Kia Rio GT-Line, deportividad garantizada

Kia Rio GT-Line, deportividad garantizada

A la venta en junio, destaca por sus detalles deportivos e incluye las últimas tecnologías en seguridad

Anticipo a la presentación en el próximo Salón de Ginebra, Kia acaba de revelar las primeras imágenes del nuevo Rio GT-Line, el último modelo en recibir este nivel de equipamiento más dinámico, tras el Sportage y el Picanto. Con un motor de gasolina de 120 CV, destaca por una renovada imagen deportiva e incorpora las últimas tecnologías de asistencia al conductor que mejoran la seguridad en marcha.

La carrocería de cinco puertas del Rio más deportivo se reconoce por los nuevos detalles de estilo, como el acabado cromado y negro brillante de la parrilla conocida en la marca como «tiger-nose», las llantas de aleación exclusivas GT-Line de 17" y los faros antiniebla de led, tipo cubito de hielo, inspiradas en las del cee’d GT. Otros elementos son la salida doble en el escape, luces diurnas de led, marcos cromados en las ventanillas, un apéndice aerodinámico negro y estribos resaltados.

Detalles exclusivos

El interior resalta por una serie de detalles exclusivos del equipamiento GT-Line, como los asientos tapizados con cuero sintético negro con costuras de contraste en gris, un nuevo volante recubierto en piel con la parte inferior plana y otros adornos como unos remates metálicos que enmarcan los mandos de las puertas y la palanca de cambios mientras que en el salpicadero se añade un nuevo acabado con efecto de fibra de carbono.

El Rio GT-Line equipa el compacto motor de tres cilindros T-GDi de un litro de cilindrada y que con la ayuda de un turbocompresor destaca por su aceleración inmediata y buena capacidad de respuesta desde bajos regímenes del motor. Por una parte, desarrolla unos llamativos 120 caballos y el par (172 Nm) se alcanza a partir de 1.500 revoluciones y se mantiene constante hasta 4.000 vueltas lo que permite esa disposición para subir de régimen en la parte baja del cuentarrevoluciones.

Asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, el consumo medio según el ciclo combinado NEDC es de 4,7 l/100 km, que corresponde a unas emisiones de CO2 de 107 g/km. Desde el tercer trimestre de este año, el Rio GT-Line llegará al mercado con otros motores de gasolina así como con la caja de cambios automática de siete velocidades de doble embrague.

El nuevo Rio, calificado por el organismo independiente Euro NCAP con la máxima nota en seguridad de cinco estrellas, dispone de un bastidor con acero de alta resistencia y monta seis airbags de serie. Ofrecerá en opción distintos sistemas de asistencia como el asistente para evitar colisiones frontales con reconocimiento de peatones, combinado con el aviso de cambio involuntario de carril; además, podrá llevar el nuevo sistema para evitar la conducción distraída o somnolienta.

También será opcional el sistema de navegación que incluye una gran pantalla de 7" con Apple CarPlay y Android Auto para la conexión del teléfono móvil o la cámara de visión trasera para maniobras de aparcamiento.

Fotos

Vídeos