Juego de tronos

La imagen vanguardista no está reñida con la seguridad o el espacio en el Volvo XC60.
Presentación | Volvo XC60

Desde las Tierras del Norte llega el Volvo XC60 dispuesto a mantener el liderazgo entre los SUV premium en Europa, una lucha llena de tecnología

MARIO ESCAT

El sector SUV sigue subiendo enteros en el Viejo Continente, donde uno de cada cuatro coches nuevos tienen este formato. Entre ellos, el de los SUV premium familiares es uno de los más competidos, un sector en el que la tecnología, imagen y calidad son fundamentales. En los últimos años un luchador llegado del Norte, el Volvo XC60, ha sido el líder de esta batalla, por eso su renovación es clave para la marca.

Esta es la segunda generación de un modelo que nació en 2008 y se renovó a fondo en 2013. El nuevo XC60 se ha desarrollado sobre el mismo chasis, aunque con otras dimensiones, del XC90. Mide 4,69 metros de longitud por 1,90 de anchura. Es un cinco plazas con cinco puertas, y representa el 30 por ciento de las ventas de la marca.

Sale a la venta desde 51.190 euros con motores entre 190 y 407 CV, tracción total y cambio automático

Diseño 'clásico'

El diseño tiene los últimos rasgos de identidad de la marca, con líneas rectas muy técnicas, y el frontal con los faros interrumpidos en su centro por una luz led en forma de 'T', el 'Martillo de Thor', como lo llaman en Volvo. La silueta de cinco puertas apenas cambia en proporciones, y la trasera tiene similares pilotos verticales, pero de formas más rectas y que se extienden por el portón. Lo que funciona no se toca, y en el XC60 ha pesado el éxito del primer modelo a la hora de diseñar la segunda generación.

Por dentro hay una evolución muy clara, y el XC60 es una reducción a escala de todo lo bueno que habíamos visto en el XC90, a su vez uno de los coches con interior más avanzado. La 'tablet' vertical en el salpicadero permite controlar todo tipo de mandos de forma intuitiva. La instrumentación tras el volante es totalmente electrónica, sin agujas para ningún reloj, todo digitales, y el diseño es típicamente sueco, con formas limpias y colores claros que incitan a pasar kilómetros de tranquilidad a bordo.

Los propulsores son todos, gasolina y diesel, de cuatro cilindros y dos litros. Los diesel tienen 190 ó 245 CV, y los gasolina rinden 254 ó 320 CV. Además hay una versión híbrida que añade potencia eléctrica para alcanzar nada menos que 407 CV. Todos tienen tracción total y cambio automático de ocho velocidades.

Desde 39.950 euros

Los precios de la gama que ya está a la venta tienen unos precios desde 51.190 euros. A finales de año llegarán dos versiones más económicas: Un gasolina con tracción delantera y un diesel con cambio manual, y para mediados de 2018 aparecerá el diesel de 150 CV, tracción delantera y cambio manual, el más popular en España, con un precio de 39.950 euros. En cuanto a acabados hay tres opciones: Momentum, Inscription y el deportivo R-Design.

Hemos elegido la versión Diesel de 245 CV, dotado de la suspensión neumática opcional, para nuestra primera toma de contacto. Nada más sentarnos en el puesto de conducción observamos que este modelo es como un XC 90 a escala, ya que comparten multitud de elementos. Los asientos son muy confortables y pueden tener ampliación de la superficie de la banqueta, ventilación, calefacción, y masaje. Los acabados son muy buenos y se agradece la posición vertical de la pantalla de 9 pulgadas y la supresión de mucha botonería.

Como su hermano mayor, el XC60 funciona como una seda, incluso, al pesar menos es más ágil, y especialmente con este propulsor, potente y veloz, capaz de hacer olvidar el diesel de cinco cilindros que hasta ahora equipaban los modelos de la marca.

En carreteras más viradas y de firme irregular la estabilidad es sobresaliente, el balanceo reducido y el confort notable gracias al buen aislamiento exterior y a la suavidad de marcha. El maletero tiene 505 litros de capacidad, ampliables a más de 1.400 litros con asientos abatidos.

En otoño y en 2018 se sumarán versiones de tracción delantera y caja manual desde 39.900 euros

Líder en seguridad

En seguridad comparte muchos elementos con su hermano mayor, llega cargado de tecnología, y es uno de los vehículos más seguros del mercado. El sistema de frenado automático incluye una función de esquiva o 'volantazo' para evitar atropellos o golpes, el 'Pilot Assist' tiene conducción semi-autónoma de serie, y el equipo multimedia incluye la llamada de emergencia.

El modelo híbrido cuenta con un motor eléctrico alimentado por baterías de 11 kilowatios de capacidad que se recargan en la red eléctrica en un tiempo de entre 6 y 8 horas. Con la carga completa puede recorrer 45 kilómetros según la homologación, que serán unos 30 ó 35 en tráfico real. Es una cifra suficiente si nuestro día a día está lleno de trayectos cortos y podemos enchufar el coche cada noche. Con este motor el XC60 tiene etiqueta cero de la DGT y evita restricciones de tráfico.

El resultado final es muy positivo. Volvo sigue ofreciendo en este segmento premium modelos de muy alto nivel y este XC60 no es una excepción, con unas cualidades , equipamiento y acabado a la altura de lo esperando en Volvo, con el plus de una gran tecnología en seguridad y el espacio de un modelo líder en su sector.

A la espera de las versiones más económicas, seguro que este modelo seguirá luchando por liderar el sector premium SUV en Europa, algo que ya ha hecho en las últimas temporadas, aunque la competencia acecha.

Volvo juega seguro con su modelo estrella, el XC60, que bajo una apariencia moderna esconde un coche completamente nuevo. Seguridad, amplitud, confort, diseño y polivalencia son sus armas.

Más

Fotos

Vídeos