FORD, LA NOTICIA DEL AÑO

La semana nos deja la mejor noticia posible, y esta es la adjudicación a la planta de Almussafes de la producción del futuro Ford Kuga a partir de 2020 y hasta aproximadamente 2027. Entiendan que no le demos en este suplemento, dedicado a las novedades que pueden comprar hoy, la máxima relevancia. Ya se encargan nuestros compañeros de la sección de economía de tratar a fondo las repercusiones de esta noticia para el tejido industrial valenciano, que debe una parte importante de su riqueza a la presencia del gigante americano.

La adjudicación no ha estado exenta de riesgos. El Kuga supone la mitad de la producción de Almussafes, y con Ford convertida en una compañía global, cualquier cosa es posible. Pregunten sino en México, donde se quedaron perplejos al ver que perdían la producción de los Ford Focus que se venden en Estados Unidos no por las presiones del gobierno de Trump, sino porque Ford importará este modelo en el futuro desde China, ni más ni menos. En Europa se especulaba con que la marca planeara cancelar el monovolumen C-Max, que se fabrica en Alemania, y derivar allí la producción del futuro Kuga. Finalmente no ha sido así, pero el movimiento de fichas no para.

Actualmente Almussafes produce demasiados modelos y versiones, y eso impide que se fabriquen más unidades del más rentable: el SUV Kuga. De aquí a 2020 podría haber movimientos de producción que liberen la capacidad necesaria para abastecer al mercado europeo con más unidades de este exitoso modelo. Y el que más papeletas tendría para salir es el Transit, que llegó por la ineficacia de la fábrica de Rumania.

En cualquier caso, la renovación del Kuga supone un gran alivio para las más de 100.000 familias que, de manera directa o indirecta, viven de la planta de Ford, desde el ilustre director de la misma, Dionisio Campos, hasta el señor que transporta cada día los productos de limpieza para mantener la fábrica impoluta.

Fotos

Vídeos