Mercedes apuesta por el hidrógeno

Nuevo prototipo híbrido Fuel Cell./
Nuevo prototipo híbrido Fuel Cell.
Concesionarios

MOTOR

La esperada llegada de Mercedes-Benz al Salón de Fráncfort de este año quedará marcada por la presentación de su ecológico GLC F-Cell, el primer modelo híbrido de serie que montará un motor eléctrico vinculado a la conocida como pila de combustible.

Con la suma de este dispositivo basado en hidrógeno, los ingenieros de la marca han conseguido dotar a este SUV ecológico de una autonomía estimada de 486 kilómetros sin renunciar a ninguna de las características tecnológicas de la gama GLC de combustión. De hecho esta edición destaca por su potencia al desarrollar conjuntamente 200 CV. Para asegurar la convivencia de ambas tecnologías, el modelo permitirá seleccionar entre los modos de conducción híbrido, eléctrico, F-Cell o Charge para poder elegir en cada momento el más adecuado.

Fotos

Vídeos