Prueba del Hyundai i30 Fastback: Comodidad garantizada

Con sus casi 4,5 metros de largo, estamos ante un compacto de grandes dimensiones. /
Con sus casi 4,5 metros de largo, estamos ante un compacto de grandes dimensiones.
HYUNDAI I30 FASTBACK 1.0 TGDI TECNO

El nuevo i30 Fastback apuesta por un diseño diferente y exclusivo, con una alta calidad interior y mayor dinamismo al volante

NACHO MARTÍN-LOECHES

El Hyundai i30 Fastback no pasa desapercibido. Este vehículo compacto con algunos tintes de coupé tiene una renovada estética llamativa y elegante, sobre todo con el color del modelo que hemos podido probar. La suavidad del motor y la comodidad de su interior son unos de los principales atributos que nos ha dejado este coche.

Líneas de coupé

Cuando miramos el exterior de este modelo de cinco puertas nos fijamos en la novedosa parte trasera del vehículo, que debido a las líneas de la caída desde el techo combinadas con un pequeño alerón integrado en el portón del maletero, le dotan de un aspecto de coupé. Sus medidas son más bajas y más largas que el i30 original o el i30 N, con 4,45 metros de longitud y una altura de 1,42 metros. La parte delantera también destaca por otorgar un aspecto más deportivo al 'Fastback' respecto a otros modelos de la gama i30, sobre todo por el nuevo diseño de los faros antiniebla. Las luces tanto frontales como traseras cuentan con tecnología led y, los delanteros, son muy útiles en zonas de aparcamiento o carreteras con curvas sin visibilidad por su tecnología adaptativa.

Las versiones 'fastback' tienen un precio ligeramente superior a los i30 con cinco puertas

Referencia en confort

El interior es funcional y cuenta con unos asientos que tienen varios modos de posicionamiento que buscan la máxima comodidad tanto del conductor como de los acompañantes, aunque se ha reducido el espacio y la distancia al techo debido a su nueva línea exterior, por lo que no puede cumplir las exigencias de comodidad comentadas en una persona que cuente con una elevada estatura.

El cuadro de mandos muestra información útil como el consumo o la distancia recorrida en formato digital, que se combina con los relojes de velocidad y revoluciones. El volante también tiene un tacto cómodo e incorpora diversos botones destinados a controlar funciones del vehículo como la música o llamadas.

A la derecha encontramos una pantalla de ocho pulgadas situada a una altura que nos permite no desviar en gran medida la atención sobre la conducción. Esta pantalla incorpora diversas funciones como la de navegación, que aunque nos da algún que otro pequeño problema, es bastante intuitivo y las indicaciones por voz están coordinadas a la perfección con el punto determinado por el que conducimos, algo muy útil en rotondas, salidas o cruces.

El interior también destaca por los diversos y prácticos espacios para guardar objetos de uso diario como nuestro Smartphone. El maletero no se queda atrás, su capacidad es de 450 litros, una cifra extensible hasta los 1.351 si plegamos los asientos traseros.

A la última

La tecnología y seguridad de este modelo de la marca coreana son similares a los modelos más avanzados de su segmento. El coche integra conectividad total con los sistemas 'Android Auto' y 'Apple CarPlay'. También equipa un sistema de reconocimiento de señales con la cámara frontal, una cámara que también detecta objetos cercanos para el sistema de frenado de emergencia. Este sistema nos aporta una gran seguridad, pero en nuestro caso en algunas ocasiones, el coche realizó la frenada predectiva en frenadas que estaban controladas, por lo que en ocasiones no funciona con exactitud.

El coche también nos avisa de vehículos que se acercan por carriles contiguos cuando tenemos intención de cambiarnos de carril. Si hablamos de carriles, el sistema automático de mantenimiento en estas zonas es muy efectivo en carretera, donde quitando las manos del volante, el coche continúa la línea que debemos seguir.

El i30 Fastback también equipa un control de velocidad adaptativo con el que también podemos mantener la distancia con el vehículo que nos precede en atascos, pudiendo reanudar la marcha de forma automática en estas situaciones, lo que ahorra tanto combustible como estrés.

La tecnología también está presente en el interior con el cargador inalámbrico de smartphones de última generación o la asistencia de la cámara trasera en marcha atrás proyectada en la pantalla, todo ello unido a un enchufe de doce voltios, una entrada auxiliar y otra de USB.

Suave y preciso

Propulsado por gasolina, este modelo tiene una potencia de 120 caballos. Entre los automáticos y manuales, nosotros hemos probado la versión manual con un motor de 1.0 litros que proporciona suavidad y silencio a la conducción. La caja de cambios manual es de seis velocidades, muy precisa, y aunque en algún momento echamos de menos una respuesta más deportiva del vehículo, pero no es su función.

El i30 Fastback acelera de cero a cien en once segundos y medio, y el consumo nos ha dado un resultado combinado en ciudad y carretera que oscila siempre entre los 7,5 y los 8,5 litros por cada cien kilómetros.

Versatilidad confirmada

Nos subimos al i30 Fastback y hacemos recorrido por ciudad, autovía y algunas sinuosas y estrechas carreteras cercanas a la zona de urbanizaciones El Vedat, y en todas destaca el mismo punto característico: una suavidad y comodidad en la conducción a un alto nivel, que se combina con un buen aislamiento del sonido del motor.

Las ayudas a la conducción son muy útiles y el sistema multimedia se complementa a la perfección con ellas, ya que por ejemplo, si estamos escuchando música, el sonido de las ayudas y navegación priman sobre esta.

Es un coche que además de fácil de conducir, es fácil de aparcar, incluso sin tener en cuenta las ayudas de cámara trasera, sobre todo en lugares oscuros gracias a los faros adaptativos que nos proporcionan una mayor visibilidad de nuestro entorno. El confort se nota en gran medida cuando nos topamos con algún bache o irregularidad de la vía, las suspensiones dan una buena respuesta. Nos encontramos ante un coche perfecto para desplazamientos largos y movilidad por ciudad si no queremos un vehículo de dimensiones más grandes como un SUV. Esperábamos un consumo más bajo, pero por menos de veinticinco mil euros podemos hacernos con un coche dotado de la máxima tecnología con una comodidad superior a lo habitual en su categoría.

El nuevo i30 Fastback trae una nueva línea exterior atractiva y original, que unido a su alto grado de confort y suavidad del motor, hacen de este modelo una gran apuesta en cuanto a calidad-precio para consumidores de vehículos del segmento C. También destacan sus funciones de conectividad y seguridad.

Fotos

Vídeos