El genio de un gran polivalente

El Crossland combina carácter urbano con familiar./
El Crossland combina carácter urbano con familiar.
#CrossoverLifeStyle

El Crossland se convierte en uno de los mejores crossover urbanos sin perder de vista la familia y la aventura

REDACCIÓN MOTOR

Opel se está convirtiendo a gran velocidad en un especialista en el mercado de los SUV y los crossover. Si en el pasado las gamas Frontera ya tuvieron un destacado éxito como modelos todo terreno, el mercado actual ha llevado a la marca a lanzar una nueva generación de coches en la que el Mokka X, este Crossland X y el futuro Grandland X, que llegará antes de final de año, marcan la pauta como modelos muy cercanos a lo que es un turismo, pero con un diseño muy atractivo y cualidades aventureras.

Si el Mokka y su tracción 4x4 son una referencia para los viajes y caminos y el nuevo Grandland será el gran SUV familiar de Opel, el puesto que le toca ocupar al Crossland es el de combinar la ciudad y la carretera, y lo consigue a la perfección.

Chico para todo

En estos días de verano nos hemos movido por varios ambientes, de la ciudad a la playa, con pasajeros o solos al volante, con bártulos o sin más equipaje que el teléfono móvil, y el Crossland siempre responde con una sonrisa. El diseño convence, y si bien no es tan atractivo como, por ejemplo, lo es el Mokka, a cambio tiene más espacio interior y mayor capacidad de carga, además de un precio más atractivo. La gama de motores resulta muy acertada, y este 1.2 turbo de 130 CV es el más potente de la gama, con prestaciones y reprís para convertir a este pequeño crossover en un coche sorprendentemente veloz.

Lo mejor de todo es la capacidad que tiene para convertirse de un coche urbano para acudir a cualquier cita a uno familiar para viajar en familiar para viajar el fin de semana. En grandes viajes con muchas maletas tendremos que saber sacarle partido a los 400 litros de maletero, entre los mejores de su clase, que se combina con la banqueta trasera móvil.

Fotos

Vídeos