En la cresta de la ola todo terreno

El diseño actual de Renault encaja a la perfección en este SUV de gran tamaño y porte, que se suma a los Captur y Kadjar.
El diseño actual de Renault encaja a la perfección en este SUV de gran tamaño y porte, que se suma a los Captur y Kadjar.
#CrossoverLifeStyle

El Renault Koleos combina un diseño lleno de status con cualidades familiares y ruteras y un equipamiento de élite en la gama

ALEX ADALID

Es sorprendente como la gama Renault se ha adaptado en un par de años al empuje del mercado crossover. La marca ha pasado de tener un solo 4x4, el anterior Renault Koleos, a una gama compuesta por Captur, Kadjar y, a partir de ahora, el nuevo Koleos, mucho más grande que el anterior y en un segmento superior del mercado, y eso sin contar con el aspecto crossover de sus monovolúmenes Scénic, Grand Scénic y Espace. Hasta seis carrocerías diferentes destinadas a aprovechar el filón de esta tendencia del mercado.

De todos ellos, sin ninguna duda, el que más aspecto de 4x4 tiene es el nuevo Koleos, que se presenta en Las Provincias con el lujoso acabado 'Initiale Paris', lo que significa el máximo lujo disponible. A pesar de que resulta un coche aparatoso por su carrocería, el Koleos es un SUV de tamaño grande bastante compacto, ya que mide menso de 4,7 metros. La berlina Renault Talismán, por ejemplo, casi alcanza los 4,90 de largo en su versión familiar. Eso sí, a alto y ancho al Koleos no hay quien le gane en la marca, y su carrocería de cinco puertas tiene un volumen importante.

Diseño de familia

Ya que hemos hablado del Talismán, está claro que la berlina tope de gama de Renault ha inspirado el diseño del nuevo crossover. Lasluces delanteras se prolongan por el paragolpes, tanto en los Led como en los intermitentes. En la trasera los pilotos, con efecto 3D y encendido diurno, casi se tocan en el centro del portón, de apertura eléctrica. Llantas y otros detalles también provienen de la gama, como el gran rombo del frontal o los embellecedores laterales con el logo Initiale.

Por dentro el Koleos es amplísimo. Sus asientos están altos, y hay que encaramarse al interior para ubicarse en unas butacas de cuero con calefacción, ventilación y regulación eléctrica. Tras el volante encontramos el panorama habitual en los últimos Renault: cuadro digital y una gran pantalla central para el equipo multimedia R-Link, que gobierna todos los detalles del coche. El pasajero viaja con amplio espacio, lo mismo que los de la parte trasera, que pueden ser dos o tres, ya que tanto el espacio como el diseño de la banqueta dan para ello. Curiosamente, y a pesar de su tamaño, el Koleos no tiene versión de 7 plazas, algo normal si tenemos en cuenta que Renault ya ofrece esta configuración tanto en el Grand Scénic como en el Espace. El maletero es de casi 500 litros, y no es muy amplio, ya que no resulta muy profundo, aunque su superficie es bastante cuadrada y, a lo largo y ancho, caben bastantes bultos.

Motor tope de gama

Bajo el capó de esta unidad de pruebas tope de gama -41.500 euros, aunque la gama está a la venta desde algo más de 26.000- está el motor más potente, un dos litros de 177 CV, que se vende únicamente con tracción total y el cambio automático, llamado X-Tronic en este Renault, ya que no es del tipo 'doble embrague', sino de variador continuo.

Al volante el coche responde con suavidad a la conducción. Se muestra firme y bien asentado en carretera, y 'vuela' por autovía tan pronto como impongamos un ritmo razonable al coche, con total seguridad y gran eficiencia. Al volante hay algunos fallos de ergonomía. Por ejemplo el control de velocidad se acciona por un botón por detrás del freno de mano eléctrico, aunque después la selección de velocidad está en el volante. Tampoco está bien ubicado el selector de la tracción total, en una sencilla tecla en la parte izquierda del cuadro. Un pulsador más vistoso sería bienvenido, aunque lo cierto es que lo vamos a utilizar pocas veces.

Consumos algo altos

Con sólo la tracción delantera conectada y a ritmo de carretera el consumo se instala entre los 8 y los 8,5 litros, algo alto debido a que hemos viajado con cuatro pasajeros y su respectivo equipaje a buen ritmo. El Koleos no es un coche veloz, y acelera de 0 a 100 en 9,5 segundos, un segundo más rápido que la versión 4x4 con caja manual, disponible desde 33.000. Lo que sí hemos notado es que, al conectar la opción '4x4 auto' de la transmisión, la aceleración desde parado es mucho más lenta en los primeros metros o, mejor dicho, el tiempo de reacción desde que aceleramos hasta que el coche avanza es más largo de lo habitual, un detalle a tener en cuenta de cara a la salida de STOPS o incorporaciones.

Listo para el día a día

Por lo demás, ya en Valencia, nos disponemos a rodar varias semanas con lo último de Renault para comprobar su resultado en unos días llenos de trayectos en familia. Por el momento su color blanco iridiscente, una de las pocas opciones, llama la atención allí donde vamos, toda una garantía de éxito.

Fotos

Vídeos