Listo para el día a día

El original diseño y la buena altura y anchura hacen que el Tivoli tenga porte de coche más grande./
El original diseño y la buena altura y anchura hacen que el Tivoli tenga porte de coche más grande.
Prueba | Ssangyong Tivoli 1.6 diesel 4x2 limited

El SsangYong Tivoli va a viajar hasta el Dakar, pero es su versión de calle la que sorprende por sus cualidades

ALEX ADALID

El SsangYong Tivoli lleva toda la temporada compitiendo en los rallyes 4x4 en España, y ahora se marcha nada menos que al Dakar. El modelo de competición, como es habitual, poco tiene que ver con el de calle, pero si el de carreras incluye todo tipo de medidas de seguridad obligatorias en competición, el que encontramos en los concesionarios incluye todo lo que piden los clientes de hoy en día, seguridad incluida.

Un estilo diferente

Empezamos por el diseño. El Tívoli es un coche pintón, agradable y diferente. A la marca coreana le gusta destacarse del resto, y lo consigue con este coche que podemos elegir con diferentes colores para el techo, bandas de color en la carrocería o, como en esta unidad de pruebas, con llantas y techo negro en contraste con la carrocería.

El Tívoli es muy compacto, con 4,2 metros que lo ubican en medio del nuevo grupo de SUV de tamaño urbano, pero en cambio su interior es bastante amplio, y el grado de terminación y acabados lo sitúa más cerca de los SUV compactos con capacidad familiar, como también ocurre con su maletero, de 420 litros.

Tras analizar su diseño entramos al coche. Los asientos son amplios y confortables, y la tapicería en dos colores que combina cuero y tela pone una nota de alegría. El tablero de mandos, con un diseño clásico, presenta casi todas sus funciones controladas por botones. La pantalla táctil es bastante grande, y en general se nota un tacto de coche de categoría superior a la que refleja su precio. Detrás hay bastante espacio, debido a la forma cuadrada de la carrocería. Tiene tres reposacabezas, asientos reclinables y abatibles en dos mitades. El maletero sorprende porque es algo 'corto' en longitud, pero muy profundo. Cuenta con un doble fondo para modular mejor la carga.

En cuanto a la mecánica, el 1.6 diesel de SsangYong rinde 116 CV y se une en esta versión a una caja de cambios manual con una gran palanca de cambios. No es un coche especialmente veloz, pero sí competitivo. El cambio tiene un tacto algo rudo pero es fácil de usar. Para los que quieran un cambio automático, no hace falta elegir la versión 4x4, ya que el de tracción delantera también puede equiparlo. Por supuesto, como fabricante especialista en todo terreno y SUV, el Tívoli se ofrece con tracción 4x4 con un precio competitivo.

Desde 12.750 euros

En marcha es un coche cómodo, no muy ruidoso, fácil de conducir y con brío gracias a unas marchas cortas que le sacan un buen rendimiento al motor. En autovía, es mejor poner sexta y olvidarnos. El consumo es algo mayor de lo esperado, pero nada que deba sorprendernos. Homologa 4,3 litros, aunque en realidad estaremos rondando los 6,5 litros cada 100 kilómetros.

Con un precio financiado de 18.500 euros en esta versión Limited con tracción delantera, este SsangYong es un modelo a tener en cuenta si buscamos un coche original y poco visto y que, en un tamaño compacto, nos dé una buena capacidad interior. Como es habitual en la marca, la garantía es de cinco años.

Fotos

Vídeos