Generación enchufable

Con 141 CV, tiene buenas prestaciones, pero destaca sobre todo por el alto nivel de confort.
Con 141 CV, tiene buenas prestaciones, pero destaca sobre todo por el alto nivel de confort.
Presentación | Hyundai Ioniq PHEV

Tras el híbrido convencional y el eléctrico llega el Ioniq enchufable, con batería para más de 60 kilómetros y un motor gasolina de 140 CV

MARIO ESCAT

Hyundai está teniendo una buena acogida de su primer modelo ecológico, el Ioniq, un lanzamiento ambicioso que se convierte en el primer modelo del mundo en contar con versiones híbrida, eléctrica e híbrida enchufable.

La mejor solución

Precisamente este último es el que se termina de presentar, el Ioniq 'Plug-in hybrid Electric Vehicle', también conocidos por las siglas PHEV o, en castellano, híbrido enchufable. Se trata de modelos híbridos que conservan el motor de gasolina convencional, pero tienen un motor eléctrico algo más grande, capaz de mover por sí solo el coche hasta velocidades superiores a los 120 por hora, y que se alimentan con una batería también más grande -aunque no tanto como la de un coche totalmente eléctrico- que podemos recargar en cualquier enchufe.

El resultado son coches que, como este Ioniq, pueden realizar la mayoría de los kilómetros del día a día en modo eléctrico, pero sin miedo a quedarnos sin batería, ya que entonces entra en uso el motor de gasolina, y con la posibilidad de viajar sin estar pendientes de los puntos de recarga, ya que podemos repostar gasolina de forma convencional.

En el caso del Ioniq las nuevas baterías tiene una capacidad de casi 9 kilowatios, que le permiten recorrer hasta 63 kilómetros en modo eléctrico según las cifras homologadas, que serán entre 45 y 55 km. en un uso real.

El Ioniq apenas cambia, con el enchufe situado en la aleta delantera izquierda, la del lado del conductor. Por fuera, es idéntico al híbrido, con el que comparte el atractivo diseño y la buena aerodinámica, que repercute en la mayor duración de la batería. Por dentro pierde volumen de maletero, ya que la batería es más grande y ocupa unos 100 litros.

Sólo 1,1 litros cada 100 km.

El motor eléctrico rinde 60 CV, y se combina con el motor 1.6 litros de 105 CV para un total de 141 CV -no entregan la potencia máxima a la vez, por eso no se suman ambas cifras-. Estos propulsores van unidos a una caja de cambios automática de 6 velocidades. Como el consumo oficial sólo mide los primeros 100 kilómetros y, de ellos, el Ioniq recorre en modo eléctrico 63, el consumo homologado es de 1,1 litros cada 100 km. El 'real' puede ser cero, ya que si recargamos antes de agotar la batería el motor de gasolina puede estar semanas sin entrar en funcionamiento. Por supuesto, las emisiones directas en modo eléctrico son nulas, lo que hace que este coche tenga la etiqueta cero de la DGT, con ventajas en algunos ayuntamientos e impuestos.

La batería se carga en un punto de carga rápido en 135 minutos, y necesita algo menos de cuatro horas para una carga completa en un enchufe doméstico.

Conducción relajada

En un recorrido de ida y vuelta por la sierra de Madrid de unos 200 kilómetros, pudimos comprobar las bondades de este nuevo Ioniq. Disfrutamos con unas terminaciones propias de un segmento premium y una excelente respuesta del motor y del cambio. Notamos que, al contar con un mayor peso del coche con las baterías, las inercias cambian, con respecto a sus hermanos de gama, y hay que acostumbrarse a adelantar las trazadas para compensar la mayor masa que debe mover la mecánica.

El Ioniq se muestra silencioso y confortable gracias a la excelente insonorización y el buen compromiso entre la dureza de amortiguación y el confort. L

Desde 27.450 euros

En cuanto al equipamiento del Ioniq, se ofrece en dos versiones, Tecno y Style, muy bien dotadas y con precios de 35.000 y 38.000 euros, aunque con las ayudas del Plan Movea y otras promociones de la marca, la tarifa de salida se queda en 27.450 euros, con 5 años de garantía, que se extiende hasta los 8 años para las baterías, y sin límite de kilometraje.

Hyundai convierte al Ioniq en la mejor opción entre los híbridos enchufables del mercado, al sumar una amplia autonomía eléctrica con un precio muy competitivo, una recarga en un tiempo adecuado, alta calidad y un diseño atractivo, aunque no tenga el tan de moda formato SUV. Una excelente oferta tanto para particulares con espíritu ecológico como para los que hacen cuentas y valoran el ahorro de un coche eléctrico, entre los que cabe añadir a empresas y administraciones, concienciadas con la contaminación y los costes y que tienen en modelos como este una gran oportunidad.

Fotos

Vídeos