Expreso de Estocolmo

La elegancia de este sedán destaca frente a otro tipo de carrocerías.

La última berlina de Volvo combina toda la tecnología aplicada en el SUV XC90 con una carrocería perfecta para viajar con máximo confort

REDACCIÓN MOTOR

Aunque el mercado SUV sigue creciendo, Volvo tiene una experiencia en berlinas que no va a dejar caer en el olvido. Sedanes de gran tamaño, alta calidad, máxima seguridad y con motores capaces de alcanzar elevados promedios en largos viajes y que han convertido s los modelos de la marca en los favoritos para viajar por un buen número de ejecutivos.

Toda esta experiencia se nota en el nuevo S90. La berlina de lujo de gama alta del fabricante sueco hereda toda la tecnología que la marca ha aplicado por primera vez en el en el SUV XC90, con el que el S90 comparte la gama de mecánicas.

Volvo reúne en esta berlina lo último en seguridad activa con el típico lujo sueco

Casi cinco metros de lujo

El S90 tiene un tamaño grande y una pose excepcional. El diseño sueco se nota en todos los matices, y los nuevos faros con una brillante luz de posición central o los pilotos que entran en la tapa del maletero dotan al conjunto de la personalidad que se espera de un modelo premium.

Por dentro destaca el ambiente que consigue la marca, con tapizados claros y un diseño intuitivo y sencillo, de forma que es fácil utilizar todo el equipamiento disponible. Los asientos tienen gran confort, con diferentes mullidos y texturas que recogen muy bien el cuerpo. La pantalla vertical tipo iPad preside la consola, y desde la misma se controlan casi todos los mandos habituales de navegación, radio, teléfono y también climatizador. Requiere aprender su uso, pero una vez asimilado, resulta sencillo.

Bajo el capó Volvo sólo cuenta en la actualidad con motores de cuatro cilindros en versiones gasolina, diesel o híbridos. Nos enfrentamos aquí al diesel de 190 CV, que seguramente es el más equilibrado y será el más vendido de la gama en España.

Con una amplia gama a la venta desde 45.000 euros, esta versión de lujo sale por 54.000

El coche acelera con fuerza, se mueve con seguridad y cuenta con unas suspensiones más bien blandas para lo que es habitual en el sector. Esto aumenta el confort, y también la facilidad para rodar deprisa, ya que las oscilaciones de los grandes badenes son más amplias y se absorben de forma más suave. La frenada es buena y la dirección es correcta.

Seguridad del futuro

Destacan, como siempre en Volvo, las múltiples medidas de seguridad. La de proximidad de coche delantero o aviso de potencial accidente se realiza por luces de colores que se reflejan en el parabrisas, la de color rojo con un tintineo que nos sacará de nuestra falta de atención si llegara el caso. En cuanto al mantenimiento de carril, funciona de forma cercana a la conducción autónoma, ya que podríamos dejar el volante 'suelto' y que sea el coche el que trace las curvas. Lo hace por el centro de carril y con gran serenidad, sin correcciones que sí tienen otros modelos. Eso sí, está prohibido en España y en casi toda Europa, por lo que, si no tomamos el volante, el coche nos avisa para que lo hagamos. El control de velocidad con radar y frenado o el aviso de coches en el ángulo muerto también están en el S90.

Rodando con viveza por la autovía Valencia-Madrid el consumo no supera los 7,5 litros, lo que muestra el acierto de esta mecánica, algo ruidosa para los que sean más pejigueros. Con pasajeros adultos, y en algún caso corpulentos, tanto en las plazas delanteras como en las dos traseras, el confort es elevado, y los más sibaritas podrán 'echarse un sueñecito' mientras conducimos a ritmo de chófer con total tranquilidad o incluso jugamos con el control de velocidad para que el coche maneje por si mismos la frenada y la aceleración cuando alcanzamos un coche en la autovía.

El confort en cualquier caso es la nota predominante. Con un precio de 54.000 euros en acabado Inscription, el Volvo S90 cuenta con opciones que podemos encargar sin arruinar el presupuesto, varios niveles de acabado, precios desde 45.000 euros y, si queremos más amplitud, las versiones familiares o Cross Country con tracción 4x4.

Es una berlina premium de soberbio resultado en la que la imagen, la calidad y el confort están por encima de otras premisas.

Conclusión

El S90 se muestra como la perfecta berlina de Volvo, con estilo, diseño, espacio, confort y economía. La oferta SUV resulta tentadora, pero si queremos la seguridad Volvo en formato berlina, el S90 es el coche.

Fotos

Vídeos