Compacto de recursos

El maletero no tiene gran capacidad, 420 litros, pero da más empaque al modelo.
El maletero no tiene gran capacidad, 420 litros, pero da más empaque al modelo.
Prueba | Mazda3 Sportsedán

Bien diseñado, con alta calidad y un motor gasolina que sorprende por su suavidad, el Mazda 3 sedán convence

FRAN J. SÁNCHEZ

La fiebre del crossover ha guiado a la japonesa Mazda a convertirse en una de las marcas de mayor crecimiento en el mercado europeo, con el CX-3 y el CX-5 codeándose de tú a tú con los modelos más competitivos de la categoría. Buenas calidades, confort y una gran dinámica de conducción definen a estos modelos. Cualidades de las que siempre ha hecho gala su modelo más vendido en el mundo: el Mazda 3. La última generación estrena pequeños detalles en su exterior y mucha tecnología bajo el capó para mantener su status como uno de los compactos más recomendables.

Con el ADN Mazda

Muchas marcas han renunciado en Europa a las versiones sedán de cuatro puertas. No es el caso de Mazda, que acierta ofreciendo un modelo por debajo del Mazda 6, bastante más grande que este Mazda 3, y con las cualidades y costes de un compacto convencional.

El Mazda 3 vuelve a ser uno de los modelos de conducción más agradable del mercado,incluso en ciudad

El diseño general es atractivo, y se completa la apuesta con pequeños detalles, como una parrilla delantera más aparente, paragolpes de nueva factura y unas luces LED más alargadas y que encajan con estilo con los embellecedores de la parrilla. Gracias al paquete Luxury nuestra versión de pruebas añade unas llantas de 18 pulgadas muy atractivas.

El interior del Mazda 3 no es sumamente llamativo, sino que es de esos coches útiles que se aprecian más y más conforme pasan los kilómetros, por su calidad y facilidad de uso. Entre las mejoras de la nueva temporada están los asientos con mejor ergonomía y la nueva consola con freno de mano eléctrico.

En el interior encontramos un modelo que cuenta con abundantes botones -volante, cuadro de mandos y consola- y al que es fácil acostumbrarse. Añade un sistema 'Head-Up Display' con el cuadro de relojes reflejado en el parabrisas o, mejor dicho, en una lámina entre el cuadro y el parabrisas que indica velocidad, indicaciones de navegación, etcétera. Nuestra unidad añade el paquete 'safety premium', con asientos de cuero beige regulables electrónicamente y varios equipamientos de seguridad.

Apuesta por la gasolina

La gama de motores no presenta grandes cambios, con dos motores diesel de 106 y 150 CV, así como dos ediciones gasolina de 100 y 120 CV. Estas pueden vincularse a un cambio manual o automático de seis marchas.

Probamos la edición más completa del Mazda3, vinculada a un motor 2.0 gasolina sin turbo y con 120 CV. Nada más entrar al vehículo notamos las bondades del acabado Luxury complementado con el paquete Premium, que nos presenta un modelo más atractivo y de mayor confort.

Al escuchar el motor pronto nos damos cuenta de que este modelo está hecho para devorar kilómetros, ya que el silencio es el protagonista. El Mazda 3 resulta ágil y responde con soltura al exigirle, mientras que sorprende una muy lograda insonorización que completa un puesto de conducción muy confortable y que suma una completa botonería sencilla y funcional.

En carretera los sistemas de seguridad funcionan a la perfección. Alertan del peligro, pero de forma que no son incómodos ni intrusivos.

En cuanto a comportamiento, los Mazda presumen de tener una suspensión dura, y el Mazda 3 no escapa a esta percepción. De este modo, no es un coche incómodo, pero las oscilaciones de la carrocería son bajas y, al volante, se siente deportivo. El motor lo podemos estirar hasta las seis mil revoluciones con la certeza de no forzar la mecánica. Como no tiene turbo, el consumo no se altera demasiado, y aunque no ahorra lo que un diesel, resulta muy recomendable. Disponible por algo más de 21.000 euros, la única opción del 3 es el pack de seguridad y asientos de cuero por 3.600 euros y la pintura metalizada, así que por unos 25.000 tenemos este brillante compacto. La gama se inicia en 17.500 euros.

El compacto de Mazda se mantiene como una excelente alternativa a los modelos compactos del segmento. Tiene espacio y calidad, y su motor 'pasa' de modas para ofrecer un muy buen rendimiento.

Fotos

Vídeos