Más Fiesta que nunca

Con cinco puertas, mantiene un tamaño urbano con buena capacidad interior./
Con cinco puertas, mantiene un tamaño urbano con buena capacidad interior.
Prueba | Ford Fiesta 1.0 Ecoboost 125 ST-Line

La nueva generación del modelo de mayor aceptación de Ford luce un diseño llamativo, crece en tecnología y seguridad y resulta muy competitivo

A. ADALID

El Ford Fiesta es un coche mítico en Valencia, ya que este fue su lugar de nacimiento en 1975 y, desde entonces, varias generaciones se han fabricado en la planta de Almussafes. Esta nueva gama llega desde Alemania, ya que la planta de Valencia produce modelos más grandes como el Mondeo o el Kuga, pero aún así los valencianos sentimos el Fiesta como un coche muy nuestro.

Completamente al día

El motor Ecoboost ha mejorado en su consumo y es una alternativa a los diésel

Esto no quita para que seamos exigentes con sus cualidades. Al revés, le pedimos más que al resto, ya que a su tradicional imagen joven y atractiva hay que sumarle ahora la calidad, tecnología y equipamiento que pide cualquier cliente en un coche de hoy, que es mucho.

Para ello Ford ha lanzado varios acabados, y a los populares Trend y Titanium suma uno muy lujoso, el Vignale, y otro más deportivo, el ST-Line que hemos probado. La verdad es que, aun con carrocería de cinco puertas, las grandes llantas, faldones y kit aerodinámico hacen que sea tan atractivo como un Fiesta XR2 de los años noventa. Eso sí, los motores ya no tienen que ser rabiosamente deportivos aunque, siendo francos, con los 125 CV de este Fiesta ST-Line adelantaríamos a muchos GTI de esa época.

Moderna mecánica

El motor es el 1.0 Ecoboost de Ford, una mecánica de tres cilindros con turbo y 125 CV. Es un motor alegre y que consume poco para su rendimiento, pero conviene no pulsar el botón que activa el modo 'eco', ya que no tiene mucho par motor -fuerza a bajas revoluciones- y con este modo activado, echamos en falta más brío.

Si el exterior del ST-Line impacta, al abrir la puerta aún más, ya que emerge un plástico que protege la misma de toques con el coche de al lado, un elemento de sencillo funcionamiento que debería ser de serie en todos los coches.

El ST-Line se convierte en la opción más atractiva, con un diseño e interior sport y buen equipamiento

Ya dentro del coche, el nuevo cuadro de mandos destaca por una calidad nunca vista en un Fiesta. El cuero del volante es muy bueno, y unido a que este es calefactable, como los asientos, hacen que conducir en invierno sea un placer. La pantalla multimedia es grande, táctil y obedece muy bien las órdenes de voz, para convertirse en uno de los mejores sistemas de su clase, aunque sus menús no sean muy vistosos. Detrás dos pasajeros irán cómodos, aunque no tiene elevalunas eléctricos, una pega si llevamos niños porque no controlamos sus ventanillas. El maletero no es el más amplio, pero con 300 litros sí es suficiente para el día a día.

En marcha destaca la agilidad del chasis y la precisión de dirección y frenos. Las ruedas opcionales son un exceso para este coche, y con las llantas de 17 pulgadas sería incluso más rápido, por lo que sería mejor invertir el coste de ese extra -700 euros- en el pack de seguridad o las luces led -300 euros-,estas no presentes en nuestro coche.

Aunque su terreno favorito es la ciudad, donde se mueve como pez en el agua, e incorpora parking automático, el Fiesta es muy divertido en zonas de curvas, donde echamos en falta más potencia para poner en aprietos al chasis. En autovía es rápido y cómodo, aunque si le exigimos más de lo debido también el consumo es más alto de lo esperado, y será difícil acercarnos a los 4,3 litros homologados, rondando los 5,5 ó 6 litros habitualmente.

Con un precio de 17.665 euros y constantes ofertas a pie de concesionario, el Fiesta es uno de los coches que ofrece más calidad, contenido e imagen en su rango de precio. Una apuesta segura por un coche divertido, bonito, y muy querido en nuestra tierra, y muy atractivo en versión ST-Line.

Conclusión

El nuevo Ford Fiesta es mucho más refinado y tecnológico que el anterior, y sitúa al utilitario de Ford como una de las opciones más acertadas de su clase, en especial este ST-Line.

Fotos

Vídeos