Un lugar en la élite

Pilotos vanguardistas y llantas de 21 pulgadas para esta versión Inscription./
Pilotos vanguardistas y llantas de 21 pulgadas para esta versión Inscription.
Prueba | Volvo XC60

Tras vender un millón de unidades de la primera generación, el Volvo XC60 se gana su sitio entre los mejores SUV del mercado

A. ADALID

Volvo está dando forma a los próximos años de la marca, un futuro en el que el éxito del XC60 es una pieza clave. Lo cierto es que, aunque se espera un panorama de coches híbridos, eléctricos y autónomos, campos en los que Volvo está trabajando a fondo, lo que el público demanda hoy son coches de mecánica convencional, como demuestra que el actual XC60 haya vendido más de un millón de unidades, liderando el mercado premium SUV en Europa, convirtiéndose en el Volvo de más éxito en la historia de la marca y haciendo del 2016 su mejor año en ventas.

Por eso este XC60 es fundamental, ya que debe contentar a los que quieren un buen y tradicional Volvo y a los que esperan un modelo tecnológico que se adelante a su tiempo. De momento lleva cierto adelanto a sus rivales, ya que cuenta con una versión híbrida enchufable.

El motor de gasolina de 254 CV da un refinamiento superior al diésel, aunque el consumo es mayor

Apuesta por la gasolina

Tras la presentación de prensa llega a nuestras manos un flamante XC60 T5 Inscription. Se trata de una versión gasolina, con motor dos litros turbo de 254 CV, tracción total y caja automática de ocho marchas. Los motores de gasolina se han vuelto a poner de moda. Por un lado, la presión normativa contra el diesel podría aumentar en los próximos años, con limitaciones de uso en ciudades que afectarán a los modelos más veteranos, pero que ya influyen a la compra de los que quieren tener el coche unos 8 ó 10 años sin problemas. Por otra parte, los motores de gasolina han mejorado mucho en su consumo, reduciéndolo año tras año, y en sus prestaciones, y ahora que todos tienen turbo entregan la potencia de forma inmediata.

Por eso esta versión nos parece razonable si no vamos a hacer muchos kilómetros al año -menos de diez mil, por ejemplo- y queremos apostar por un modelo de mayor confort que, además, cuesta 3.500 euros menos que el diesel de 235 CV. El diesel consigue menos prestaciones con un consumo dos litros menor en homologación que serán casi tres litros menos cada cien kilómetros en uso real. Con la alternativa de gasolina cada vez más dispuesta a hacer dudar a los fieles del sector SUV, tomamos los mandos del Xc.

Es un coche potente, pero su motor dos litros no es muy emocionante, así que cabe decantar se por una conducción confortable, aunque sea veloz. En el interior se respira un ambiente único, ya que a la calidad propia de un modelo premium se une un diseño avanzado, con pantalla central, sin botones y con mandos realmente muy cuidados como los de arranque o el que varía el rendimiento de la mecánica. A su vez, los colores claros hacen del ambiente interior un lugar tipo 'lounge' en el que viajar es un placer.

La pantalla central es la gran protagonista. Su facilidad de uso ha mejorado respecto al XC90, y ahora hay menús más accesibles, pero la climatización incluida en la pantalla no nos parece lo más cómodo, ya que lleva tiempo acostumbrarse y quitamos la vista de la carretera.

Muy bueno en espacio

La trasera es amplia, y el XC60 es bastante cómodo para cuatro pasajeros, también alberga un quinto con confort y tiene un gran volumen de maletero, con portón eléctrico y fácilmente ampliable. Las ayudas a la conducción son máximas en Volvo. Luces largas automáticas, asistencia y mantenimiento de carril con un sutil aviso que hace agradable su uso y otras novedades, como el 'volantazo' en caso de riesgo de colisión por alcance, se incorporan a este Volvo, líder, como siempre en materia de seguridad.

La pantalla central es la gran protagonista de este vehículo puesto que ha mejorado y es más accesible

Todo tiene su precio

El acabado Inscription es el más alto de la gama, pero no es tan 'caro' como pudiera parecer en un coche premium con el máximo grado de equipamiento. Los casi sesenta mil euros de factura pesan, claro está, pero no tanto si tenemos en cuenta que el XC60 más barato ya supera los 50.000 euros. Estos precios tienen su explicación, y es que Volvo ha iniciado la venta del XC60 con las versiones 4x4 automáticas de mayor potencia, y en los próximos meses llegarán los de tracción delantera, cambio manual y potencias más bajas, que han tenido gran éxito en la vida final del modelo actual. Así pues, si buscamos un SUV premium, el XC60 cuenta con un diseño más atractivo que nunca, un interior de elite y la tecnología y la seguridad como principales armas.

Estamos ante uno de los Volvo más atractivos de la historia de la marca, tanto por diseño como por tecnología, equipamiento, calidad y dinámica de marcha. El consumo del motor gasolina rondará los 9 litros, por lo que si hacemos muchos kilómetros vale la pena valorar el diesel.

Fotos

Vídeos