Listo para un auténtico 'show'

Listo para un auténtico 'show'
#CrossoverLifeStyle | Seat Arona 1.6 TDI Xcellence

Nos vamos con el Arona a la Marina de Valencia para conocer el Circo Raluy, donde las hermanas Emily y Niedziela son el centro de atracción

A. ADALID

A nuestro Seat Arona le va la marcha, y como buen visitante de Valencia, quiere ir al circo. Nuestra ciudad es una de las que más espectáculos de este tipo alberga en fechas navideñas, y muchos de ellos se extienden hasta finales de enero. Eso sí, el Arona, original y aventurero, no quiere un circo convencional, y elige el Raluy Legacy, un precioso circo 'vintage', para conocer a sus artistas.

Para ello recorremos la ciudad hasta la Marina. Diseñado y fabricado junto al Mediterráneo, al Arona le gusta el mar, y quiere lucir su silueta junto a las mejores playas. Allí nos aproximados al circo, ubicado junto al tinglado número 2 del Puerto. Rodeado de los camiones y 'roulettes' clásicas en las que se desplazan la carpa y los artistas, el Arona intenta entrar hasta el mismo espectáculo, y su estilizada silueta permite acceder hasta la carpa. El Arona tiene más altura que un turismo normal, lo que permite ofrecer mucho más espacio sin ser un coche ni muy ancho ni muy largo, perfecto para los pequeños lugares.

Patinaje y arte

Ya en el circo recibe una atractiva visita, y es que Niedziela y Emily Raluy llegan con el maquillaje y vestidos de su espectáculo acrobático, y desbordan con su belleza.

Niedziela es muy conocida entre los seguidores de los 'reality show' por su participación en Gran Hermano. Su hermana Emily comparte la figura que sólo se consigue con muchas horas de entrenamiento para un número acrobático de primera línea. Las dos se suben en el simpático modelo de Seat ¿Tiene techo abrible? -preguntan- No -respondemos-, y es uno de los pocos hándicaps de este coche, por lo demás muy completo. Lo comprueban las Raluy al jugar con la enorme pantalla táctil. En una generación nacida con un 'smartphone' en las manos, la conectividad es muy importante. Yurek Swider nos acompaña. El es 'bigotes', el maestro de ceremonias del circo y un enamorado de los automóviles ¿Lo hay eléctrico? Todavía no, comentamos, pero todo se andará. Yurek va a por atrezo para el maletero: una bici, unas pesas de mentira... da gusto encontrar los elementos de toda la vida circense, pero al abrir el portón trasero las chicas preguntan ¿nos sentamos? Claro. Con el doble suelo del maletero pueden estar cómodamente a ras de portón o aprovechar el doble fondo para cargar más cosas. Todo es posible.

Un coche atractivo

Terminamos con la promesa de un pequeño 'tour' por los camiones que tiene el circo, tan auténtico que hasta los baños están en un remolque 'vintage'. Raluy está en Valencia hasta finales de enero, una visita muy recomendable. Nosotros nos quedamos viendo el genial espectáculo de este circo, una mezcla de acrobacias, risas y emoción en una carpa pequeña para los cánones actuales que le da un toque familiar a cada una de las funciones. Terminamos y salimos con el Arona en busca de un lugar en el que terminar la velada, a sabiendas de que, en la ciudad, está en su elemento.

El Arona tiene un precio desde 13.900 euros, aunque esta versión Xcellence muy bien equipada pasa de los 23.000. Una cantidad que a pie de concesionario será más competitiva, gracias a las ofertas de la marca.

Fotos

Vídeos