La leyenda continúa su éxito

El X-Max 400 mantiene sus prestaciones pero ahora es deportivo y tecnológico.
Motos | Yamaha X-Max 400

Yamaha renueva el X-Max 400 con un mejor diseño y mucha tecnología

CARLOS PANADERO

Tras la llegada de la nueva generación del X-Max 300 y la completa renovación del buque insignia de la marca de los diapasones, el T-Max, se ha visto obligada a remodelar el maxiscooter situado entre ambos, el X-Max 400. Pensado como el scooter más racional de la saga, el nuevo modelo de Yamaha estará disponible en la red de concesionarios en agosto, con un precio de 6.699 euros y una nueva gama de colores compuesta por el Phantom Blue, Sonic Grey y Blazing Grey, que se suman a los conocidos en otras versiones.

Diseño renovado

La actualización del X-Max 400 es visible a primera vista. Influenciado en cuanto a diseño por el Yamaha T-Max, el maxiscooter japonés recibe un nuevo carenado lleno de aristas que optimizan su imagen deportiva y contemporánea. El frontal recibe los nuevos faros con tecnología LED, nueva horquilla telescópica, un manillar y parabrisas ajustable en dos posiciones y una pantalla LCD completamente renovada que administra toda la información del X-Max 400.

En la zaga, el asiento doble ha sido renovado e incluye una toma de 12 Voltios para recargar cualquier dispositivo, espacio bajo el asiento para dos cascos integrales y un depósito de 13 litros de capacidad para surcar la ciudad con mucha autonomía. Además incluye nuevos faros LED, freno de estacionamiento y un nuevo escape optimizado para superar la normativa Euro 4.

Mismas prestaciones

El X-Max 400 es la gran alternativa para los que buscan un cierto rendimiento sin tener que subir a la escala de precios del Yamaha T-Max. Con un motor monocilíndrico de 395 c.c, mantiene intactas sus prestaciones de 33 CV de potencia y 36 newtons-metro de par motor, pero el bloque se actualiza para estar al día en la normativa de emisiones.

Puede parecer que Yamaha no ha trabajado mucho en este aspecto, pero tras el montaje final, la marca ha conseguido reducir el peso total del maxiscooter en cinco kilos. Esto se traduce en un vehículo más ágil que optimiza las salidas y obtiene una mayor velocidad punta, ideal para la ciudad y pequeñas escapadas de fin de semana.

Más tecnológico

Al igual que su hermano mayor, el nuevo X-Max 400 destaca frente a la competencia por su alto contenido tecnológico. Para domar la potencia del modelo la marca pone a disposición de los usuarios un nuevo control de tracción que interviene en las perdidas de adherencia para conseguir una conducción más eficiente y confortable. Además, cuenta con el último ABS del mercado y sistema de arranque con llave inteligente, consiguiendo una experiencia única a los mandos de este modelo japonés.

Con todos estos elementos, la versión más racional del X-Max se sitúa como una de las principales alternativas en su segmento. No tiene rival en cuanto a equipamiento y prestaciones, sólo el precio puede ser un handicap para conseguir uno de los maxiscooter más completos.

Más

Fotos

Vídeos