Las Provincias

Kia Rio, más tecnología y mejor diseño

  • Esta cuarta generación destaca por un innovador estilo y el nuevo sistema de asistencia a la frenada de emergencia con reconocimiento de peatones

El nuevo Kia Rio hará su presentación en sociedad en el Salón de París, aunque no se pondrá a la venta en los principales mercados europeos hasta el primer trimestre del año que viene. Esta cuarta generación se caracteriza por un renovado diseño y la incorporación de nuevas tecnologías, como el sistema de asistencia a la frenada de emergencia con reconocimiento de peatones.

La carrocería viene definida por líneas rectas y superficies delgadas que le dan un aspecto más maduro que el de su predecesor. En el frontal, presenta la última evolución de la parrilla conocida en Kia como «tiger-nose»; ahora es más fina y más ancha con una cubierta de la rejilla en negro brillante. Los grupos ópticos son de nuevo diseño, más afilados, con una firma luminosa de led en forma de U. Las luces de niebla delanteras se desplazan hacia el exterior y hacia arriba en el paragolpes, lo que añade más anchura visual al conjunto.

Algo más grande

Las dimensiones cambian, con un aumento de 10 milímetros en la batalla, que llega hasta los 2,580 metros, un voladizo trasero más corto y un pilar C más fino y menos inclinado. La longitud crece 15 mm (ahora 4,065 metros) y es ligeramente más bajo. La parte trasera es menos inclinada, con una luneta casi vertical y un voladizo más corto. Detrás, los pilotos traseros son más finos, con la nueva firma luminosa de led en forma de flecha.

El diseño del habitáculo difiere con líneas rectas que reflejan una mayor amplitud visual. El salpicadero, orientado hacia el conductor, proporciona un ambiente más deportivo y con un carácter de vehículo de superior categoría. En el centro es novedad el sistema de entretenimiento, con una pantalla táctil de 5,0 pulgadas. La disposición en general es más ergonómica, con menos botones y mandos giratorios.

Los cambios en el diseño del nuevo Rio hacen que el coche parezca más ancho y con mayor aplomo a la carretera. En la parte trasera, los pilotos son más finos.

Nuevo estilo

Los cambios en el diseño del nuevo Rio hacen que el coche parezca más ancho y con mayor aplomo a la carretera. En la parte trasera, los pilotos son más finos.

Las mayores dimensiones de la carrocería son responsables de un habitáculo y un maletero con más capacidad. El espacio para las piernas es superior tanto delante como detrás, al igual que la distancia para hombros. A pesar de ser un poco más bajo, cuenta con un buen sitio para la cabeza delante y detrás. Las variaciones en el interior se acompañan de una mejora en la calidad percibida. Cambia el guarnecido de las puertas, y se incorporan nuevos materiales para la superficie interior del techo.

El habitáculo del Rio ofrece más espacios de almacenamiento. Hay una doble bandeja para dispositivos móviles u otros objetos pequeños, huecos para botellas en cada puerta y dos grandes portabebidas en la parte delantera. En el techo se pueden alojar unas gafas de sol y las puertas llevan huecos con fondo, muy útiles para dejar el teléfono o monedas.

El volumen de maletero es 37 litros mayor y alcanza los 325 litros. Además, va dotado con un suelo en el maletero de dos niveles, lo que permite cambiar la altura para alojar objetos debajo y evitar que rueden o mantenerlos fuera de la vista.

El diseño del habitáculo difiere con líneas rectas que reflejan una mayor amplitud visual.

Cambios en el interior

El diseño del habitáculo difiere con líneas rectas que reflejan una mayor amplitud visual.

El bastidor del nuevo Rio es mucho más resistente que el del anterior. Ha sido posible gracias a la utilización de un 51 % de acero de alta resistencia (33 % en la generación anterior) lo que mejora la seguridad, proporciona mayor rigidez torsional a la carrocería y reduce el peso.

La gama de motores abarca los eficientes T-GDI de gasolina y diésel que son menos habituales en este segmento. En el primer caso destaca el tres cilindros de solo un litro de cilindrada; un propulsor compacto y ligero, ya visto en el cee’d del año pasado. En el Rio se comercializará con dos niveles de potencia (100 y 120 CV) con un par que se alcanza y mantiene constante en un amplio margen de revoluciones para mejorar la respuesta desde bajas vueltas. En ambos casos, la marca espera unas emisiones por debajo de 100 g/km.

Para un usuario más exigente se ofrecerá el motor de gasolina de 1,25 litros y 84 CV de potencia. Por lo que se refiere a los diésel, el nuevo Kia equipará un 1.400 en versiones de 70 y 90 CV. En los dos propulsores los ingenieros de la marca se han fijado como objetivo unas emisiones de CO2 inferiores a 90 gramos por kilómetro. La caja de cambios es manual de cinco velocidades para los motores de gasolina de 1,25 litros y T-GDI de 100 CV, y de seis para el T-GDI más potente y los dos diésel.

Sistema de asistencia a la frenada

Kia presumen que su nuevo Rio va a ser el primer modelo del segmento B con el sistema de asistencia a la frenada de emergencia con reconocimiento de peatones. Gracias a un radar de largo alcance, el sistema ayuda a detener el coche por completo o aminorar el efecto de la colisión en el peor de los casos. El sistema de asistencia de mantenimiento de carril avisa al conductor si se sale del carril marcado sin accionar un intermitente.

El desarrollo de una estructura más rígida ha permitido un sistema de suspensión más flexible. Los nuevos reglajes de muelles y amortiguadores permiten una conducción más suave, con unas reacciones más divertidas en conducción deportiva por la adopción de un brazo inferior más rígida en la parte delantera.

Además de la pantalla táctil de 5 pulgadas, será opcional una de mayor tamaño (7 pulgadas) con navegador, y los servicios de conectividad con Tom Tom, así como Android Auto y Apple CarPlay. El usuario obtendrá informaciones actualizadas, como información del tráfico, alerta de radares y previsiones meteorológicas. Disponible en los coches con navegador, estos servicios no tendrán coste durante los siete años posteriores a la compra.

Por lo que se refiere al equipamiento, incluye, entre una larga lista, tomas USB delante y detrás, acceso y arranque sin llave, sensor de lluvia y encendido de las luces, control de crucero automático, limitador de velocidad y ayuda al aparcamiento trasero con cámara.