante compacto (achatado en la parte superior e inferior), una gran pantalla de 10 pulgadas de ancho y la instrumentación más elevada con una lámina digital de alta resolución de 12,3".

El conductor puede seleccionar hasta seis modos de pantalla diferentes, mientras que la pantalla central con un tamaño de 8 pulgadas en el primer nivel de acabado Active, pasa a ser de alta definición con una anchura de 10 pulgadas a partir del equipamiento Allure. Como en otros nuevos modelos no faltan los siete interruptores que imitan a las teclas de un piano.

También incorpora el i-Cockpit Amplify, para escoger entre dos ambientes, modificar la intensidad de la iluminación y las posibilidades de cambio de ambiente cromático en las pantallas. En el i-Cockpit también es posible modificar el estilo de conducción con varias posibilidades, entre la más económica Eco hasta la deportiva Sport, además de permitir el control de la amortiguación en versiones equipadas con suspensión electrónica.

En el equipamiento hay elementos como el techo practicable panorámico de grandes dimensiones, un equipo de sonido de altas prestaciones del especialista Focal y se ofrece tapicería de cuero Nappa, tejidos en Alcántara, madera natural en roble gris en los 508 GT Line y GT, y de tipo Zebrano solo para el GT.

El arsenal de funciones de ayuda a la conducción de última generación es interminable. Desde el novedoso sistema de visión nocturna, control de crucero adaptativo, asistencia para mantener la posición en el carril, freno automático de emergencia, alerta activa de cambio involuntario de carril, alerta de atención del conductor, hasta el reconocimiento de los paneles de límite y recomendación de velocidad extendido a otras señales como la de stop y dirección prohibida.

La conectividad cuenta con función Mirror Screen, compatibles con MirrorLink, Android Auto y Apple Carplay, recarga del móvil por inducción para dispositivos compatibles con la norma Qi, navegación 3D conectada con TomTom Traffic y seguridad (Peugeot Connect SOS & Assistance) y el mantenimiento (servicios telemáticos de los Peugeot Connect Packs).

En el aspecto mecánico, el nuevo Peugeot 508 dispone de la nueva generación Euro 6.c de mecánicas PureTech y BlueHDi que consiguen valores de emisiones de CO2 mucho más reducidos. La oferta inicial en gasolina comprende los PureTech de 180 y 225 caballos, este último para el GT, y en diésel, hay tres propuestas de los BlueHDi, de 130, 160 y 180 CV. Para el año que viene aparecerá una mecánica híbrida enchufable.

El nuevo Peugeot 508 se presentará al público en el Salón de Ginebra 2018, y se empezará a vender partir de septiembre.

Fotos

Vídeos