A favor de la seguridad

La jornada, celebrada en el CEU San Pablo en Alfara, contó con una notable asistencia de público joven./
La jornada, celebrada en el CEU San Pablo en Alfara, contó con una notable asistencia de público joven.
JORNADAS 'LA SUMA QUE RESTA'

La presencia de alcohol y drogas en más de la mitad de los accidentes mortales en España, a debate en la Universidad

ALEX ADALID

Imaginen una ciudad con unos 35.000 habitantes convertida en una urbe en la que sólo habitaran jóvenes europeos de entre 18 a 24 años. Sería una ciudad llena de vitalidad, proyectos, ilusión y futuro. Ahora imaginen una hecatombe que acabe con la vida de todos ellos. No es ciencia ficción. Ocurre, y lo peor es que ocurre cada año y a los ojos de todos. Se trata de los accidentes de tráfico, que sesgan la vida de 30.000 jóvenes cada año en Europa, hasta el punto en el que se han convertido en la principal causa de mortalidad en esa franja de edad.

En España la cifra asusta, y son más de 400 los jóvenes que se dejan la vida en la carretera, más de uno cada día de promedio. ES como si desapareciera todo un instituto cada año, sin contar con los que no fallecen, pero sufren secuelas de por vida. Y es que, aunque los accidentes de tráfico han disminuido muchísimo en los últimos años, fruto de unas carreteras y coches más seguros y de la mayor responsabilidad al volante, queda un gran paso por dar: la eliminación al volante del alcohol y las drogas, presentes en casi la mitad de los accidentes mortales en España.

Más educación

Para aumentar la concienciación sobre este tema y profundizar en las actitudes de los jóvenes al volante, el CEU San Pablo organizó en su sede de Alfara del Patriarca las 'VII jornadas de comunicación y prevención del consumo de drogas y sus consecuencias en la seguridad vial', con un profundo estudio dirigido por María Pilar Paricio y a la que asistieron tanto la jefa provincial de tráfico, María Pilar Funez, como la directora de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, Beatriz Martín. LAS PROVINCIAS también tuvo representación, aportando en la mesa de debate la posición de los medios de comunicación a la hora de tratar los accidentes en los que alcohol y drogas están involucrados.

Ford España mostró su gran aportación en este sentido. Mientras muchos fabricantes realizan apasionantes cursos de conducción deportiva, Ford además realiza formación para jóvenes a través del programa 'Ford Conduce tu vida', por el que han pasado más de tres mil jóvenes en España, treinta mil en Europa y más de un millón en todo el mundo. En estos cursos se pone a los alumnos a conducir con un móvil en la mano o con un traje que imita las reacciones de pesadez y falta de reflejos del alcohol. Víctor Piccione, responsable de comunicación de la marca en España, señaló que «a iniciativa ya se había iniciado en este 2018, y animó a los asistentes a apuntarse a futuras ediciones

En cuanto a la presencia de drogas y alcohol en el organismo, el farmacólogo Javier Álvarez destacó los cambios que las sustancias generan en la percepción y a la conducción, con una conexión directa entre la realización de un mayor número de controles y la reducción de la mortalidad en carretera, ya que se cambian las conductas de los conductores. «El objetivo es llegar a la situación que se vive en los países anglosajones donde, por la educación recibida, pocos conducen y beben sin necesidad de controles».

El debate giró también en torno a la presencia del 'autolock', un dispositivo con alcoholímetro que bloquea la puesta en marcha del vehículo y que hay que utilizar antes de arrancarlo. Su uso ya es obligatorio en el transporte público y escolar en algunos países, y en España ya hay empresas que lo utilizan como garantía de seguridad.

Mayores condenas

Por parte de LAS PROVINCIAS, el responsable de la información de motor expuso el trabajo de la redacción en los casos de accidentes en los que drogas y alcohol están involucrados. Además de la amplia cobertura a los mismo, se acentúa las escasas penas que conllevan los atropellos o accidentes mortales con presencia de alcohol o drogas, de apenas tres años de condena. El diario resalta la desolación que genera en familias y amigos conocer que, en muchas ocasiones, sus 'verdugos' ya habían sido condenados con retiradas de carnet o sentencias leves que les permiten seguir conduciendo. En la Comunitat se han dado casos de máxima atención mediática, como el atropello mortal de cuatro ciclistas en Oliva en mayo de 2017.

La jornada contó con un público asistente formado mayoritariamente por jóvenes cuya experiencia al volante es reducida, pero que, con la concienciación y educación adecuada, pueden revertir la epidemia más mortífera que acecha a los jóvenes en Europa: los accidentes de tráfico con drogas o alcohol.

Fotos

Vídeos