Diez años saben a poco

La gama se ofrece en la actualidad con financiación sin intereses, lo que aumenta su atractivo precio.
Prueba | Nissan Qashqai 10º Aniv.

El Nissan Qashqai refuerza su puesta en escena con una edición limitada que conmemora el décimo aniversario del SUV más vendido en España

CARLOS PANADERO

Tras diez años en el mercado y un éxito comercial que ha supuesto más de tres millones de unidades vendidas a lo largo de todo el mundo, el Nissan Qashqai llega a un fin de ciclo con la edición exclusiva de su décimo aniversario. Limitado a 500 unidades, de las cuales 350 se venderán en nuestro país, esta edición especial se convierte en una gran opción por obtener un look diferente, mayor equipamiento y un precio competitivo de 26.450 euros.

A pesar de que los rasgos principales del SUV con mayor éxito en el mercado se mantienen sin cambios, esta edición limitada cuenta con pequeños detalles que mejora el aspecto del Qashqai. Sólo con fijarte en los embellecedores 'Carbon Look' situados en el paragolpes delantero y trasero, así como en las carcasas de los espejos retrovisores exteriores terminadas en este mismo material, puedes darte cuenta que estas delante de un Qashqai diferente. También salta a la vista la insignia '10 Year Anniversary' y una antena tipo aleta de tiburón. Otro detalle exclusivo es el 'Premium Box', una elegante caja en la que encontraremos la llave acompañada de un llavero exclusivo.

Edición numerada

En el interior, lo primero que veremos serán las nuevas placas de los umbrales de las puertas con el logotipo del décimo aniversario. Una vez sentados en el puesto de conducción la placa interior numerada es la única prueba de que estamos en una edición limitada, pero su alto equipamiento compuesto por cámara de visión 360º, navegador, asientos premium en alcántara y piel, techo solar, barras de techo o el paquete 'Safety Shield', consiguen que el habitáculo de este modelo tenga un aspecto muy premium.

Toma de contacto

Dispuestos a descubrir el interior de nuestra región, organizamos una ruta por el parque natural Sot de Chera. Durante los tramos de carretera, descubrimos que las soluciones implantadas en el chasis mejoran significativamente la dinámica de conducción, destacando un propulsor que tiene buena respuesta. El bloque 1.6 diesel de 130 CV anima al Qashqai con unas reacciones meritorias que le permiten destacar en confort al no producir apenas ruido y vibraciones. Es contundente a partir de medio régimen y estira en la zona alta por si hay que sacar todo su potencial. Todo ello con un consumo que no supera los 5,5 litros.

A la hora de meternos pistas forestales, el Qashqai responde con solvencia y aunque no está pensado para realizar travesías de alta dificultad, se maneja de forma soberbia en superficies con muy poca adherencia.

CONCLUSIÓN

Tras una intensa jornada por carretera y pistas forestales, queda claro el porqué del éxito del Qashqai. Y es que con su diseño diferencial, alto equipamiento, comportamiento sublime y un precio muy competitivo es difícil que el SUV de Nissan no siga a la cabeza de las ventas nacionales dentro de su segmento.

Fotos

Vídeos