Las Provincias

Los precios de los carburantes, sin cambios importantes

  • Tanto la gasolina como el gasóleo son más de un 3 % más baratos que hace un año

La estabilidad en el precio de las gasolinas es una constante en los últimos días. El litro medio de la gasolina cuesta 1,399 euros, lo que supone apenas un incremento de 0,1 céntimos con respecto a la cifra marcada una semana antes. Este combustible lleva cinco semanas por debajo del umbral de los 1,4 euros. Por su parte, el diésel cuesta 1,319 euros que es el mismo valor que hace siete días.

También es cierto que esos precios oficiales han sido inferiores en determinadas comunidades autónomas en los primeros días de de esta semana, aunque con la Semana Santa a la vista y el ligero incremento del petróleo no sería de extrañar que las estaciones de servicio subieran levemente los carburantes en los próximos días.

Lo que llama la atención es el que la gasolina y el gasóleo se sitúan en niveles un 3,6 % y 3,1 % respectivamente inferiores a los de las festividades del año pasado, celebradas a finales de marzo, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).

El precio actual de la gasolina es un 0,5 % inferior a los 1,407 euros con los que había iniciado el año, mientras que en el caso del gasóleo se sitúa un 2,8 % por debajo al registrado en el arranque de 2014. Así, llenar un vehículo de gasolina con un depósito medio de 55 litros de capacidad cuesta 76,9 euros, tres euros menos que antes de la Semana Santa de hace un año, frente a los 72,5 euros que requiere el llenado del depósito de un vehículo de gasóleo, 2,4 euros menos.

El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, se encarece hasta 107 dólares, mientras que el Texas 'sweet light' se sitúa en 103 dólares, cuatro dólares más que hace una semana.

Los carburantes siguen costando en España menos que en la media de la UE, donde el litro de gasolina asciende a 1,538 euros y a 1,572 euros en la zona euro. Por su parte, el precio del litro de gasóleo asciende a 1,407 euros de media en la UE de los 28 y a 1,385 euros en la zona euro.

El panorama cambia si analizamos los precios sin impuestos y lo que cuesta el litro ya sea el diésel o la gasolina están por encima de la media europea.

El GLP (gas licuado del petróleo) vale de media 0,729 euros y apenas sube 0,1 céntimos respecto a la semana pasada; cuesta lo mismo que a mediados de marzo.