El coche del futuro

Las puertas traseras con apertura tipo 'halcón' son espectaculares, pero también prácticas./
Las puertas traseras con apertura tipo 'halcón' son espectaculares, pero también prácticas.
Novedad | Tesla Model X

Parece un prototipo, pero el Tesla Model X ya está a la venta, es eléctrico, supera los 500 kilómetros de carga y puede conducir solo

ALEX ADALID

En ocasiones, a la hora de escribir sobre un coche, da un poco de miedo la hoja en blanco. Tras probar el Tesla Model X ocurre lo contrario, podríamos escribir un libro completo. Sólo recoger las llaves del coche exige casi una hora de explicación por parte de la directora de comunicación de la compañía.

Una nueva empresa

Pero ¿Qué demonios es Tesla? La compañía dirigida por Elon Musk, creador por ejemplo del programa de archivos tipo zip o de la empresa de pagos PayPal, fabrica únicamente coches eléctricos de gama alta. Empezó con un roadster deportivo que no era más que un Lotus con motor eléctrico y baterías. Después las leyes de California empezaron a primar a las empresas que fabricarán coches eco y Musk entró en escena. Compró a precio de saldo una moderna factoría de coches que habían realizado en conjunto Toyota y General Motors. Contrató a Henry Fisker, diseñador de Aston Martin, para trazar el estilo del Model S, y lo lanzó al mercado con una gran batería con una autonomía para más de 400 kilómetros.

Como el principal problema era recargar el coche Tesla decidió crear su propia red de recarga gratuita, para que sus clientes pudieran viajar por toda América. Sus coches empezaron a llamar la atención en Europa, así que la marca instaló un centro de montaje en Holanda y empezó a vender en el continente. Se aumentaron las prestaciones del Model S, se lanzó el SUV Model X y se anunció la llegada de un coche más pequeño, el Model 3.

Esta fue la 'bomba atómica' para Tesla, que ha empezado a fabricar este modelo hace pocas semanas y que durante algunos días fue la empresa de automóviles con mayor valor en Bolsa del mundo, y eso con una producción de coches anual similar a la que la planta de Ford de Almussafes despacha en tres meses ¿Ciencia ficción o una apuesta de futuro? Sólo el tiempo lo dirá

Nos subimos al Model X tras nuestra prueba del Model S el pasado año. Partiendo de la base técnica de la berlina, el nuevo SUV cuenta con una carrocería más alta y amplia, con versiones de 5, 6 ó 7 pasajeros, dos maleteros, uno delante y otro detrás de gran capacidad, y mucho espacio.

Tres versiones en la gama

El Model X se ofrece en tres versiones, el 75D con batería de 75 kilowatios para 417 kilómetros desde 94.900 euros, el 100D con batería de 100 kilowatios para 565 km. desde 115.200 euros y el P100D de altas prestaciones con 542 km. de autonomía y aceleración de 0 a 100 en 3,1 segundos, a la venta desde 162.750 euros, que es el que hemos probado.

Al acercarnos al coche se abre la puerta, nos sentamos, pisamos el freno y se cierra. Volante, asiento y pedales son convencionales, no tanto la mega-pantalla, en la que podemos pasar muchos minutos configurando cualquier detalle, como por ejemplo si al soltar el pie del freno en un semáforo queremos que el coche se mueva o no. Nos ponemos en marcha. El parabrisas es grande y al Model X entra mucho calor en los días de mayor temperatura del verano. Sorprende que en la pantalla del cuadro de mandos aparezca todo lo que el coche 've' por medio de sus cámaras y sensores: camiones, motos que nos adelantan, líneas del carril y hasta señales de tráfico aparecen en la pantalla, e indican al conductor que el coche ve lo mismo que nosotros.

La marcha es fluida y silenciosa, la calidad aparente muy alta, con piezas de madera y componentes en el cuadro de mandos similares a otros SUV. Desde la pantalla vemos a la perfección las indicaciones del navegador, que utiliza los mapas de Google. El coche tiene una tarjeta telefónica propia para conectarse a internet y ofrece conexión musical a Spotify premium gratuita.

Conducción autónoma

Ya en la autovía conectamos el piloto automático del Model X. Con el control de velocidad en marcha el coche acelera, frena y gira con una suavidad sorprendente, mejor que cualquier modelo del mercado con este nivel 2 de conducción autónoma. El secreto es que el Tesla aprende, memoriza y manda los datos vía internet a la central de California, y la sede de Tesla va mejorando con este 'big data' el comportamiento del coche, que recibe actualizaciones como si fuera un teléfono móvil. Cambiamos de carril con solo tocar le intermitente y un toque de volante, el resto lo hace solo. De prestaciones mejor no hablar, acelera desde cualquier velocidad de un modo que pega al asiento, y sin ruido.

En carretera nacional y con el AutoPilot conectado el Model X gira y se mueve como si tal cosa, de hecho tomamos el volante -siempre llevamos las palmas de las manos sobre el mismo, como manda la ley- porque no nos fiamos todavía de la tecnologías.

Como buen coche moderno que se precio, el Model X tiene varios modos de conducción, pero nada es comparable el 'Ludicrous Plus' o 'tremendamente ridículo'. Lo pulsamos y en la pantalla aparece una secuencia tipo 'hipervelocidad' de 'Star Wars'. Cuando la batería esté en su punto optimo, podremos para el Tesla y acelerar de 0 a 100 en 3,1 segundos. Fascinante.

Con recarga gratuita

El problema de los eléctricos sigue siendo la recarga, y Tesla ya ha instalado en España 11 supercargadores en los que 'repostar' electricidad para 250 kilómetros en 20 minutos. Antes de final de año serán 24 los que estén operativos. En el Model X las recargas son gratuitas de por vida, como lo son en los hoteles con 'Tesla destination charger', en los que podemos cargar gratis mientras estamos alojados.

Este Tesla P100D es para los que quieren lo mejor de lo mejor en coches eléctricos, con un precio que, con algunas opciones, va a rozar los 180.000 euros, pero nos gusta, por ejemplo, que el 75D, ya con tracción total, cueste menos de 100.000 euros, una buena alternativa a las berlinas de gama más alta.

Conclusión

Tesla va muy en serio con su expansión en Europa, ya ofrece servicio de ventas en Valencia y sus coches eléctricos están muy por encima de la escasa competencia en este sector del mercado. El Model X es una excelente propuesta, aunque el alto precio, justificado en parte, limita sus ventas.

Fotos

Vídeos