Ecología a lo grande

Es el modelo híbrido más lujoso y confortable del mercado./
Es el modelo híbrido más lujoso y confortable del mercado.
Presentación | Lexus LS500H Executive

La nueva generación LS de Lexus lleva la mecánica híbrida a su máximo esplendor en una berlina con todo el lujo de la marca japonesa

REDACCIÓN MOTOR

El próximo año Lexus cumplirá 30 años de historia, un recorrido que se inició en 1989 con el primer LS o 'Luxury Sedan', una berlina de lujo que apostó por el confort, la calidad y el refinamiento como grandes cualidades. De hecho, muchos de los LS que se vendieron de esa primera gama siguen en marcha a pesar de su veteranía, pero la marca ha evolucionado, y de hecho la quinta generación del LS, completamente híbrido, ya está a la venta.

Siguiendo la tendencia del mercado, Lexus renueva la imagen, que pasa de ser discreta a convertirse en mucho más osada, como marcan los cánones de mercados como Estados Unidos u Oriente Medio, muy importantes para esta berlina de lujo. La nueva silueta apuesta por un formato más deportivo, con líneas muy tendidas que llevan la carrocería a los 5,2 metros de largo. El frontal está presidido por la enorme parrilla de Lexus, con un tramado interior atractivo, líneas que se repiten en los faros, donde las luces led se extienden con un original diseño.

El diseño es ahora más atractivo y dinámico, con un interior tan lujoso como confortable

Habitáculo de fábula

El interior es la parte más destacada de un Lexus, especialmente de los modelos de gama alta. Piel de altísima calidad, recubrimientos textiles exclusivos, aluminio y una ergonomía de primer orden se acompañan de un equipo de sonido Mark&Levinson digno del mejor de los auditorios. Delante del conductor, múltiples pantallas y algunos mandos, aunque lo que destaca al volante es el gran 'head up display', el más grande del mercado, capaz de reflejar en el parabrisas mapas, velocidad o señales de tráfico sin que moleste la visión al volante. Hay dos mandos que aparecen en la parte superior del cuadro de relojes que permiten acceder con rapidez a los programas deportivos de la mecánica.

Los asientos delanteros son comodísimas butacas que proporcionan un confort sin igual, con todo tipo de reglajes, función masaje, ventilación, calefacción, etcétera. En la parte trasera el lujo es ministerial, con dos amplios asientos con reglajes eléctricos, pantallas digitales para controlar el calor y la ventilación, su reglaje eléctrico y dos pantallas tras los asientos delanteros para poder ver, a través del móvil, cualquier información o entretenimientos que nos parezca atractivo.

La gama tiene un precio desde 112.000 euros, competitivo en el sector de limusinas de esta categoría

Más eficiencia

Bajo el capó la mecánica de Lexus evoluciona para ser más eficiente, y de hecho antes se ofrecía un V8 de 400 CV más un motor eléctrico de 45 CV y ahora un V6 de 300 CV más uno eléctrico de casi 180 CV, para un rendimiento conjunto de 360 CV. Con estos cambios el consumo medio baja de más de nueve litros a 7,1 cada cien kilómetros y, a la vez, mejora las prestaciones, con una aceleración de 0 a 100 por hora en 5,5 segundos frente a los 6,3 anteriores. A ello contribuye el nuevo cambio automático, llamado 'MultiStage' y que gestiona tanto el rendimiento del motor tradicional como los eléctricos para unas prestaciones óptimas.

Como en todos los Lexus, su batería no necesita enchufarse a la red para la recarga, ya que lo hace sobre la marcha, esto impide que el coche tenga una autonomía inicial en modo eléctrico, pero cuenta con la ventaja de no tener que recargarlo y que el coche sea ecológico siempre, sin depender de que carguemos o no la batería.

El resultado es una berlina de enorme suavidad y confort en cualquier recorrido y, si elegimos el modo sport, también sensaciones deportivas. En carretera vuela como una alfombra mágica, y en ciudad aísla de cualquier cosa que suceda a nuestro alrededor, con un silencio que similar al de los coches eléctricos.

Con un precio en la versión inicial de 112.000 euros, los Executive y F-Sport cuestan 128.000 y 126.000 euros respectivamente, con una tarifa de 148.000 para el tope de gama Luxury.

El Lexus LS500h se enfrenta a una competencia de elite, pero es el único que presenta una mecánica híbrida que no debe recargarse nunca y cuenta con un confort proverbial, cualidades que lo convierten en uno de los competidores más atractivos del segmento ejecutivo. Perfecto candidato para aquéllos que aprecian la tecnología y tienden a salirse de la norma.

Conclusión

El LS500h destaca por su diseño, su mecánica y el absoluto confort de su interior, y es uno de los pocos coches del mercado capaz de combinar el máximo confort con la ecología.

Fotos

Vídeos