El Seat Ibiza evoluciona como un ecologista muy atractivo

Con cinco puertas y cuatro metros, el TGI pierde algo de capacidad de carga a cambio de un gran ahorro de uso./
Con cinco puertas y cuatro metros, el TGI pierde algo de capacidad de carga a cambio de un gran ahorro de uso.
Presentación | Seat Ibiza TGI

El Ibiza TGI impulsado por gas natural tiene una sugerente línea, un precio y consumo muy económicos y cuenta con la etiqueta 'eco' de la DGT

ALEX ADALID TOLEDO

La llegada a domicilio de las etiquetas de la DGT que determinan la contaminación de cada coche está cambiando las ventas de automóviles. Los conductores intuyen que, si les ha llegado una etiqueta que indica que su coche contamina más que otros, por algo será, y es que las grandes ciudades ya preparan restricciones al tráfico para los coches más viejos y contaminantes, y el impuesto de circulación también podría crecer según las emisiones de nuestro coche. Con estas premisas, muchos compradores prefieren curarse en salud, y en los concesionarios las consultas sobre los modelos y versiones con etiqueta 'cero y 'eco' se multiplican. Con una oferta de coches eléctricos aun reducida y con sólo una marca con una gama completado de híbridos, Seat ha visto una gran oportunidad en los coches con motor de gas natural y la está aprovechando al máximo.

Tecnología ya conocida

El uso del gas natural supone la eliminación del óxido nitroso que provoca la polución en las ciudades

La técnica de este tipo de motores existe desde hace años, y es que las mecánicas de gasolina, con leves retoques, pueden funcionar además con gas, bien sea GLP, el más conocido por su uso en el automóvil, o gas GNC, como el que se utiliza a nivel doméstico. El grupo Volkswagen apostó por los motores con gas GNC porque sus emisiones son menores que en el GLP, pero Seat es la marca del grupo que más está aprovechando estos desarrollos, y ya ofrece el León cinco puertas, el familiar, el Mii y el nuevo Ibiza, a los que se sumará en noviembre el SUV urbano Arona.

El coche no sólo es 'eco' por sus emisiones, sino también para el bolsillo, ya que los Ibiza TGI no son más caros que los gasolina TSI y su combustible supone un ahorro de más de 30 por ciento respecto al diesel y hasta el 50 por ciento con respecto a un modelo de gasolina.

Con diez euros podemos recorrer 170 km. con un motor gasolina y más de 300 si utilizamos gas GNC

El nuevo Ibiza se presenta con un el motor gasolina 1.0 TSI con 90 CV. El motor mantiene su depósito de gasolina de gran tamaño, y de hecho utiliza gasolina cuando se queda sin gas, y añade dos depósitos para unos 14 kilogramos de GNC, suficientes para recorrer entre 200 y 300 kilómetros antes de repostar. Precisamente el repostaje es el punto débil de la propuesta, con sólo 33 puntos en toda España, de los que sólo hay dos en la provincia de Valencia, por lo que hay que saber si hay uno cerca de nuestros trayectos habituales para valorar sus compra. En la parte positiva está que Gas Natural y Seat van a desarrollar la red hasta alcanzar más de 100 puntos en 2019, y nuestra ciudad contará con tres puntos de repostaje.

Muy pocos cambios

Probamos el Ibiza, que no se modifica por fuera pero sí en su interior. Bajo el maletero alberga dos bombonas que alojan el gas natural. Se reposta mediante una especie de pistola de aire a presión muy segura, aunque también más engorroso, ya que es auto-servicio y se paga con tarjeta.

Salimos de Madrid, repostamos en una de las 'gasineras' de la capital y afrontamos la carretera de Toledo. El acabado FR nos pone al volante de un coche atractivo, con un interior muy completo en el que no faltan una gran pantalla multimedia, climatizador bizona o asientos calefactables. Por dentro el contador de temperatura se sustituye por el del depósito de gas, y vamos viendo el consumo medio como si se tratara de la versión de gasolina. El coche se mueve bien, pero no es tan ágil como los TSI de 95 ó 115 CV, y es una pena que no se haya utilizado el motor 1.4 litros TGI del León, con 110 CV. Pero la economía manda, y si vamos a un ritmo suave el Ibiza no sólo va muy bien, sino que logra espectaculares ahorros. Según los datos de Seat, con 10 euros de gasolina podemos recorrer 170 kilómetros, con un diesel 216 km, en un híbrido alcanzaríamos 242 kilómetros y en un TGI nada menos que 312 km. En nuestro caso con 13 euros recorrimos casi 250 kilómetros a un ritmo elevado.

Desde 10.650 euros

El sistema pesa 115 kilogramos y el maletero pierde algo de capacidad, ya que pasa de 355 a 265 litros, pero cuenta con la misma superficie de carga. El coche resulta cómodo y muy silencioso, y Seat acierta al ofrecerlo con toda la gama de acabados: Reference Plus, Style, Xcellence y FR. El precio del Reference es de 17.410 euros, pero con 2.000 euros de promoción y las campañas de financiación de Seat, se queda en 10.650 euros, con cinco años de garantía, mantenimiento y asistencia en carretera. Si esta oferta parece insuperable para el sector empresas, los particulares encontrarán el atractivo FR 'eco-plus' con faros full-led y pantalla táctil de 8 pulgadas por 14.900 euros.

Con un buen rendimiento, mínimo consumo, etiqueta Eco y muchos atractivos, Seat espera vender muchos Ibiza a gas natural, y lo cierto es que, en plena sucesión de nuevos modelos eléctricos, Seat se ha sacado de la manga un modelo ecológico, económico y atractivo que puede ponerse tan de moda como en su día ocurrió con el Ibiza TDI, que también con 90 CV, fue un gran éxito.

Conclusión

Ecológico, atractivo, muy económico y sin restricciones de uso en el futuro, el Ibiza TGI es una excelente oferta si buscamos ahorro, lástima que su motor no tenga más potencia.

Fotos

Vídeos